HA SIDO SEXTO EN EL IRONMAN DE HAWAI

Raña, el triatleta incansable que quiere "ser campeón del mundo de Ironman"

Raña es uno de los pioneros del triatlón en España. Este fin de semana terminó sexto en el campeonato mundial en Kona. Ha charlado con El Confidencial
Foto: Iván Raña entrando en meta en Hawai.
Iván Raña entrando en meta en Hawai.

Iván Raña es uno de los nombres propios y de los pioneros del triatlón en España. El gallego lleva “toda la vida nadando, andando en bici y corriendo” reconoce a El Confidencial horas después de haber terminado sexto en el Campeonato del Mundo de Ironman celebrado en Hawai. Raña debutó en una “prueba mítica” y lo hizo con buen sabor de boca. Acabó exhausto, pero “bien” por haberlo “dado todo”. La prueba comenzó a las 6: 30 de la mañana hora local (Península 18:30 horas) del pasado domingo e Iván tardó en recorrer los 3,8 km de natación, 180 en bici y 42,2 de carrera a pie 8 horas 23 minutos y 43 segundos. Apenas eran las 9 de la noche e Iván estaba “ko”, reconocía su compañero de viaje, el también triatleta profesional Alejandro Santamaría. Unas horas más tarde, el gallego atendía a este diario desde Hawai, mientras terminaba el desayuno y trataba de responder “a todos los mensajes de móvil y de Facebook” que había recibido.

Era el primer campeonato del mundo de Ironman para Ivan Raña. Había nervios, pero, sobre todo, "respeto, mucho respeto”. El triatleta aguantó en la natación, le costó en la bici, donde cedió casi 19 minutos con el líder, y se puso a correr en el puesto 18. Fue en la carrera a pie donde el gallego firmó una remontada que le sirvió para finalizar sexto completando los 42,2 km en un tiempo de 2.47:54. Después de firmar un gran debut, Raña explicaba a este periódico cómo había vivido la experiencia participar en una prueba tan importante: “Se lleva bien. Cuando eres capaz de darlo todo pues lo llevas bien. Me merezco este puesto porque he entrenado para ello y ha sido mejor que terminar de 30 o retirado. Es una prueba mítica que me merecía mucho respeto y preparación especial. Tienes que estar a tope para venir aquí”, reconocía.

La prueba de Kona en Hawai es, probablemente, la más dura de todo el calendario Ironman. La llegada de Raña a la meta ejemplifica la dureza de este circuito. Exhausto y casi de lado a lado después de un circuito de extrema dureza. El gallegó lo explica así: “Cuando entras así es porque antes has estado motivado para darlo todo. Me costó mucho, pero llevaba 20 años para hacerla y por eso consigues llevarlo bien”.

Acostumbrado a participar en prueba de distancia olímpica, Raña se ha pasado al Ironman, la prueba más extrema del triatlón y en la que varían muchas cosas. Los atletas que practican esta disciplina son veteranos, normalmente de 30 años en adelante, como el caso de Iván que tiene 34 y lleva “un año justo corriendo Ironman”. Pese a que los resultados le están acompañando siente ‘morriña’ por la distancia olímpica (1,5 km nadando, 40 en bici y 10 de carrera a pie): “Al final esto el Ironman es triatlón, pero sí echas de menos la distancia olímpica. Voy a correr alguno más porque me gusta, tiene más tensión, es más rápido. En las pruebas más cortas no es necesario estar bien en todas las modalidades para hacer una buena carrera. En Ironman si no estás bien en una te pasa factura”.

Ivan Raña ha tenido que cambiar su plan de entrenamiento para poder correr un Ironman, aunque reconoce que su día a día no ha cambiado demasiado: “El trabajo es muy parecido, cambia un poco en las carreras. Todos los días de mi vida me levanto, voy a nadar, a correr, a andar en bici y al gimnasio. Cuando entrenas Ironman, haces bici más fuerte y por eso después sales a correr fundido. En la distancia olímpica es todo más tranquilo y corres mejor”. El gallego explica cómo fue aquella experiencia de ser ciclista profesional durante la temporada 2009: “Llevo toda la vida en el triatlón haciendo natación, bicicleta y corriendo. Tengo adaptación y experiencia. Tengo un poco la espina clavada de cuando hice sólo ciclismo pero tampoco es para tanto. Quería probar lo que era ir sólo en bici y más rápido. Ahora estoy bien en Ironman”.

Aunque ha cambiado de disciplina, Raña es un experto nato en este deporte, olímpico en Sidney, Atenas y Pekín y campeón del mundo en 2002, entre otros títulos, todavía se sigue marcando metas: “Quiero hacer un podio aquí en Hawai. Ojalá sea para ser campeón del mundo. Aquí el primero que gana es el que mejor está, el que mejor preparado llega. La ilusión es intentar acabar las carreras, ahora sé más que hace diez años y eso motiva”, asegura.

Después de esta carrera y de haber vivido esta gran experiencia, Raña estará unas semanas de vacaciones “pero menos de tres”. Eso sí, sólo está “parado 2 o 3 días” luego, ya empieza a “mover el cuerpo para estar activo”. Ese es el pensamiento de un trabajador incansable en lo que le apasiona, el triatlón, y aunque vaya a estar parado tan poco tiempo, sí que se tomará su espacio para “descansar, ir a la playa, aunque sea en invierno, y comer bien”. Todo, mientras empieza a planear su preparación para tratar de ser campeón del mundo de Ironman. El último reto de un treintañero con una carrera repleta de éxitos. 

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC