NO ES UNA SITUACIÓN TAN MALA COMO APARENTA

La película de terror que Jorge Lorenzo está grabando en Ducati

Esperaba drama, pero no escenas de 'pánico': sumar 5 puntos en dos carreras no estaba previsto en el guion de su nueva etapa y, no obstante, la película no es tan terrorífica como se pinta

Foto: Jorge Lorenzo, este fin de semana en Termas de Río Hondo. (EFE)
Jorge Lorenzo, este fin de semana en Termas de Río Hondo. (EFE)

“Hemos encontrado el camino para ir mucho mejor, pero por alguna razón no estamos teniendo suerte para poder hacer más kilómetros y demostrarlo”. Quizás sólo sea cuestión de un click y lo que ahora se ve muy oscuro pase a un tono más claro, porque el matrimonio entre Jorge Lorenzo y Ducati no es tan terrorífico como aparenta. Si algo le ha podido salir mal, ha salido peor y las dos pruebas que se llevan en 2017 camuflan el auténtico potencial de esta pareja de MotoGP. No están para ganar, pero sí para incordiar más.

Jorge se cayó este domingo y mostró rabia, frustración e impotencia. No podía ser verdad... “Lo único positivo del fin de semana es que no me he hecho daño y hemos encontrado mi posición encima de la moto y también he entendido un poco más la manera de parar la moto en las frenadas y ser más competitivo, a pesar de que no lo hemos podido materializar en la pista. Hasta ahora siempre hemos estado cambiando la moto y no me he podido concentrar en adaptarme a una base, aunque ahora parece ser que ya tenemos una base estándar. Es difícil ver el lado positivo, pero soy positivo”. Jorge Lorenzo pelea en la pista por dominar la moto y fuera del asfalto por controlar su mente. Ver el vaso medio lleno siempre ayuda más que verlo medio vacío.

El piloto mallorquín, que cumplirá 30 años en menos de un mes, es un atleta que alcanza su máximo nivel cuando todas las piezas que tiene a su alrededor cree que están alineadas correctamente. Necesita concentrarse mucho, también estar convencido de lo que hace y tiene para rendir como lo ha hecho durante la conquista de sus cinco títulos mundiales. No se le ha olvidado pilotar, simplemente han confluido demasiados pequeños detalles en su contra para que, sumados todos, esté en la compleja situación actual.

El trabajo psicológico de Lorenzo

5 puntos en dos carreras (por 20 de su compañero, Dovizioso, que subió al podio en el estreno del mundial) atentan contra la confianza de cualquier piloto aspirante a todo. Son números que exigen a la cabeza de Lorenzo control y trabajo mental para seguir viendo “el lado positivo” que comentaba tras la carrera de Argentina. La situación es complicada, pero no tan fea como se está dibujando. Tiene una importante labor psicológica para no caer en la debilidad de la desconfianza.

Lorenzo llevaba nueve años en Yamaha, posiblemente la moto que menos ha cambiado y ahora se ha montado en una muy particular. Ha pasado del día a la noche, se ha ido de un extremo a otro. Sabía a lo que iba y contaba con la experiencia de cómo le había ido a otros pilotos, sin ir más lejos a Rossi. Aún así, el guion de la película que está protagonizando ha saltado del género dramático al de terror.

[Lea más noticias de motociclismo]

Ahora llegan Austin y Jerez, dos circuitos que no se han adaptado históricamente a Ducati y en los cuales espera poder dar algún síntoma positivo. “Me subiría a la moto ahora mismo para poder dar vueltas. Espero tener buen clima en Estados Unidos para confirmar la mejora que yo creo que hemos hecho”, insistía un Lorenzo que muestra energía y fuerza para volver a reescribir el mencionado guion y dar un giro al film para no asustar a los espectadores al otro lado de la pantalla.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios