RODARÁN ESTOS DÍAS EN UN TEST EN JEREZ

Márquez consigue que Honda se gaste dos de sus cinco balas

HRC ha cambiado la agenda y ha convocado en Jerez a Marc Márquez y Dani Pedrosa para seguir trabajando en la Honda RC213V 2017 durante dos días y afinar la moto antes de ir a Qatar

Foto: Marc Márquez durante esta pretemporada, en Sepang.
Marc Márquez durante esta pretemporada, en Sepang.

Marc Márquez es una persona insistente, y su determinación es esa actitud que marca la diferencia entre los que se conforman y los que quieren lo mejor. Cualquier otro se daría por satisfecho viendo el rendimiento que está teniendo durante la pretemporada. A pesar de los problemas sufridos, especialmente en las pruebas de Sepang, Márquez y Honda no pierden la cara ante Maverick Viñales y Yamaha, sin duda, el binomio más en forma del invierno. Por eso durante estos días el equipo japonés ha alterado sus planes y gastará en Jerez dos de sus cinco días de test al año antes de la primera carrera.

[Márquez mosquea a Viñales tras perseguirle]

Quizás la Honda no es en estos momentos la moto perfecta que busca Márquez, pero él se las apaña para sacarle todo lo que tiene y auparse a las primeras posiciones, impresionando con su ritmo en tandas largas, que nadie puede igualar. Pero no es suficiente. No para Márquez, que se reconoce incluso algo agobiante con esta cuestión. Tanto que, coincidiendo con su 24º cumpleaños en Phillip Island, los ingenieros de HRC le regalaron una lupa: “Soy un poco pesado y les dije cien veces que teníamos que buscar el problema, y me han regalado una lupa para que lo encuentre yo…”, comentó Márquez, divertido, la anécdota de las últimas pruebas.

Márquez terminó los entrenamientos de Phillip Island con sensaciones positivas: “La verdad es que HRC se está volcando mucho. Están trabajando como nunca. De eso se trata, de ir reduciendo esa distancia. Hemos encontrado el camino, ahora se trata de ajustar cosas. Sonreí de nuevo en la moto. Pero aún no es al cien por cien lo que yo quiero”, dijo a modo de análisis, demostrando el alto nivel de exigencia que se impone para sí mismo y para el equipo.

Más pruebas en Jerez

Las próximas pruebas de MotoGP están programadas para el 10 de marzo en el circuito de Losail, escenario del Gran Premio de Qatar, el próximo 26 de marzo. Sin embargo, en Honda existe la necesidad de seguir trabajando en la moto, y es una carrera contrarreloj. Por eso el equipo ha decidido realizar dos jornadas de pruebas, viernes y sábado, en Jerez, donde Márquez y Pedrosa seguirán trabajando con la misma pauta marcada en Phillip Island.

Honda ha elegido Jerez para estas pruebas por diversos motivos. Desde el punto de vista logístico, la pista gaditana no es el escenario más idóneo habida cuenta que el material se trasladó de Australia a Jerez. Luego volverá a Japón para desplazarlo posteriormente a Qatar. Habría resultado más práctico rodar en Sepang, por ejemplo, pero los problemas que sufre la pista malaya desde su reasfaltado hacen que el tiempo de trabajo se reduzca considerablemente. Sin embargo, las buenas previsiones meteorológicas para estos días en Jerez permitirán al equipo disfrutar de dos jornadas completas de ocho horas con máximo aprovechamiento del tiempo.

Luego hay otra circunstancia fundamental: Jerez será una referencia mucho más real de su verdadero nivel. La pretemporada en Sepang, Phillip Island y Losail no siempre es una referencia fidedigna. Son tres pistas cuyas peculiaridades no garantizan que lo que funcione allí vaya a funcionar en otros sitios. En el pasado Sepang era mejor referencia, pero con la cuestión del nuevo asfalto ha perdido bastante valía. Phillip Island también es una pista peculiar, y además las condiciones meteorológicas de las pruebas (verano austral), difieren completamente de las del Gran Premio (primavera austral). Y en Losail, el hecho de ser la única carrera nocturna del campeonato hace necesario un entrenamiento específico porque no habrá condiciones iguales en ninguna otra pista del campeonato.

Una decisión importante

Este paso dado por Honda es sumamente importante, porque supone consumir dos de los cinco días de libre disposición para entrenar que disfrutan los equipos de MotoGP durante la temporada. Antes de que empiece el campeonato las escuderías cuentan con tres entrenamientos conjuntos de tres días en pretemporada (febrero y marzo), más las pruebas que se realizan después del último Gran Premio del año (noviembre). También habrá una jornada de pruebas común tras algunas carreras, pero de modo privado los equipos sólo disponen de cinco días. Honda va a consumir dos de esos días.

Como no está permitido trabajar en la evolución de los motores una vez que empiece la temporada, el hecho de incrementar el trabajo en pretemporada es un indicativo de la necesidad que tiene HRC de hacer importantes ajustes en la moto, seguramente no sólo a nivel de electrónica. En Phillip Island, Márquez todavía tenía dudas sobre el terreno en el que había que moverse: “Aún estamos perdiendo algo y no sabemos si viene del motor o de la electrónica”, decía entonces, y aunque finalmente indicó que habían “encontrado el camino”, reconocía que motor y electrónica no funcionaban como a él le gustaría.

[Más noticias de motociclismo]

Honda no quiere que se repita la experiencia vivida en 2016, con una primera mitad de año angustiosa, aunque hábilmente resuelta por el buen hacer de Márquez. Pero la solución no es confiar en que aparezca 'San Marc' y lo resuelva todo, por eso están dispuestos a sacrificar los días que sean necesarios antes de que arranque el campeonato para dejar la moto lo más afinada posible. La realidad es que el año pasado se vieron favorecidos por los excesivos fallos sufridos por Yamaha y sus pilotos, una situación de la que todos han aprendido y nadie quiere que vuelva a repetirse.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios