LOGRÓ SU SEGUNDO TROFEO PROFESIONAL

Jon Rahm y la leyenda del Sunday Tiger con un vestido de superhéroe

Este domingo, Jon Rahm logró su segundo trofeo como profesional con un domingo en el que no dio opción a que nadie se le acercara. Ganó como Tiger Woods en sus mejores tiempos

Foto: Jon Rahm en el Abierto de Irlanda. (Reuters)
Jon Rahm en el Abierto de Irlanda. (Reuters)

El 16 de agosto de 2009 Tiger Woods salía a jugar la cuarta ronda del PGA Championship como líder con tres golpes de ventaja sobre el coreano Y.E. Yang. Todos los analistas y aficionados del golf ya le habían adjudicado su decimoquinto grande en el palmarés. Normal. El dato no tenía vuelta de hoja: Woods había salido a jugar como líder la última ronda de un Major en catorce ocasiones y su porcentaje de victoria era del 100%. 14 de 14. Jon Rahm, ha comenzado bien este camino.

Es la leyenda del Sunday Tiger, que además fue confirmada por la excepción. El gran campeón californiano no ganó ese día y de hecho no ha vuelto a ganar un Grande. Se puede abundar más en esta leyenda. No fue sólo una cosa de los Majors. Tiger presenta en su carrera un balance de 54 victorias en los 58 torneos que salió como líder. Devastador. Único en la historia de este deporte.

La leyenda tenía hasta su propia escenografía. El gigante de Cypress siempre salía a jugar los domingos, fuese o no de líder, vestido con polo rojo y pantalones negros. Era algo así como su uniforme de superhéroe.

El inexperto golfista español

Ahora damos un salto en el tiempo. Viajamos al sábado 8 de julio de 2017. Jon Rahm acaba de firmar un 67 que le ha llevado hasta el liderato una vez finalizada la tercera jornada del Open de Irlanda en Portstewart, Irlanda del Norte. Dos periodistas españoles departen con el jugador de Barrika en animada charla. El debate surge solo. ¿Se va a sentir bien el joven e inexperto golfista vizcaíno saliendo por primera en su carrera profesional como líder, tratándose además de un torneo de las Rolex Series del European Tour, dotado con siete millones de dólares en premios?

Jon ni siquiera pestañeó. Tiene muy claro el perfil de jugador que quiere ser y coincide con el de la leyenda de Sunday Tiger. “Es algo totalmente nuevo para mí, pero creo que siempre es mejor ir por delante y sentirte dominador de la situación”, aseguraba Rahm.

Jon Rahm con su trofeo cristalino. (Reuters)
Jon Rahm con su trofeo cristalino. (Reuters)

Aunque evidentemente la carrera de Woods es inabordable y Jon Rahm no ha hecho más que empezar, establecemos el paralelismo porque fue el propio jugador vasco quien lo citó en esta conversación. “Ya lo decía Tiger, no darle una oportunidad a los que te persiguen, si quieren cogerme tendrán que jugar muy bien y hacer muchos birdies, si no me alejaré...”.

Rahm, vistiendo también de rojo

Y exactamente eso es lo que hizo un majestuoso Rahm este domingo en el Strand Course de Portstewart. Vestido también de rojo, aunque llevase un jersey azul por las frías temperaturas de Irlanda del Norte, frenó cualquier ataque rival con un magnífico putt de par en el hoyo 2 y los alejó con uno de los golpes del año, al embocar para eagle desde 140 metros con un hierro 7.

Rahm no sólo mantuvo el liderato, sino que acabó ganando con seis golpes de ventaja. Aplastante. Uno de uno. Empieza su propia historia. Y lo hizo además con un valor añadido que hay que saber apreciar. Apenas cinco minutos antes de empezar su ronda comenzó a llover sobre la costa Atlántica de Irlanda de Norte y ya no cesó hasta el final. Sin parar casi cuatro horas, el tiempo que estuvo Rahm en el campo. Es cierto que no sopló el viento con mucha fuerza y que las temperaturas no bajaron hasta extremos verdaderamente alarmantes, pero, si vale el ejemplo, no se recuerda a Tiger Woods ganando en un links con el paraguas del hoyo 1 al 18.

Mirando hacia el tercer Major de la temporada, había dos incógnitas abiertas sobre Jon Rahm. Una, su mal rendimiento en Erin Hills (US Open de junio) provocado por la ansiedad de ganar el primer Grande y aderezado con un comportamiento que provocó numerosas críticas y por el que ha pedido perdón públicamente; y dos, su pobre récord en los campos tipo links, donde jamás había ganado ni había sido capaz de mostrar su mejor versión. La segunda incógnita ha quedado sobradamente despejada en un bello links irlandés. La próxima semana, en el Open Championship de Royal Birkdale, veremos si es también capaz de despejar la primera. Pero todos los indicios apuntan a que Jon Rahm va a ser protagonista en el recorrido de Southport.

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios