LA 2016-17 ES UNA DE LAS MÁS EMOCIONANTES

De Tenerife al 'Tamudazo': otras Ligas que se decidieron en el último suspiro

A falta de 180 minutos, el Real Madrid sabe que debe de sumar cuatro puntos de los seis que quedan en juego para ser campeón; por detrás, el Barça acecha a la espera del fallo

Foto:

La Liga se acaba. En cinco días, a eso de las 22:00 horas, se conocerá el desenlace de uno de los campeonatos nacionales más igualados de los últimos años, en el que Real Madrid y Barcelona han peleado hasta el final por hacerse con el título. Antes de la última jornada, el conjunto blanco tendrá que disputar el partido aplazado ante el Celta de Vigo, donde sabe que debe puntuar para seguir dependiendo de sí mismo para ser campeón. Y es que, pase lo que pase en Balaídos, esta Liga puede presumir de formar parte del 'top ten' de campeonatos nacionales más emocionantes y peleados de todos los tiempos.

Real Madrid y Barcelona suman, en este momento, 87 puntos en su haber. En este momento, es el conjunto azulgrana el que lidera la clasificación, pues el empate a puntos le beneficia al tener el 'gol average' particular con los blancos a su favor, tras la victoria en el Santiago Bernabéu. Por ello, para ser campeones, el conjunto de Zinedine Zidane necesita sumar cuatro de los últimos seis puntos para depender de sí mismo; en caso de sufrir una derrota, deberá mejorar en el último partido el resultado que consigan los culés por lo que, en caso de victoria del Barça, nada podrían hacer los madridistas para llevarse el título.

Sea como fuere, el desenlace final recuerda al de aquellas históricas ligas que todos tenemos en mente. Estas son algunas de las más emocionantes:

Real Sociedad (1980-81)

Real Madrid y Real Sociedad llegaban a la última jornada con opciones de llevarse el título. La única combinación posible para que los blancos fueran campeones pasaba por ganar en Valladolid y que los vascos perdieran ante el Sporting en El Molinón. Los madridistas cumplieron con su parte, venciendo 1 a 3 en Zorrilla; al término de su encuentro, la Real perdía 2 a 1, lo que incluso les llevó a celebrar el título, con Juanito caminando de rodillas por el césped... pero en el tiempo de descuento, un gol de Jesús Mari Zamora daba su primer título de Liga al conjunto 'txuri-urdin', dejando al Madrid con la miel en los labios.

Real Sociedad (1981-82)

Un año más tarde, la situación volvió a repetirse. La Real Sociedad llegaba a la última jornada dependiendo de sí mismo, mientras que Barcelona y Real Madrid acechaban por detrás, a la espera de una derrota de los líderes para pelear por el título. Los culés necesitaban una victoria y la derrota de la Real y, el Madrid ganar, un pinchazo del Barça y la derrota del lider; pues bien, el conjunto 'txuriurdin' fue el único que cumplió, al llevarse la victoria por 2 a 1 ante el Athletic, mientras que sus dos perseguidores pincharon: los azulgrana no pasaron del empate ante el Betis (2-2), mientras que los madridistas perdieron en Santander (3-2).

Barcelona (1991-92)

Real Madrid y Barcelona llegaban a la última jornada con opciones de llevarse el título. El Madrid dependía de sí mismo, pues ganando en Tenerife era campeón, mientras que los culés debían de ganar al Athletic. Los azulgranas cumplieron con su objetivo, venciendo 2 a 0 al Athletic, pero los blancos regalaron la Liga al eterno rival. Pese a ponerse ganando 0 a 2 en el Heliodoro Rodríguez López, el Tenerife fue capaz de darle la vuelta al marcador para dar el título a los culés: quedaría para la historia aquel mítico gol de Pier, con la inexplicable cesión de 40 metros de Sanchís a Buyo que supuso la victoria tinerfeña.

Barcelona (1992-93)

El destino fue caprichoso y quiso que, sólo un año después, se viviera exactamente la misma situación. El Real Madrid debía de ganar en Tenerife para ser campeón mientras que, el Barcelona debía de ganar otra vez a un equipo vasco, en este caso, la Real Sociedad. El Barça cumplió de nuevo con el pronóstico, al vencer por 1 a 0 en el Camp Nou y el Madrid, otra vez más, fue incapaz de superar al Tenerife, que derrotaría a los blancos por 2 a 0. Oscar Alberto Dertycia y Chano dieron la victoria, ambos con goles de cabeza, a su equipo y dieron la una nueva Liga al Barcelona.

Barcelona (1993-94)

El Deportivo de la Coruña acariciaba con las dos manos la consecución de su primer título liguero. El conjunto gallego tan sólo necesitaba ganar al Valencia para ser campeón, mientras que el Barcelona necesitaba un milagro: derrotar al Sevilla y esperar un tropiezo del líder. Pese a comenzar mal el partido, los azulgrana consiguieron enderezarlo, para terminar por llevarse la victoria por 5 a 2. Era el minuto 90, el Dépor no pasaba del empate y llegaba su oportunidad: un claro penalti de Serer a Nando. Djukic fue el encargado de lanzarlo, pero González detuvo el sueño gallego, dando la Liga al Barcelona.

Atlético de Madrid (1995-96)

En la primera temporada en la que la victoria pasó a valer tres puntos, el Atlético de Madrid consiguió el doblete. Para conseguir el título de Liga, debió de esperar a la última jornada, en la que necesitaba derrotar al Albacete en el Calderón. por detrás, el Valencia era el único equipo que tenía opciones el título, pero necesitaba ganar al Celta en Balaídos y esperar un tropiezo rojiblanco. Los 'ché' no pudieron pasar del empate a uno, mientras que los goles de Simeone y Kiko ante el 'queso mecánico' hizo posible que el Atlético de Madrid se convirtiera en campeón de Liga en la última jornada.

Deportivo de la Coruña (1999-2000)

El Deportivo, como hacía seis temporadas, dependía de sí mismo para ser campeón de Liga. Sin embargo, en esta ocasión le valía un empate y jugaba en Riazor. Por detrás, el Barcelona era el único que optaba al título, para lo que necesitaba ganar y que los gallegos perdieran. Pero, en esta ocasión, los de Jabo Irureta no iban a perder la oportunidad de convertirse en campeones: los goles de Donato y Makaay iban a dar la victoria a los coruñeses, en una jornada en la que el Barça no pudo ni tan siquiera cumplir con su objetivo, al no pasar del empate a dos ante el Celta de Vigo.

Real Madrid (2006-07)

Posiblemente, una de las Ligas más emocionantes de todos los tiempos. En la jornada 37 de la Liga, Real Madrid y Barcelona estaban empatados en la clasificación, aunque con ventaja para los blancos por el 'gol average'. El Madrid visitaba Zaragoza y el Barça recibía al Espanyol: todo se ponía de cara para los culés, cuando vencían por 2-1 mientras los madridistas perdían por el mismo resultado. Entonces, en el minuto 89, todo iba a cambiar: Van Nistelrooy marcaba para el Madrid y, sólo diez segundos después, Tamudo hacía la propio en el Camp Nou. Los blancos se aseguraban media Liga.

El Madrid, que durante aquella Liga remontó varios partidos para alzarse campeón, afrontaba la última jornada ante el Mallorca, en la que necesitaba hacer lo mismo que el Barça para ser campeones. Los azulgrana no fallaron, y vencieron por un contundente 1-5 al Gimnàstic de Tarragona, lo que obligaba al Madrid a ganar. Pero Varela adelantaba al Mallorca a los primeras de cambio, lo que obligaba a los blancos a remontar. Dos goles de Reyes y uno de Diarra en el tramo final de la segunda parte consiguieron dar el título liguero al Real Madrid de Fabio Capello.

Atlético de Madrid (2013-14)

El Atlético de Madrid llegaba a la última jornada como líder de la Liga. Con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona, el destino quiso que el último partido del campeonato enfrentara a ambos clubes en el Camp Nou. El Barça era consciente de que sólo sería campeón si ganaba el encuentro; el Atlético, por su parte, sólo necesitaba puntuar. Alexis Sánchez puso por delante a los azulgrana, resultado con el que se llegó al descanso del partido. Pero nada más comenzar la segunda mitad, un cabezazo de Godín iba a dar al Atlético el triunfo liguero ante un Barça que nada pudo hacer por revertir el marcador.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios