doblete del belga y dos penas máximas falladas

Carrasco liquida a Osasuna, el Atlético aviva más la maldición de los penaltis

Un doblete de Carrasco liquidó a un débil Osasuna que enfila el camino de Segunda. Lo peor, dos penas máximas falladas por el Atlético de Madrid, que avivan una maldición

Foto: El belga Carrasco firmó un doblete que allanó el camino del fácil triunfo del Atlético de Madrid ante Osasuna. (Reuters)
El belga Carrasco firmó un doblete que allanó el camino del fácil triunfo del Atlético de Madrid ante Osasuna. (Reuters)

Sin brillo, pero con la contundencia necesaria. La justa. El Atlético de Madrid, con la vista puesta en el partido de vuelta ante el Leicester, despachó una grisácea actuación, pero ganando con mucha comodidad. Simeone reservó a Griezmann, además de Saúl y Savic, pensando en la gran cita de Champions League y ante Osasuna apareció Carrasco para encargarse de los goles. Dos apariciones del belga fueron suficientes para amarrar la tercera plaza de LaLiga, con un equipo navarro enfilando ya el camino hacia la Segunda división. Tras dos triunfos que le dieron aire, en el Vicente Calderón regresó a la dura realidad. No tiene categoría para estar en la élite. Un encuentro que a última hora puso alguna sombra en el debe del Atleti, que falló de una tacada dos penaltis. Ya son seis seguidos errados en el campeonato doméstico. Es para mirárselo.

Y lo es pensando en el ajustado resultado con el que afronta el Atlético de Madrid su visita a Leicester, donde se juega la temporada. Su manifiesta superioridad no se reflejó en toda su dimensión en el partido de ida, con un 1-0 que deja abierta la eliminatoria. Más le vale al equipo rojiblanco no tener que jugársela desde el punto de penalti, es más que evidente. Por lo visto este sábado, también evocando otros momentos, como la última final de Champions. Ni siquiera Simeone supo, o pudo, explicar lo sucedido ante Osasuna. "Es una acción individual y es muy complicado de explicar lo que pasó", manifestó el argentino. "No es mala suerte", remató, para dejar claro que detrás de tantos fallos se esconde algo.

Volviendo al partido, Osasuna se armó con decoro durante la primera media hora, en la que el Atlético de Madrid apenas generó peligro. Lo intentó por los costados el equipo del Cholo Simeone, pero ni un buen balón penetraba en el corazón del área con limpieza, barriendo la zaga visitante todo lo que pasaba por los dominios de Sirigu sin mayores problemas. Sólo una cabalgada de Giménez, de lo más potable antes del descanso, que acabó con Ángel Correa sin poder percutir el balón, fue lo más destacado en el arranque.

Poco a poco fue dando más vida a su juego el Atlético, frente a un Osasuna que en ataque ni aparecía. El partido era difícil de masticar, grisáceo en todo momento, pero con una cosa clara, el propietario del campo acabaría inaugurando el marcador a la primera oportunidad. Eso sucedió, aunque en una acción individual. Carrasco se lo guisó solo y un derechazo desde la lejanía dejó batido a Sirigu. No le hizo falta mucho más al equipo de Simeone, con un Fernando Torres que sólo conectó con limpieza el balón dentro del área una vez, con vaselina que se quedó a medio camino.

Fernando Torres se quedó sin marcar ante Osasuna. (EFE)
Fernando Torres se quedó sin marcar ante Osasuna. (EFE)

Dos penaltis

Para Osasuna es un mundo marcar, mucho más remontar. Por mucho que en sus filas tenga un delantero tan interesante como Sergio León, no es argumento suficiente. Menos ante un equipo tan complicado de derribar como el Atlético. Si ya se le puso cara de perdedor al bloque adiestrado por Petar Vasiljević antes del intermedio, peor aspecto adquirió nada más comenzar el segundo acto. Un centro desde un costado acabó con Carrasco metiendo la cabeza para colocar el segundo gol en el marcador. Lo hizo sin oposición, con la defensa rival de vacaciones. El partido quedaba enterrado.

[Más noticias del Atlético de Madrid]

Lo que quedaba, todo el segundo tiempo, sólo sirvió para que se buscara a Fernando Torres para que sumara un gol reconfortante, cosa que evitó el guardameta de Osasuna. También para que el Vicente Calderón jaleara a Tiago tras un largo tiempo de ausencia. Poco a poco se va despidiendo el portugués de la entidad rojiblanca. El ambiente festivo y relajado también guardó para Cerci su momento, ingresando en el terreno de juego para disputar la recta final. Se llevó su buena ración de aplausos el italiano, más con cachondeo por medio que otra cosa, en los minutos de la basura, que fueron muchos en un partido sin historia.

La recta final cogió fuelle de manera inesperada. Ese par de penaltis señalados a favor del Atlético de Madrid dieron brillo a Sirigu, con un par de intervenciones estelares para evitar así una goleada mayor. Primero le ganó la partida a Carrasco y poco después a Thomas. Lo dicho, no se quita el equipo rojiblanco esa maldición con las penas máximas y que tan malos y recientes recuerdos tiene en su historial.

Ficha técnica:

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe (Savic, m. 66); Gaitán (Cerci, m. 75), Giménez, Thomas, Carrasco; Torres (Tiago, m. 70) y Correa.

0 - Osasuna: Sirigu; Olavide (De las Cuevas, m. 56), Oier, David García, Fuentes, Clerc (Aitor Buñuel, m. 56); Causic, Fausto Tienza; Berenguer, Sergio León y Nenan.

Goles: 1-0, m. 29: Carrasco, de jugada individual y tiro ajustado al poste. 2-0, m. 46: Carrasco cabecea un centro perfecto de Gaitán. 3-0, m. 60: Filipe Luis define dentro del área, a pase de Correa.

Árbitro: Melero López (C. Andaluz). Amonestó al local Giménez (m. 25) y a los visitante Nenan (m. 43), Oier (m. 53) y Sirigu (m. 87).

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 32 de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 48.000 espectadores.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios