Con la final de la Supercopa de Europa a una semana vista (12 de agosto en Cardiff), el Real Madrid todavía tiene asuntos pendientes que resolver. Empezando por el de la portería y siguiendo con Di María, al margen de otras cuestiones que pueden protagonizar la actualidad del Real Madrid por sorpresa. Florentino Pérez y Jorge Mendes, acompañados por José Ángel Sánchez (Director General del club), almorzaron este lunes en el Santiago Bernabéu abordando diferentes cuestiones. Importante cumbre, según pudo saber El Confidencial, para solucionar varios temas pendientes.

La venta de Di María debe producirse en cualquier momento, después de que James Rodríguez haya llegado al club para reforzar el centro del campo. Las negociaciones con el París Saint Germain dan sus últimos coletazos, pero por el momento no se ha oficializado el acuerdo. El futbolista, que ganará 8 millones de euros, ya lo tiene todo hablado con el club parisino.

El tremendo follón que hay en la portería del Real Madrid fue otro de los asuntos que se abordaron durante este almuerzo. Jorge Mendes es el agente de José Mourinho, el técnico que reclutó a Courtois para el presente ejercicio tras tres años cedido en el Atlético de Madrid. El guardameta belga es fijo para el portugués, pero el club blanco ha recuperado su interés en él.

Aunque el objetivo del Real Madrid era quedarse con Iker Casillas y traspasar a Diego López, en las últimas horas el plan ha variado. Como informó El Confidencial, en el club se empieza a tener claro que la salida de Iker es también necesaria, a la vista del rendimiento que ofreció el pasado sábado en Manchester y a señales que ha mandado el portero. Se le ha visto cabizbajo y lejano durante esta pretemporada, algo que ha llamado la atención.

El Real Madrid ya se planteó el fichaje de Courtois hace meses, pero Mourinho tenía claro que iba a ser su portero titular esta temporada. El guardameta, pese a su brillante etapa en el Atlético de Madrid, sí estaría dispuesto a vestirse de blanco. Luchó por quedarse un año en Madrid, donde su novia estudia. Mou no le dio la más mínima opción...

El Chelsea 'invitó' en su día a Petr Cech, portero titular indiscutible durante las últimas temporadas, a aceptar alguna buena oferta que le pudiera llegar, dado que Courtois, a priori, parece intocable. Con este escenario, el club londinense se fijó en Diego López, que también cuenta con una oferta del Mónaco. Cuestiones que siguen en el aire y que en este almuerzo salieron a colación.