Se acerca el primer día de entrenamiento del nuevo Atlético de Madrid y Simeone aún no conoce las piezas con las que contará en este proyecto. En cuanto a la delantera, tras el adiós definitivo de Diego Costa y David Villa, el club rojiblanco tiene cerrada la llegada del belga Romelu Lukaku y persigue la contratación de otro goleador contrastado, donde el mejor colocado sigue siendo el madrileño Álvaro Negredo.

Lukaku, de 21 años y que está disputando el Mundial con su país, llegará cedido al Atlético. El Chelsea, club que posee los derechos del atacante, ha accedido a este préstamo de cara a la temporada 2014/15. El acuerdo se enmarca dentro de las varias operaciones que el equipo de Roman Abramovich mantiene con los dirigentes colchoneros, toda vez que los ‘blues’ están interesados en varios de los futbolistas que alcanzaron la Liga y el subcampeonato de Europa. Si con Costa la venta estaba cerrada desde hace meses, el tira y afloja que mantienen ahora por Filipe Luis está siendo mucho más complicado de solucionar.

Filipe, durante la celebración de la Liga.Filipe, durante la celebración de la Liga.

El lateral brasileño decidió que era hora de un cambio de aires, y así se lo comunicó al club tras la final de la Champions en Lisboa. Los mandatarios atléticos están continuamente en contacto con los del Chelsea, que en los últimos días pelean intensamente para desbloquear una operación que sigue enquistada. El pago íntegro de la cláusula de rescisión no es lo que desean los londinenses, por lo que tratan de negociar un precio de venta menor que les ahorre unos cuantos millones de euros. Por su parte, los dueños del Atlético mantienen una posición firme en busca de sacar algún otro beneficio en el mercado de fichajes.

Una nueva cesión de Courtois se da por imposible por parte del Chelsea. Mourinho lo considera fundamental y no está dispuesto a dar su brazo a torcer. Desde el Manzanares, se intentó en la operación de Costa conseguir mantener al portero belga, quien es realmente el ‘fichaje’ más deseado del Cholo. Y mientras sigue sin ser oficial la vuelta definitiva de Courtois a Stamford Bridge, en el Atlético mantienen un hilo de esperanza de sacar tajada en las negociaciones.

Sea como sea, el campeón de Liga necesita millones para poder seguir con la regeneración de la plantilla. La venta de Filipe Luis es una de las llaves principales para ello y, tras el deseo firme del futbolista de marcharse, los dos equipos están condenados a entenderse. En parecida situación está Miranda, quien también pidió al club que se aceptara alguna de las ofertas que habían llegado por él. En ese baile de nombres, la llegada de Lukaku está sólo a la espera de los últimos flecos y del anuncio oficial.