Dentro de la política de renovaciones de sus hombres importantes, el Atlético de Madrid ha llegado a un acuerdo con Koke para aumentarle la ficha y la cláusula de un contrato que acaba en 2018. Pero de esos dos apartados retocados, sólo el primero, los emolumentos, es significativo. Bien es sabido que el precio del futbolista puede convertirse en papel mojado a las primeras de cambio.

Es una historia varias veces vista en el club rojiblanco. El canterano es uno de las mayores promesas del fútbol español, y varios clubes importantes ya le siguen la pista, con el Manchester United a la cabeza. Ante esa realidad, los dueños del Atlético le han ofrecido una mejora en la vinculación que une a ambas partes, tal y como adelantó el diario Marca este sábado.

Para romper unilateralmente su contrato, el centrocampista internacional tenía que pagar 24 millones, cantidad que ahora se ha multiplicado aproximadamente por dos, según ha podido confirmar El Confidencial. Viendo los precedentes, ese movimiento de despachos llevado en secreto no significa que se haya blindado al futbolista, ni mucho menos.

El mayor reto de Simeone

Como ya pasara con Fernando Torres o el Kun Agüero, el paso previo de la entidad del Manzanares antes de aceptar la venta de uno de sus mejores jugadores fue ampliarle la cláusula y la duración del contrato. De esta manera, aparte de calmar temporalmente a la afición, se aseguraba una mayor cantidad en el precio del traspaso que terminó acordando con el destinatario. Operación que no debe descartarse a medio plazo con Koke, tratándose de un equipo con necesidades económicas que le hacen muy complicado mantener a toda la plantilla actual.

Simeone, con Koke al fondo.Simeone, con Koke al fondo.Simeone, que siempre se ha mostrado satisfecho en público y en privado por el respeto que se tiene a sus decisiones en el apartado de salidas, está consiguiendo que sus jugadores vayan firmando mejoras contractuales. Es el premio que, entiende, merecen aquellos futbolistas que protagonizan la vuelta del club a la lucha por todos los títulos. Uno de estos hombres es Koke, y si finalmente el vallecano hace carrera larga en el club donde se formó, significará que el Cholo ha conseguido cambiar hasta la facilidad con la que el Atlético se ha venido desprendiendo de sus pilares.