Sorprendió el fichaje de David Villa no por el cambio de aires sino por el coste de la operación: 5 millones como máximo de los que el Atlético, de momento, sólo ha abonado 2’1. Los dos plazos restantes, de cumplirse, supondrían un desembolso de dos millones y uno. El precio del delantero asturiano no dejó indiferente a nadie, pero muy pocos conocían la letra pequeña de la venta. El Barcelona se reservaba el derecho sobre dos de las perlas rojiblancas: Saúl, actualmente en las filas del Rayo, y Javier Manquillo. Así lo confirmaba Josep María Bartomeu este martes.

Horas después de las declaraciones del vicepresidente deportivo del club azulgrana, el Atlético de Madrid hacía pública la triple renovación de Koke Resurrección, Óliver Torres y el propio Manquillo cuya cláusula de rescisión es de seis millones. El canterano tiene ficha con la primera plantilla y durante la campaña pasada formó parte del trío del que hacía uso Simeone siendo el más empleado por el técnico argentino. No es de extrañar porque sus cualidades han quedado demostradas recordando, en cierta forma, a Dani Alves: potencia, electricidad, subida, físico y proyección. A sus 19 años, domina el lateral derecho a la perfección dibujando el perfil del jugador perfecto para suplir al brasileño en caso de que el Barcelona ejerza su derecho.

Recorrido y calidad tiene. Y es que este joven talento que apunta maneras de estrella comenzó su historia en el Real Madrid junto a su hermano mellizo Víctor que jugaba como delantero. Llegado el momento, el técnico de los hermanos Manquillo decidió quedarse con Javier descartando a Víctor. El primero se plantó: o los dos o ninguno. Un par de días después fichaban por el Atlético de Madrid donde volverían a encontrarse con el técnico que pretendía separarles. El final de la historia no fue el deseado por los dos hermanos: Víctor se marchó al Rayo Vallecano y Javier siguió con su triunfal carrera en el club rojiblanco.

Al mismo tiempo que quemaba etapas con la camiseta del Atlético, iniciaba su paso por todas las categorías inferiores de la Selección hasta formar parte de la última lista de Lopetegui en la Sub ’21. Los que le conocen y le siguen día a día no descartan su salto a la Absoluta y los mejores pronósticos hablan de las próximas convocatorias de Vicente del Bosque. Si las cosas siguen su curso normal, Manquillo no tardarán en explotar definitivamente y el seleccionador nacional tendrá un quebradero menos de cabeza porque ya tiene recambio para el lateral derecho.