Cambio de planes en el Real Madrid. Cuando todos daban por hecho que Iker Casillas formaría parte del once titular que jugaría en Los Cármenes, Carlo Ancelotti volvió a elegir a Diego López. El técnico italiano no se esperaba todo el revuelo que han levantado sus decisiones sobre la portería madridista y se ha cansado de repetir que “no juega Diego o Casillas, lo hace el portero del Real Madrid”. La postura del italiano no ha cambiado: el gallego ha sido titular en los partidos disputados contra Betis y Granada, pero no quiere decir que vaya ser el guardameta elegido para el resto de la temporada. Mientras Ancelotti da explicaciones, los protagonistas callan y Casillas empieza a asumir su condición de suplente… aunque en el club le sigan viendo como el portero titular del Real Madrid.

“Por lo menos podré jugar el Trofeo Bernabéu”. Las cámaras de Cuatro cazaron a Iker Casillas en el calentamiento previo al estreno liguero del Real Madrid. No le faltaba razón al de Móstoles. La temporada ha arrancado y el capitán sólo ha sido titular en la primera parte del citado evento porque en Liga se ha sentado en el banquillo. A pesar de tener el Mundial de Brasil en el horizonte, Iker tiene en cuenta el arranque del campeonato doméstico y empieza a habituarse a su suplencia, aprende a llevarlo con normalidad. No es una situación nueva para Casillas. La temporada pasada vio cómo pasaba de la titularidad a la suplencia con Mourinho igual que sucedió cuando era Vicente del Bosque el que llevaba las riendas del equipo blanco, aunque las razones de ambos técnicos fueron distintas.

La decisión de Carlo Ancelotti ha sorprendido en el club ya que pensaban que Iker Casillas sería titular en Los Cármenes. El Real Madrid daba por hecho el cambio en la portería basándose en los informes que maneja el cuerpo técnico madridista. Ancelotti, en todo momento, se ha apoyado en las impresiones de Villian Vecchi y comprobaron una mejora física y anímica en el capitán respecto al estreno liguero. Estos indicios llevaron al club a pensar en Casillas bajo palos este lunes. Aunque se equivocaron en sus previsiones, en la zona noble del Santiago Bernabéu siguen viendo al madrileño como el portero titular de la temporada… aunque Ancelotti les demuestre que, por el momento, no es así.

Tras el encuentro, el técnico italiano compareció ante los medios: “Diego ha jugado el primer partido y el segundo, lo está haciendo bien. Nada más”. Lo cierto es que a Ancelotti la polémica le ha pillado desprevenido. No se lo esperaba. La Caja de Pandora se abrió el curso pasado con Mourinho y cerrarla está siendo una tarea compleja. Tras ganar al Betis, el italiano aclaró que Diego López había sido titular en ese partido y que en el siguiente ya se vería. El debate crecía, cada detalle lo alimentaba y el hecho de que el cancerbero gallego saliese a calentar en los últimos minutos de la primera parte del Trofeo Bernabéu avivó las llamas. Ancelotti volvió a dar explicaciones asegurando que los porteros deben calentar más que un jugador de campo. Las decisiones que toma el italiano van en función de cómo está el jugador y atienden a razones únicamente deportivas, pero con la contaminación que sobrevuela el escenario es difícil que se vea como algo natural. 

El Real Madrid espera que Ancelotti logre que la normalidad reine de nuevo en el día a día del conjunto blanco mientras Casillas y Diego López, protagonistas y principales perjudicados del debate formado, se mantienen al margen. Sólo el tiempo desvelará si la quiniela del club en la que apuestas por un Iker titular es la ganadora.