EN 2006 ESTUVO EN VALDEBEBAS Y EN 2011 FIRMÓ POR EL REAL MADRID

Neymar, el azulgrana que se vistió de madridista en dos ocasiones

"He cumplido mi sueño firmando con el Barcelona", confesó Neymar nada más rubricar el acuerdo por el cual se convertirá en jugador de la entidad azulgrana
Foto: Neymar, el azulgrana que se vistió de madridista en dos ocasiones
Neymar, el azulgrana que se vistió de madridista en dos ocasiones
"He cumplido mi sueño firmando con el Barcelona", confesó Neymar nada más rubricar el acuerdo por el cual se convertirá en jugador de la entidad azulgrana en los próximos días. Esta frase pronunciada por el brasileño tras intensas negociaciones también podría haberla dicho en otro escenario bien diferente, por ejemplo, vestido de blanco madridista. Y es que el pasado del hoy nuevo jugador de Sandro Rosell ha tenido mucho que ver con el equipo blanco. En dos ocasiones, Neymar estuvo a punto de ser madridista. La primera en 2006, repitiéndose la historia cinco años después, momento en el que llegó a firmar un contrato por el club.

La historia se inició en 2006, cuando durante un par de semanas un niño de 14 años se entrenó con un cadete del Real Madrid e incluso ya sabían el equipo en el que iba a jugar. Neymar apareció por Valdebebas, que contaba con un par de años de vida, de la mano de Wagner Ribeiro y de su padre. La prematura salida de Florentino Pérez y la llegada de Fernando Martín dejó sin apenas capacidad de respuesta. 

El agente exigía el pago de un cantidad de dinero que no llegaba al millón de euros, pero además quería un puesto de trabajo para el padre del jugador, figura que después de un tiempo ha sido decisiva a la hora de que su hijo se decantara por el Barcelona. No hubo acuerdo pese a que los informes recomendaban su contratación. Todos los técnicos hablaban maravillas del atrevido niño que se bajó del avión y se dirigió a Valdebebas para asombrar a todos los que le vieron.

El chaval de 14 años regresó a Brasil convencido de que volvería a Europa. Dos años después debutaba en el primer equipo del Santos, llamando la atención de todo el mundo futbolístico. En 2011, en pleno dominio del Barcelona, Florentino Pérez buscó el revulsivo que pudiera, junto a Mourinho, terminar con el dominio azulgrana y creyó encontrarlo en Neymar. Forzó la máquina e incluso el jugador llegó a rubricar un acuerdo con el jugador, siempre supeditado al que debía alcanzar con Santos, que nunca llegó a producirse.

El Barcelona entra en escena

El contrato, de índole privada, está en una caja fuerte de São Paulo y en él aparecen la firma de Neymar y la del abogado del Real Madrid. La falta de entendimiento con Luis Álvaro de Oliveira, presidente de Santos, y la excesiva confianza del club blanco en Wagner Ribeiro, agente del jugador pero sin peso específico en las decisiones de Neymar, llevaron a la ruptura de negociaciones. Momento en el que Sandro Rosell aprovechó para entrar en escena tras ponerse en manos de André Curí, persona que ha sido clave en el desembarco del delantero en el Barcelona. 

Meses después de su aparición en la Copa América, el jugador ampliaba contrato con Santos hasta 2014 y en ese momento sellaba su compromiso con el Barcelona para la misma fecha. Todo a cambio de 10 millones de euros, que se convirtieron en 42 para el jugador y su entorno en el momento de la firma del contrato del que en pocos días será su nuevo equipo. "Será un placer jugar al lado de Messi, Iniesta y Xavi", afirmó, pero no hubiera sido extraño oírle decir lo mismo de Cristiano, Özil o Sergio Ramos.
Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
80 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Y la máquina venció al hombre
Besetzung Brandenburger Tor - Sichere Grenzen - Sichere Zukunft
Zukunft für Europa - Identitäre Bewegung

ºC

ºC