renovó con el yokohama de la segunda nipona

Oliver Atom sí existe: Miura, el goleador que inspiró el dibujo, aún juega... ¡a los 48 años!

El mítico héroe de dibujos no nació por generación espontánea, y sí a imagen y semejanza de toda una leyenda del fútbol japonés: Kazuyoshi Miura, un delantero que sigue marcando goles en su país

Foto: Oliver Atom y Kazuyoshi Miura, mitos en la ficción y en la realidad
Oliver Atom y Kazuyoshi Miura, mitos en la ficción y en la realidad

¿Se acuerdan de aquellas carreras eternas por un campo de fútbol que parecía interminable, que desembocaban en goles imposibles? ¿De aquella mítica serie de dibujos llamada 'Campeones' -'Capitan Tsubasa' para los más puristas-, que hizo las delicias de los más jóvenes en la década de los ochenta? Pues bien, aún sigue viva. O, mejor dicho, Kazuyoshi Miura, uno de los 'grandes culpables' de su existencia. Y es que el veterano jugador japonés, en el que está inspirado el personaje de Oliver Atom, ha renovado una temporada más su contrato como futbolista... ¡¡a los 48 años!!

Miura es uno de los grandes jugadores del fútbol japonés. Muy cerca de cumplir los 50 años, el veterano futbolista ha renovado su contrato este miércoles con el Yokohama FC de la segunda división nipona, donde continúa dando sus últimos coletazos como jugador. Pero es que la importancia de Miura para Japón va mucho más allá de lo anecdótico: convertirse en jugador profesional de fútbol en un país que por entonces tenía una liga 'amateur' no fue nada sencillo. Pero el Rey Kazu, como se le conoce, no solo iba a triunfar, sino que iba a servir de inspiración a la serie de fútbol más exitosa de la historia.

El dibujante Yoichi Takahashi inspiró a sus personajes en futbolistas reales, siendo Miura el elegido para uno de los grandes iconos de su serie, Oliver. Así, ambos nacieron en Shizuoka, ambos se hicieron famosos por llevar a su colegio a ganar campeonatos estatales, ambos se convirtieron en futbolistas de primer nivel en Brasil, ambos prosiguieron su carrera en Europa y terminaron convirtiéndose en héroes de su selección. O, en otras palabras, la vida del héroe juvenil Oliver Atom no es más que la carrera ficcionada de Miura, con las exageraciones propias de una serie de dibujos.

Así, Miura comenzó demostrando sus dotes para el fútbol desde muy joven. Tan impresionante era su nivel futbolístico que pronto su nombre saltó las fronteras de Japón, para empezar a llamar a los mejores clubes del mundo. Sobre todo, porque en su país no existía una liga profesional. Así, tras brillar en el fútbol colegial con el Janouchi, al que llevó a cuatro títulos nacionales seguidos, llegaba su gran oportunidad: Brasil. La meca del fútbol se había fijado en un joven asiático de 15 años, que llegaba al país sudamericano para mejorar su técnica... y para quedarse un buen puñado de años.

Santos, Palmeiras, Regatas, XV de Novembro, Coritiba y de nuevo Santos disfrutaron de la magia del delantero japonés, que ya era toda una leyenda en su país. En esa misma época, Miura ya era el gran jugador de su selección, en torno a quien giraba todo el equipo. Y, a sabiendas de la categoría que tenía, decidió que había llegado el momento de hacer algo por su país: decidió fichar por El Yomiuri, que de su mano se convirtió en el Verdy Kawasaki, el fundador de la J. League. Miura acababa de ser parte activa de la primera liga profesional de su país, un paso básico para el despegue de Japón en el fútbol.

Europa esperaba al goleador nipón

Cromo de Miura en el Genoa.
Cromo de Miura en el Genoa.

Tras cuatro temporadas a gran nivel, y con el objetivo cumplido de crear una liga, decidió probar fortuna en Europa, fichando por el Genoa. Pero no tuvo demasiada suerte, pues una fractura en el tabique nasal en su primer partido le hizo estar mucho tiempo fuera del equipo, siendo incapaz más adelante de integrarse en la dinámica. En el caso de Oliver, su fichaje fue por el Cataluña FC -que vestía los colores del Barça- y su lesión, en la pierna. No se trataba de una simple coincidencia.

Pese a sus problemas para aclimatarse en el Calcio, el delantero japonés terminó jugando 21 partidos, aunque solo fue capaz de anotar un gol. Su falta de continuidad le hizo volver donde siempre había sido feliz, al Verdy, donde jugó otras tres temporadas. Pero en 1999, con 32 años, daba otro salto en su carrera: el Dinamo de Zagreb. Sin embargo, ni tan siquiera llegó a debutar en el conjunto croata. El nivel europeo ya estaba demasiado lejos de su fútbol.

Tras no encontrar el brillo de tiempos pasados, decidió regresar a Japón: Kyoto Purple Sanga y Viseel Kobe fueron sus dos clubes, hasta buscar una nueva experiencia en el extranjero, esta vez en el Sydney australiano. Con 39 años, decidió que era el momento de volver a su país, fichando por el Yokohama FC de la segunda división nipona en 2006. Pero, nueve años más tarde, no solo sigue jugando, sino que ha renovado un año más, por lo que podrá batir su propio récord de goleador más veterano, que ostenta con 48 años, cuatro meses y dos días.

Miura celebra su gol con el Yokohama ante el Jubilo Iwata
Miura celebra su gol con el Yokohama ante el Jubilo Iwata

El gran vacío de Miura

Pero Miura se quedó con una 'espinita' que nunca podrá olvidar y que Oliver, en la ficción, sí pudo cumplir: con 55 goles en 89 partidos, el delantero era la gran estrella de Japón en la década de los noventa, convirtiéndose en el héroe que daba a su país la clasificación al primer Mundial de su historia, el de Francia 1998. Entonces, en una decisión incomprensible, el seleccionador nacional Takeshi Okada le dejó fuera de la lista en el último momento. Miura nunca se repuso de ese golpe, pues en el mejor momento de su carrera se iba a perder el mayor momento de gloria deportiva para su país.

Trece años después de aquel fracaso, un español iba a subsanar el problema. Miguel Rodrigo, seleccionador nipón de fútbol sala, iba a convocarle para el Mundial de la especialidad de Tailandia de 2012, algo a lo que no pudo negarse el delantero. Ahora, a sus 48 años, el mítico goleador japonés sigue dando sus últimos coletazos como futbolista profesional: en honor a su mítico número 11, el Yokohama hizo público a las 11:11 en Japón de este miércoles el acuerdo de renovación por una temporada más de Miura, el histórico jugador que dio origen al héroe juvenil Oliver Atom.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios