Llegan los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, una ronda en la que queda el aliciente de la ilusión de los más modestos. El Cartagena recibe al Barcelona (Viernes, 22:00h, Antena3) en un Municipal Cartagonova que, salvo imprevisto, colgará el cartel de ‘no hay billetes’. De llenar el estadio, la recaudación ascendería a alrededor de unos 600.000 euros únicamente por venta de entradas.

Para el encuentro se estrenaran vallas publicitarias, lo que aumentará aún más la recaudación. Pese a que aún quedan 2.000 entradas por vender, la recaudación cubrirá gran parte del presupuesto, en torno a los 800.000 euros para esta temporada. Desde la temporada 2009-2010, cuando estuvo a punto de ascender a Primera División con Juan Ignacio Martínez en el banquillo, no se generaba tanta ilusión.

La visita del Barcelona ha sido el tema de conversación en la ciudad portuaria desde que el pasado 8 de noviembre se conociera el emparejamiento. El equipo, popularmente conocido como el ‘Efesé’, ha logrado volver a activar a la ciudad. "Que la afición disfrute este acontecimiento minuto a minuto (el de la presencia del Barcelona) porque es de los que no se sabe cuando se pueden repetir", declaraba el presidente ejecutivo del club, Fran de Paula -madrisista confeso y gran seguidor de Raúl González-. Para la cita se ha creado una camiseta conmemorativa, que se puede adquirir en la tienda del club.

Los mensajes en las redes sociales han sido constantes, especialmente en la última semana. “Si se piensa el Barça que viene a pasearse, puede que se lleve una sorpresa. ¡El viernes el FC Cartagena juega con 12!”, decía un seguidor. “Si Sudáfrica le ha ganado a España, el Efesé puede hacer lo mismo con el Barça”, declaraba Fran de Paula. “Se acerca el viernes: el corazón a mil, nervios a flor de piel y la ilusión y la esperanza desbordadas. Cartagena, bien fuerte: Efesé!!”, publicaba otro aficionado.

El ejemplo de otras sorpresas, como el del Alcorcón o el Mirandés, sirven de estímulo a una ciudad que cuenta los minutos para ver a los hombres de Martino. Con un 'spot', la entidad ha querido ir alimentado la euforia que rodea al partido.

 

Se da la circunstancia de que en los últimos años, muchos de aquellos equipos de Segunda B que se ha enfrentado a un grande de Primera han terminado ascendiendo. Sucedió con el Alcorcón en la 2009-2010, tras eliminar al Real Madrid. El Real Murcia, que se enfrentaría a los blancos un año después, también ascendería a la Liga Adelante. Los dos casos más recientes se dieron el pasado curso. Alavés y Jaén se enfrentaron en esta ronda al Barcelona y al Atlético de Madrid, siendo a final de temporada nuevos equipos de Segunda.

La pasión, ese intangible que mueve siempre al aficionado, ha hecho que cerca de 1000 seguidores del Cartagena se hayan hecho ya con una entrada para presenciar a su equipo el próximo 18 de diciembre en el Camp Nou. Un tren con 352 plazas, cubierto en pocas horas, existiendo colas desde la 1 de la madrugada, 3 autobuses fletados, más los desplazamientos en coches particulares y en avión garantizan un importante respaldo. “Soñar, la verdad es que siempre se puede soñar”, decía el presidente del club. Con la boca pequeña, en Cartagena se sueña con dar la nota.