nuevas declaraciones contra el real madrid

Piqué altera de nuevo el corazón de la inestable Selección de Lopetegui

Críticas y contundentes declaraciones del zaguero por el arbitraje del Athletic-Barcelona, también lanzando una carga de profundidad contra el Real Madrid. Y no es la primera vez

Foto: Gerard Piqué, durante un partido con el Barcelona (EFE)
Gerard Piqué, durante un partido con el Barcelona (EFE)

Pausado, sin levantar nunca la voz, pero dejando explosivas cargas de profundidad en su discurso. No estuvo bien Fernández Borbalán en San Mamés y el Barcelona tiene motivos para la queja, pero las palabras de Gerard Piqué van más allá, con misil en dirección al Real Madrid, que un día antes ganó, con brillantez y discutida actuación arbitral, al Sevilla. “Ya vimos lo que pasó” en el Santiago Bernabéu, disparó el defensa central azulgrana, protagonista de unas declaraciones que, seguro, no han sentado nada bien en el vestuario que lidera Zidane. Malas noticias para Julen Lopetegui

Las relaciones entre los jugadores de Real Madrid y Barcelona, cuando comparten la camiseta roja, nunca fueron sencillas. Le costó mucho a Del Bosque, con el apoyo de Iker Casillas y Xavi Hernández, aunar voluntades, fusionar de nuevo a ambos bandos en busca del bien colectivo. Consiguió el ex seleccionador pacificar el ambiente para que todos fueran a una sobre el verde. Pero fuera del terreno de juego las dos cuadrillas caminan por senderos diferentes, como reconocen los que a escasos metros viven desde hace años la realidad del equipo nacional.

Julen Lopetegui ha iniciado su periplo como responsable del equipo nacional con mucha solvencia. La Selección transmite ahora buenas vibraciones, con el bloque del pasado pero aderezado por nuevos efectivos que se van sumando según se lo van ganando en sus respectivos clubes. Pero el seleccionador conoce de sobra el pasado, los incendios que hubo, los roces, la nítida distancia entre blancos y blaugranas... Todavía percibe el seleccionador problemas internos que no se han resuelto, muchos enquistados desde hace tiempo. Y estas manifestaciones de Piqué no ayudan.

Gerard Piqué, durante el Albania-España clasificatorio para el Mundial de Rusia (EFE)
Gerard Piqué, durante el Albania-España clasificatorio para el Mundial de Rusia (EFE)

En el pasado, y no lejano, diferentes manifestaciones de Gerard Piqué sentaron a cuerno quemado en el interior del vestuario del Real Madrid. Sobre todo en el clan de los internacionales españoles, que torcieron el gesto más de una vez, al sentirse atacados por su compañero en la Selección española. El sonado episodio de Kevin Roldán y otras afirmaciones públicas del buen futbolista del Barça generaron tensión cuando el proceso de acercamiento y normalización en el interior de la Roja marchaba sin excesivos sobresaltos.

Si a alguien molestan especialmente este tipo de declaraciones es a Sergio Ramos. Capitán del Real Madrid y compartiendo galones de mando en la Selección con Piqué e Iniesta, el andaluz hace una mueca cada vez que su compañero lanza un torpedo contra el equipo blanco ante un micrófono. De puertas hacia fuera mantienen una relación aparentemente normal y cordial, pero la realidad no es tan idílica. Reman juntos cuando ambos visten de rojo, pero poco más. En el interior de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se vislumbra esa distancia, que se hace más grande cuando Gerard rasura los pelos de su lengua y se pone a hablar.

Sergio Ramos y Gerard Piqué, durante un entrenamiento del combinado nacional (EFE)
Sergio Ramos y Gerard Piqué, durante un entrenamiento del combinado nacional (EFE)

Precedentes

Habrá que ver si el Comité Técnico de Árbitros (CTA) pasa a la acción tras unas manifestaciones que no dejan en muy lugar a este colectivo. Este viernes la 'Cadena Cope' avanzaba que el lunes se reunirá dicho organismo para estudiar y valorar las duras palabras del jugador del Barcelona. Está por ver si estima que son motivo de denuncia para que el Comité de Competición de la RFEF entre en escena. No es la primera vez que el CTA actúa de esta manera cuando un dirigente, entrenador o futbolista ha criticado a un colegiado.

Gerard Piqué tiene precedentes en situaciones de este tipo. Así, en marzo de 2013 el CTA le denunció ante Competición tras un Clásico disputado en el Santiago Bernabéu. Ganó el Real Madrid (2-1) y tras el partido, el futbolista cargó contra el juez del mismo, sin olvidar que tras un lance hizo un gesto muy expresivo —alzando las manos y simulando que estaba esposado— contra Pérez Lasa. "Sabemos que cuando jugamos en el Santiago Bernabéu tenemos que ser infinitamente mejores que el Real Madrid, pues si el partido está igualado, entra el árbitro en acción". Sus últimas manifestaciones han sido similares, así que puede acabar denunciado ante Competición.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios