muchas filtraciones son de jugadores suyos

Gestifute, empresa de Jorge Mendes, entra en pánico por los papeles de 'Football leaks'

El agente portugués recurre a los servicios profesionales de una empresa especializada en el espionaje industrial y tecnológico para taponar la enorme vía de agua que se ha abierto en su despacho
Foto: Jorge Mendes, el pasado mes de diciembre en Dubai, con el premio al mejor agente del año. (Reuters)
Jorge Mendes, el pasado mes de diciembre en Dubai, con el premio al mejor agente del año. (Reuters)

Alguien muy cercano a Jorge Mendes y a su hijo deportivo Cristiano Ronaldo reconoce que el clan portugués está con el corazón disparado y ha tocado a rebato. Tienen razones: Gestifute, que es la empresa del magnate futbolístico Jorge Mendes, está de los nervios con las filtraciones en 'Football leaks' de los contratos de los jugadores. La mayoría de las revelaciones son de jugadores del magnate portugués y es evidente que hay una fuga de información de consecuencias incalculables.
 
En estos momentos están revisando milimétricamente todos los puntos -despachos de abogados, intermediarios, clubes...etc- para tratar de localizar dónde se halla la "fuente", ese “foco perverso” que les está causando tan tremendo estropicio. En Gestifute, que lleva los asuntos profesionales de Cristiano Ronaldo, James Rodríguez y José Mourinho, entre otros, temen lo peor. Se temen que salgan sus contratos, que hasta el momento se creían blindados y guardados bajo siete llaves, de estas dos emblemáticas figuras del fútbol mundial. El entorno de Jorge Mendes, igualmente, vive compungido ante la previsión de que salgan más cosas, a cual más preocupante, que derribe un edificio que hasta el momento se creía amurallado.
 
El pánico en las oficinas de Mendes, desde Londres a Oporto, Lisboa, Madrid y Valencia, es absoluto. Porque podría arruinar todo un imperio construido, piedra a piedra, futbolista tras futbolista, durante una década y media y lo curioso es que la mayoría de los miembros de 'Football leaks' tiene nacionalidad portuguesa, aunque opera desde Rusia, parece tener muy claro que uno de sus objetivos primordiales es el desmantelamiento del holding futbolístico que construyó Mendes.

Cristiano Ronaldo y Jorge Mendes, en la presentación de la biografía del agente FIFA.
Cristiano Ronaldo y Jorge Mendes, en la presentación de la biografía del agente FIFA.

Las alarmas saltaron cuando salieron a la luz pública los documentos del contrato (fallido) de David de Gea por el Real Madrid, con unos números que iban a colocar al meta internacional del Manchester United como uno de los mejores pagados de la plantilla madridista. Pero el pánico llegó cuando se pusieron en el tapete público las escandalosas cifras de Jackson Martínez. El ariete colombiano, un fiasco en su corta experiencia con el Atlético de Madrid, que fue  vendido la semana pasada al Guangzhou chino por 42 millones de euros. Según revela el contrato, Martínez cobró el 5 por ciento del montante total de la transferencia, además de descubrir que detalles de las desorbitantes ganancias de un futbolista que pasó por el club del Calderón con más pena que gloria.
 
Jorge Mendes y su restringido círculo personal han recurrido a los servicios profesionales de una prestigiosa empresa especializada en el espionaje industrial y tecnológico para taponar la enorme vía de agua que se ha abierto en su despacho. Los especialistas contratados trabajan sin descanso día y noche y lo hacen ante el temor de que salgan los escalofriantes números de los peces gordos de la empresa: de Cristiano Ronaldo, del propio Jorge Mendes o de José Mourinho, entre ellos.
 
En Gestifute tratan por todos los medios de evitar que los nervios desatados terminen por culminar la faena que comenzaron los hackers de 'Football leaks'; de ahí la orden de Mendes a los suyos: guardad la calma al precio que sea. Mendes, con fama de tener hielo en la sangre, teme por encima de todo los daños colaterales que este asunto abriría en sus oficinas. Los funcionarios de Hacienda de España, Francia y Portugal se mantienen con las antenas en guardia. Es un temor menor, se asegura.

El auténtico daño colateral vendría si los socios de Mendes huyen despavoridos por temor a salir retratados en este temporal. Uno de los que están con los ojos abiertos como los ventanales de una catedral es Peter Lim, dueño del Valencia y socio de Mendes en diversas aventuras futbolísticas. Habitando en un auténtico fangal deportivo, en Mestalla podrían descubrirse asuntos que solo saben Lim y Mendes y podrían incendiar el club antes de Fallas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

SECUESTRO. Tráiler final en español HD. En cines 19 de agosto
LOS CABALLEROS BLANCOS - Trailer en español HD
30 segundos de 'La asamblea de las mujeres'

ºC

ºC