los patrocinadores del fútbol español en el siglo XXI

¿Qué dicen las camisetas de los equipos de la Liga sobre la economía española?

Las camisetas de los clubes de Primera siempre han sido un gran escaparate para las empresas, tanto nacionales como internacionales. Si quieres saber cómo han evolucionado, aquí te lo contamos

En el Real Madrid-Eibar del pasado sábado, un duelo entre el mayor y el menor presupuesto de la Liga española, se anunció ante millones de espectadores de todo el mundo Hierros Servando, una empresa eibarresa de gestión y tratamiento de hierros que paga 120.000 euros por ser patrocinador de la camiseta del equipo armero. Enfrente lucía Fly Emirates, una de las mayores aerolíneas del mundo, que paga 30 millones de euros por temporada por aparecer en la madridista. Es el escaparate del fútbol, lo suficientemente amplio para que quepan dos empresas tan dispares.

En El Confidencial hemos adaptado la idea de The Guardian, que en enero publicó un reportaje titulado The history of global economy... in football shirts que analizaba las similitudes entre los cambios de los patrocinadores de los equipos de la Premier League y los cambios de la economía mundial. Siguiendo el mismo modelo, nos hemos preguntado: ¿reflejan las camisetas de la Primera División las variaciones de la economía española?

Para ello hemos recabado los datos de los patrocinadores en la Liga española desde la temporada 2000-2001 hasta la actualidad. Nos hemos centrado en los principales: los que aparecen en la parte frontal de las camisetas. Hay temporadas en las que hay más cantidad de patrocinadores que clubes (20); eso es porque algunos han tenido más de uno en un mismo año, como por ejemplo el Real Betis en la 2004-2005, cuando llevó cuatro anunciantes distintos a lo largo del curso [descargue aquí los datos].

También hemos contabilizado como patrocinios a aquellas empresas que llegaban con la temporada en marcha. Por eso el gráfico principal (dividido en sectores económicos) no refleja la situación que se vivió al comienzo de la temporada 2011-2012, en lo peor de la crisis, con más de la mitad de la Liga (11 equipos) sin patrocinador principal. La situación ha mejorado bastante: ahora mismo sólo el Valencia no lo tiene.

La Liga también sacó beneficio de la 'burbuja'

El fútbol no ha sido ajeno al efecto de la 'burbuja' durante la primera década del siglo XXI. Se benefició durante los años de ciega bonanza y sufrió sus consecuencias después de que todo estallara en 2008. En el gráfico general que encabeza este texto se puede observar la tendencia, pero a continuación la detallamos. En todas las temporadas desde la 2000-2001 hasta la 2007-2008 (salvo en la 2003-2004), como mínimo la mitad de los equipos de Primera División estuvieron patrocinados por instituciones públicas (a través de distintas fórmulas), cajas de ahorro o empresas ligadas al sector inmobiliario. O lo que es lo mismo: los tres pilares de la burbuja económica alimentaron al fútbol español.

 

Si hay un caso paradigmático de patrocinio de instituciones públicas, ese es el de la Comunidad Valenciana. A través de distintas fórmulas inyectó 594 millones de euros en los clubes valencianos durante la última década, según la investigación del proyecto Los desmanes del fútbol. Parte de ese dinero llegó a cambio de patrocinios en las camisetas. Todos los clubes valencianos que han jugado en Primera División desde el año 2000 (Valencia, Villarreal, Levante, Elche y Hércules) han lucido en algún momento publicidad institucional en la parte frontal de sus equipajes. Pero la generosidad, que ya había comenzado antes del período analizado (el Valencia llevó Terra Mítica en su camiseta de 1998 a 2001), no fue exclusiva de la Generalitat. Otras comunidades, ciudades y cabildos también han patrocinado a clubes de fútbol.

Lo mismo sucedió con las cajas de ahorro, cuyos acuerdos de patrocinio tenían dos características en común: iban destinados a clubes cercanos geográficamente y eran muy duraderos (los datos no lo recogen, pero varios clubes siguieron llevando publicidad de las cajas al descender). Es el caso de Caja Duero (Valladolid y Numancia), Cajasol (Xerez, Recreativo de Huelva), Caja Navarra (Osasuna), Caja Granada (Granada) o Unicaja (Málaga).

Las empresas del sector inmobiliario también se lanzaron a por las camisetas de fútbol. La primera que aparece en el periodo analizado es Fadesa, patrocinador principal del Deportivo de La Coruña entre 2001 y 2008 (en 2007 se fusionó con Martinsa), año en el que entró en el entró en el mayor concurso de acreedores de la historia de España. En esa temporada, la 2007-2008, seis empresas de ese sector se anunciaban en las camisetas de Primera. Dos años después no quedaba ninguna. La tendencia ha cambiado en las dos últimas temporadas.

Las apuestas 'online', ¿una moda pasajera?

Hasta la temporada 2004-2005 no hubo publicidad de una empresa de apuestas en un equipo de la Liga española. El Real Betis fue el primero que llevó ese tipo de anuncio en su camiseta, en concreto Globet, una compañía británica. Cinco años después, la presencia se había multiplicado por cinco, hasta cubrir el 25% de los equipos. Ese peso se mantuvo también en la temporada 2010-2011, cuando coincidieron Bet-at-home, Interapuestas, 12bet.com, Unibet y Bwin. Ese crecimiento en la inversión publicitaria ayuda a explicar el boom de las apuestas online en España durante el último lustro.

 

Según la Memoria Anual 2013 de la Dirección General del Juego, el incremento del 6% de la cantidad de dinero jugado por los españoles se explicaba por el crecimiento de las apuestas online. Según datos del mismo documento, cada español apostó de media 146,45 euros en internet. Y de esas apuestas online, las que más peso tenían eran las deportivas, que han ido comiendo terreno a opciones más tradicionales, como la Quiniela. Ahora mismo, las casas de apuestas online están muy consolidadas en España. Esa es una de las razones que puede explicar que hayan desaparecido de las camisetas de los equipos de Primera División (la actual es la segunda temporada seguida sin presencia). Otro motivo puede ser el encarecimiento de las tarifas: el punto álgido de las casas de apuestas llegó en lo peor de la crisis, cuando más problemas tenían los clubes para encontrar patrocinadores.

El dinero viene de Oriente

Hace más de una década que los equipos españoles, siguiendo la estela de los ingleses, comenzaron a explorar Asia en busca de recursos económicos. Lo que entonces podía parecer una moda, ahora es la norma. Aunque hay otros mercados futbolísticos emergentes que están recibiendo mucha atención, como Estados Unidos o Australia, el dinero sigue fluyendo de Oriente a Occidente. La debilidad de la economía española en el último lustro ha provocado que los clubes se hayan lanzado al exterior en búsqueda de patrocinadores. Las giras por Asia ya no son exclusivas de Madrid y Barça, también otros equipos han viajado a ese continente en busca de recursos financieros. Es el caso del Sevilla o incluso el Almería.

 

Desde 2010 se ha cuadruplicado la cifra de empresas extranjeras que se anuncian en las camisetas de la Liga española. En la primera temporada analizada, la 2000-2001, sólo había un patrocinador asiático: Dreamcast (Deportivo de La Coruña). Y correspondía a un sector, el tecnológico, que no ha tenido un peso destacado en el fútbol español. En 2006 aumentó a cuatro (las marcas de coches KIA y Toyota, entre ellas), pero después volvió a descender. La situación actual es muy diferente: por primera vez, las empresas asiáticas superan a las españolas en las camisetas de Primera División. Son ocho patrocinadores, que en realidad son siete empresas porque una de ellas, la china Qbao.com, patrocina a la Real Sociedad y el Rayo Vallecano. El resto son Power8, Malasia, East United, Azerbaiyán, Qatar Airways y Fly Emirates. Hay una mezcla de empresas tecnológicas, destinos turísticos y aerolíneas. Pero sobre todo hay inversiones institucionales.

Más que una empresa, te patrocina un país

El Real Madrid cerró el año 2014 de la misma manera que lo abrió: jugando en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Es sólo un ejemplo de los negocios del club madridista con los distintos emiratos que forman ese pequeño (y rico, muy rico) país del Golfo Pérsico. En el último año también ha firmado un contrato de patrocinio con el National Bank of Abu Dhabi, propiedad de Abu Dhabi Investment Council, brazo inversor del Gobierno de Abu Dabi, que también es propietario de IPIC, otra de las empresas que patrocinan al club. Pero no es Abu Dabi el emirato que ha conseguido meterse en la camiseta blanca, sino Dubai, que se anuncia en la parte frontal desde 2013 a través de Emirates Airlines.

 

El Madrid no es el único equipo en el que se han fijado países extranjeros para expandir su marca. Qatar, primero a través de Qatar Foundation y ahora a través de Qatar Airways, sustituyó en la camiseta del FC Barcelona a Unicef, primer logotipo en 'manchar' la camiseta azulgrana. La tendencia de la publicidad institucional extranjera, ya sea con marcas turísticas o a través de distintos medios de inversión como los nombrados anteriormente, es ascendente en los últimos cuatro años. De ningún patrocinador de ese tipo en la temporada 2010-2011 se pasó a dos un año después: Qatar Foundation y Cancún. Luego se sumaron otros patrocinadores como Riviera Maya, Azerbaiyán o Malasia. Estas dos últimas marcas llegaron como patrocinadores temporales con la temporada en marcha y han acabado quedándose.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Batman v Superman: Dawn of Justice - Comic-Con Trailer [HD]
El Caballero Oscuro. La Leyenda Renace - Tercer Tráiler Oficial HD
They Call Me Jeeg Robot (Trailer)

ºC

ºC