Ángel di María sigue buscando acomodo. La primera opción que mantiene el argentino es la de renovar por el Real Madrid, pero lo que parecía que iba a ser un rápido pacto para sellar un acuerdo de renovación, sigue en ‘stand by’ desde el pasado mes de enero. Vuelve a demorarse ante la poca intención madridista de aceptar las peticiones del argentino. Y es que Di María cuenta con una importante oferta de la Juve para cambiar de aires.

Jorge Mendes, agente para Europa del ex del Benfica, se reunió el pasado jueves en Turín con los dirigentes de la Juventus, que trasladaron una oferta de un contrato de cinco años a seis millones de euros por temporada, cantidad que el Real Madrid no está dispuesto a alcanzar a la hora de encarar la renovación del contrato del interior.

Los dirigentes de la Juve, tal y como trasladaron esta misma semana a diferentes emisarios blancos desplazados hasta Turín y al propio Mendes, está dispuesto a poner sobre la mesa 45 millones de euros para lograr el fichaje de un jugador que en los momentos claves de la temporada ha sido decisivo para su equipo. Marcó en la final de Copa y apareció en Lisboa cuando peor lo estaba pasando el Real Madrid.

Ancelotti es el gran valedor del argentino dentro de la entidad madridista, pero como en otros casos deja al presidente el poder de decisión final. Al técnico italiano le gustaría contar con el internacional albiceleste pero siempre dando un margen al club a la hora de mover las piezas dentro de la plantilla.

Di María cuenta además con el interés de otros equipos como el Mónaco, pero a día de hoy es la Juve el que ya ha presentado una oferta concreta para cerrar un acuerdo. El jugador tiene claro que los solo tres millones de euros que percibe en estos momentos no se corresponden con su sitio dentro del plantel. Quiere prácticamente doblar su sueldo, cantidad que la Juve sí parece estar dispuesta a dársela. 

La situación personal del pasado año sí que le invitaba a seguir en el Real Madrid. Los problemas de salud su hija, con un tratamiento específico en la capital de España, condicionaron un tanto el verano pasado. Ahora ese condicionante se ha reducido a una mínima expresión por la mejora del estado físico de su hija. Por este motivo escucha propuestas, pero la prioridad es la Juve.