Se avecinan meses interesantes. Queda mucho para que el mercado de fichajes se ponga a hervir con vistas a la temporada que viene, pero los dos grandes comienzan a tener claros los objetivos. Real Madrid y Barcelona, parece, van a chocar frontalmente en más de una operación. Una de ellas está cantada y va a ser la lucha por el fichaje de Gündogan.

El mediocampista del Borussia Dortmund es deseado por los dos clubes desde hace tiempo. Mientras en el Madrid se le considera el heredero perfecto para Xabi Alonso (aunque renueve su contrato), en el Barcelona ven al jugador como un relevo idóneo para Xavi Hernández. Florentino Pérez lleva la delantera en este asunto, pero Sandro Rosell ha contragolpeado en los últimos días.

Así, según ha podido saber El Confidencial, el padre de Gündogan ha estado hace escasas fechas en la Ciudad Condal reunido con los dirigentes del Barcelona. La salida del futbolista del Dortmund está cantada, pero por el momento ningún club ha cerrado la operación de manera definitiva. Un paso obligado por parte de Sandro Rosell y su equipo, a la vista de que el Madrid tiene terreno ganado en este asunto.

Este periódico ya informó que el jugador dio el ‘sí’ al Real Madrid hace tiempo. Florentino Pérez, además, cerró en su momento un derecho de tanteo sobre Gündogan. En virtud de este compromiso, el Borussia Dortmund se compromete a ofrecer al club blanco la posibilidad de ficharlo antes de cerrar un acuerdo con otros clubes. Las relaciones entre las dos entidades son excelentes y en el Santiago Bernabéu consideran que Gündogan acabará vestido de blanco.

El Barcelona ha querido forzar más la situación al entrevistarse cara a cara con el padre del centrocampista. El club azulgrana está al tanto de los movimientos que ha podido dar el Real Madrid en el pasado, pero su interés en el jugador es importante y por ello Sandro Rosell ha optado por un contacto más personal y directo para sumar puntos.

En el Real Madrid ha extrañado este movimiento del Barcelona, aunque desde sus oficinas se recuerda que Gündogan dio su palabra al club que preside Florentino Pérez. Y es que además de asegurarse un derecho de tanteo, desde hace tiempo cuenta con la aprobación del jugador para fichar la temporada que viene.

El agente del jugador de origen turco ya se ha reunido hasta en dos ocasiones con los dirigentes blancos en Madrid. El negocio no está cerrado, pero en el Bernabéu se considera que los pasos dados han sido casi definitivos para que Gündogan se vista de blanco.

Un dato a tener en cuenta es que en diferentes medios británicos se ha publicado que el Arsenal se ha retirado de la puja porque ha sido el propio Gündogan el que ha comunicado al club londinense que ya se ha comprometido con el Real Madrid. Wenger quería juntarle con Özil, pero todo apunta a que su sueño no se hará realidad. Lo mismo se puede del Manchester United, otro de los grandes del fútbol europeo que soñaba con el futbolista.

Hay que recordar que Gündogan termina contrato en junio 2015 con el Borussia Dortmund. Su salario anual en la actualidad es de 1,5 millones de euros, cantidad que ayuda a que su fichaje no sea excesivamente complicado de afrontar para equipos de la solvencia económica de Real Madrid y Barcelona. El club alemán espera obtener por este traspaso 30 millones de euros por su traspaso.