Leo Messi y su padre, Jorge Horario, han depositado este miércoles en el Juzgado de Instrucción 3 de Gavá los 5 millones de euros que adeudan a Hacienda, 4,1 millones más intereses, cantidad correspondiente al periodo comprendido entre 2007 y 2009, tal y como informa El Periódico de Cataluña.

El pago se ha efectuado después de una querella presentada contra el jugador argentino por tres supuestos delitos fiscales. El abogado del futbolista del F.C. Barcelona, Cristóbal Martell solicitó el pasado lunes el aplazamiento de la declaración prevista para el próximo día 17, ya que Jorge Horacio no puede acudir porque tiene que estar presente en otro juicio que se celebrará en Terrasa (Barcelona).

Con este pago, el jugador y su padre pretenden disminuir las responsabilidades penales en las que estarían implicados después de que Messi no declara los ingresos que obtuvo por los derechos de imagen durante esos dos años. Si Jorge Horacio admite las responsabilidades tributarias exculparía así a su hijo. 

Además, las negociaciones entre ambas continúan después de que se abrieran el pasado 12 de junio cuando se presentó la querella. La intención es llegar a un posible acuerdo que minimice la pena. Este pago es un paso más para facilitar la conciliación. La cantidad a pagar por Messi y su padre podría ascender a los 9 millones de euros entre la deuda, los intereses y la multa. Si Messi y Jorge Horacio no llegasen a un acuerdo, la cantidad podría llegar a los 28 millones de euros (4,1 por la deuda y el resto de multa).