El Nápoles pretende demandar al municipio de Capri y a la región de Campania, en el sur de Italia, y exigir el pago de 100 millones de euros en concepto de indemnización por la deficiente atención médica recibida por su delantero, el argentino Gonzalo Higuaín, tras el resbalón de este lunes. El presidente del Nápoles, Aurelio de Laurentiis, informó hoy de la petición que ha avanzado a sus abogados tras ver lo sucedido al jugador, después de que resbalara en un yate en el que se encontraba frente a la costa de la isla de Capri y tuviera que ser atendido en un hospital, donde recibió diez puntos de sutura en el rostro.

"En cuanto vi las fotos de Higuaín enseguida dije a mis abogados: demandemos a todas las instituciones y pidamos 100 millones de euros de indemnización que después devolveremos a la beneficencia", señaló De Laurentiis, en declaraciones a la plataforma de televisión por satélite Sky. "Los políticos tienen que aprender la lección, porque estoy cansado de no que tenemos centros médicos de nivel. En Capri puede llegar un futbolista, un actor, incluso un turista cualquiera, tener un accidente como el ocurrido ayer, e ir a un hospital donde no le saben poner los puntos", agregó.

El presidente del Nápoles aseguró que"ni en África" ocurre lo que ocurrió ayer lunes con su jugador y, por ello, se preguntó qué están haciendo las autoridades de Capri y de Campania para intentar "cultivar una perla" como la pequeña isla italiana, donde "puede llegar un barco con personas de miles de millones de dólares a bordo. Quería ver este corte (en el rostro de Higuaín) para poder demandar a la región de Campania y a Capri. Estoy hasta las narices de no tener centros médicos de nivel", comentó De Laurentiis, conocido productor cinematográfico en Italia.

El golpe en la cara que Higuaín se dio al saltar al agua desde el barco en el que se encontraba durante su jornada de descanso hizo que el argentino tuviera que ser atendido en el Hospital Capilupi de Capri, donde se le cosieron las heridas con diez puntos, ocho de ellos en la mandíbula, donde además se le hizo una radiografía para descartar que hubiera fractura. El delantero argentino, exjugador del Real Madrid, llegó al centro sanitario con un corte a la altura de la mandíbula izquierda y, según muestran las imágenes que publica hoy la prensa deportiva, con el rostro ensangrentado, pero en cuestión de horas pudo abandonar el hospital y regresar a Nápoles. Higuaín volvió este martes a la preparación del equipo que dirige el técnico español Rafa Benítez de cara al partido liguero del próximo sábado contra el Chievo, aunque el argentino no entrenó con sus compañeros, sino que tuvo sesión de gimnasio por motivos de precaución, para evitar golpes. A su llegada al centro deportivo de Castel Volturno, el delantero, quien se espera que ya mañana se entrene con sus compañeros, tenía una gasa para cubrir el corte en la mandíbula, pero se la quitó para la sesión.