Bankia ha solicitado a la Fundación Valencia CF y a su avalista, el Instituto Valenciano de Finanzas, el pago, en un máximo de dos días, de los intereses del préstamo que le concedió y en caso de no ser abonado emprenderá acciones judiciales, según informaron fuentes de la entidad bancaria.

Desde Bankia se ha pedido un requerimiento de pago tanto a la Fundación como a su avalista y les ha dado un plazo de dos días. Si transcurrido ese tiempo no se han abonado los 4,2 millones de euros, solicitarán las reclamaciones judiciales oportunas y apuntan que incluso podrían llegar a exigir el pago del total del préstamo, que es de 81 millones de euros.

La Fundación debía abonar a Bankia 4,2 millones de euros en concepto de intereses, si bien fuentes de la Fundación señalaron que sólo disponen de 1,2 millones de euros a disposición de la entidad financiera.

Esta cantidad corresponde a uno de los pagos de intereses del préstamo de 75 millones de euros, ampliados posteriormente a 81, que Bankia, entonces Bancaja, concedió en el verano de 2009 a la Fundación Valencia CF, dinero que destinó a la adquisición del paquete accionarial mayoritario en la ampliación de capital del Valencia CF.

Cuando se cerró hace cuatro años, esta operación contó con el aval de la Generalitat a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), pero actualmente hay un sentencia judicial que niega a la Generalitat la condición de avalista. Sin embargo, por una parte, esta sentencia ha sido recurrida por Bankia aunque todavía no hay decisión definitiva al respecto, y, por otra, la sentencia se ha ejecutado provisionalmente.