luchará por la pole de las 500 millas

Alonso, empapado en adrenalina: "Más allá de la física del coche, del circuito..."

La lluvia solo permitió un intento para todos los pilotos. Pero Fernando Alonso asombró una vez más con su evolución en Indianápolis y consiguió entrar en el 'Fast Nine'

Foto: La expectación por ver a Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis es muy alta. (EFE)
La expectación por ver a Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis es muy alta. (EFE)

"¡¡Corto e intenso!!". Un excitado y sonriente Fernando Alonso se bajó de su monoplaza chorreando adrenalina. Desafiado por una pista a la que no había conquistado totalmente. "No estoy contento con la manga". Un doble campeón del mundo, sí, pero un piloto que solo hace poco más de un mes, en el Gran Premio de China, tomó la decisión de debutar en las 500 Millas de Indianápolis. Alguien que, sin experiencia previa en los óvalos, en su primer y único intento, entró dentro del exclusivo 'Fast Nine' que le da derecho a luchar por la pole este domingo (lo hará entre las 23:00 y 23:45 horas peninsular española). "Seremos más rápidos mañana (por hoy)", avisó.

La lluvia neutralizó parte de la sesión y hubo un solo intento para todos los participantes. "Cuatro vueltas que te rompen los nervios", "vueltas que te miden", "siempre estás nervioso, con mariposas en el estómago". Había que escuchar las expresiones de algunos pilotos ante la electrizante experiencia que suponen esos giros por encima de los 370 km/h con un coche totalmente descargado aerodinámicamente. El brutal accidente de Sébastien Bourdais recordó a todos qué puede ocurrir cuando algo falla.

"En cada clasificación vas más allá de la física del coche, del circuito… Es estresante, es difícil, pero a la vez hay una enorme cantidad de adrenalina", explicó Alonso, que nada más bajarse del coche se acercó a su 'coach', Gil de Ferran, y ambos se dieron un abrazo. “Cada vez que llego a boxes me felicitan y están bastante ilusionados, a veces llego con sensaciones buenas y otras no tanto, pero ellos siempre están gratamente sorprendidos”. ¡Como para no estarlo!

"Si hubiera habido otra oportunidad..."

La plana mayor de McLaren, sus accionistas Mohammed Al Khalifa y Mansour Ojjeh, y también Flavio Briatore, Zak Brown, Éric Boullier... Todos estaban presentes en Indianápolis para seguir uno de los acontecimientos más singulares de las últimas décadas en el automovilismo mundial. Con ese piloto que se desangra en la Fórmula 1 como protagonista de las 500 Millas. "Por ahora, los nervios bien", comentaba Alonso antes las cámaras momentos antes de salir a la pista. Efectivamente, estaban controlados

Y lo hizo como un disparo. Sus dos primeras vueltas le colocaba provisionalmente segundo. “Me dicen que la degradación se va notando”, explicaba antes de su turno. “Vas muy rápido, sientes la degradación de los neumáticos, de la primera vuelta a la cuarta es muy diferente, tienes que mantener la concentración muy alta en cada curva, en cada vuelta”. 230,337 mph en la primera, 230,260 en la segunda, 229,845 en la tercera y 229,696 en la última. Una media de 230,034, la séptima mejor de la sesión de clasificación.

"Cuando acabé las cuatro vueltas se me iba un pelín de atrás y perdí alguna decimilla, algo de velocidad en la tercera o cuarta. Me quedé con el sabor de boca de que si hubiera habido otro intento quizás habría mejorado”. No paró de repetirlo. Después recordó que las condiciones ambientales mejoraron según fue avanzando la sesión, porque en el momento de su tanda las temperaturas eran más elevadas. "Mañana (por este domingo) podremos hacer pequeños cambios en el ‘set up’ para hacer la tanda un poco más cómoda y consistente”, dijo, a la vez que apuntó que iba aprovechar la experiencia de Takuma Sato y Alex Rossi, compañeros de Honda clasificados por delante.

"Hay más velocidad en este coche"

“Cada día cambia, es el único sitio donde con solo cuatro curvas no puedes repetir una vuelta igual, cada vuelta tienes que seguir aprendiendo e improvisando”, dijo Alonso. Precisamente, una de sus grandes virtudes. Pero tendrá esa oportunidad este domingo porque consiguió convertirse en uno de los 'Fast Nine'. "El coche ha sido magnífico toda la semana para darme confianza, mañana sacaremos toda esa confianza. Creo que hay todavía más que sacar del coche, hay más velocidad, y ojalá podamos sacarla mañana”.

Alonso no se fijaba en el singular éxito que había conseguido, sino en lo que le había faltado en la pista. Pero por detrás se habían quedado varios ganadores de las 500 Millas, entre ellos Juan Pablo Montoya, quien le había enviado un mensaje cuando supo que el asturiano iba a competir en Indianápolis. “A tus órdenes”, le dijo para ofrecerle su ayuda. El colombiano se quedó fuera del 'Fast Nine'.

Hay cosas que he visto que podían ser diferentes: la preparación de los neumáticos, de las vueltas, la consistencia de las vueltas... Cosas que aunque tengas el 'Fast Friday' antes, nunca es igual que en los entrenamientos”, explicó Alonso al final de la primera jornada clasificatoria. ¿Qué nueva sorpresa deparará ese piloto que solo pensaba en corregir esos pequeños errores, en el único intento clasificatorio de sus primeras 500 Millas, y a pesar de ser un 'Fast Nine'?

"Hace dos semanas no sabía cómo era el coche, cómo era el circuito ni cómo iba a ser la carrera en sí. Si podemos estar luchando por lo que es la Q3 de aquí sería una gran sorpresa", señaló. La primera sorpresa llegó este sábado. Escuchando a Alonso tras bajarse de su monoplaza, viendo su lenguaje corporal, este domingo puede llegar la segunda.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios