PENÚLTIMA JORNADA PARA ALONSO Y ORIOL SERVIÁ

Alonso, 225.619 mph y subiendo. Se acercan las "cuatro vueltas más horribles de su vida"

Alonso rodó toda la jornada entre los diez primeros, pero llega otra vuelta de tuerca en el "Fast Friday", ya que hoy empieza la preparación para los entrenamientos clasificatorios

225.619 millas por hora. Cuarto mejor tiempo de la cuarta jornada de libres de las 500 Millas de Indianápolis. Nada mal para tratarse de un novato. En la pista, Fernando Alonso se movía con seguridad entre los pelotones y rebufos. La progresión era evidente. “Hemos trabajado mucho en situación de carrera para sentirnos más cómodos, y creo que hemos encontrado un buen equilibrio para rodar en tráfico”, explicaba el piloto español al terminar la sesión del jueves.

Alonso rodó durante casi toda la jornada entre los más rápidos, aunque especialmente concentrado en la puesta a punto de carrera, su objetivo principal. Sin embargo, hoy llega el “Fast Friday”, primera jornada que los equipos utilizan para preparar los entrenamientos clasificatorios, y donde habrá que darse otra vuelta de tuerca al incremento de velocidad. “Gil de Ferrán (coach de Alonso para las 500 Millas) me ha dicho que las cuatro vueltas clasificatorias serán “las más horribles que habrás dado en tu vida”".

Siempre entre los diez primeros

Alonso logró la cuarta vuelta más veloz con rebufos, y la novena sin otro monoplaza delante. Hasta el momento, parece que puede rodar casi siempre entre los diez primeros. “El coche iba bien desde el mismo comienzo de la sesión, pero creo que luego lo mejoramos durante el día”. Un buen síntoma para la carrera, ya que equipo y piloto se han concentrado estos días en encontrar el mejor compromiso para rodar cómodo y veloz en grupo y al rebufo.

“Hoy había menos viento, y con otra dirección”, explicaba el piloto español, “el día ha sido diferente e interesante en sí mismo. Pruebas muchas cosas, quitas ala al coche y todo lo que has hecho no vale para nada, y hay que empezar de cero. Hacemos cambios en el coche, y hay que adaptarse a los cambios mecánicos que haces”.

Para Alonso, el viernes supondrá dar otro paso en su proceso de aprendizaje, ya que se incrementa la potencia de los motores pensando en los entrenamientos de parrilla del sábado. Se rodará nuevamente solo, y a mayores velocidades que hasta el momento. “Empiezas otra vez de cero, hay que adaptarse”, ya que también cambian las configuraciones aerodinámicas. “Hasta ahora no hemos hablado mucho el tema, el equipo me dará las ideas claves”.

"El resto de los garajes están vacíos"

El piloto español concedía una entrevista a la revista americana Racer, donde explicaba cómo se está desarrollando su experiencia en Indianápolis “Me asustaron bastante cuando llegué aquí, me dijeron que iba a ser una locura con las actividades alrededor de la pista, pero hasta ahora ha sido más o menos como en la F1. Aparte de esto el nivel de actividades es muy similar al de la F1”.

Pero sí ha notado la expectación creada por su presencia. “Como soy nuevo aquí, y es una gran noticia que viniera, ves que el resto de boxes y de garajes están vacíos, aparte del mío. Creo que con el tiempo todo estará un poco más relajado y la gente se acostumbrará a verme aquí, como si fuera un piloto normal”.

"Seré un piloto más completo"

Alonso reconoce “que sigue sumando experiencia y aprendiendo buenas lecciones. Por ahora, todo me está aportando calidad, experiencia, y creo que terminaré como un mejor piloto. Podré terminar primero o vigesimoctavo, pero seré un piloto más completo”.

El español está recibiendo “grandes lecciones”, una de ellas, “la de ser muy preciso”. Alonso apuntaba “la precisión que necesitas en tu información y en el ajuste de puesta punto. Cambian un cuarto de milímetro aquí, un cuarto de grado allí… Son cosas que pueden cambiar el equilibro del coche completamente, incluso aunque las cuatro curvas no parezcan difíciles. Con el efecto del viento y de los coche al límite, cambios muy pequeñospueden arruinar tu confianza en el coche para pasar a fondo las curvas. Así que aquí hay una gran lección, ser muy preciso”.

"El apoyo de McLaren"

McLaren también está apoyándole con un equipo de analistas traídos a Indianápolis desde Woking. "Están haciendo muchos análisis, de los tiempos de los sectores, traen sistemas sofisticados, algunas matemáticas que tenemos en este juego”. En este sentido, Alonso estaría intentando almacenar la mayor cantidad posible de información para sentirse más seguro, por un lado y, por otro, para manejar la mayor cantidad de escenarios posibles de carrera. "Las cosas que hemos traído son de apoyo para ayudar a la puesta a punto del coche, para que entienda mejor las reglas, entender qué es lo mejor qué hay que hacer en medio de un pelotón en el primer cuarto de carrera, para ahorrar combustible, para ir hacia adelante, hacia atrás…".

“Me preparo tanto como puedo, aun sabiendo que tengo menos opciones que el resto, porque cuando llegue el momento de la verdad seré novato, y todas esas maniobras y esos pequeños trucos que utilicen yo no podré usarlos, probablemente”. Por ello, los miembros de McLaren “intentan contarme cosas incluso si no puedo aplicarlas en la carrera, porque necesitamos seguir el instinto de Andretti y de cómo son aquí las carreras ya que tenemos cero experiencia. Pero me ayuda mentalmente tener formas teóricas de llegar más rápido al final, e intentar utilizarlas”.

El presupuesto de una réplica del Borg Warner

Pero, sobre todo, Alonso también destacaba la experiencia personal de correr en Indianápolis y sus expectativas ante las sensaciones que vivirá durante el fin de semana de carrera, incluídas las celebraciones en torno a la prueba. “Este es un gran evento, uno de los más grandes del mundo del motor, y ha sido sorprendentemente bueno por la bienvenida y la respuesta de los medios que he tenido desde el primer día. Para los aficionados también, cada mensaje que he recibido es un “gracias por estar aquí”, “gracias por venir”, “estamos orgullosos de tí”. Es una bienvenida increíble que eleva la felicidad de estar aquí".

[Lea más noticias de las 500 Millas y Fórmula 1]

Según la revista americana, y como al resto de los pilotos, a Alonso ya se le ha tomado la medida de su dedo para el anillo del ganador. El piloto español, tambíen habría querido conocer el precio una réplica del Borg Warner, el trofeo de la carrera que queda siempre en manos de la organización. Seguramente, pensando en su museo personal en Asturias. Por si acaso.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios