CHARLA CON ORIOL SERVIÁ, UNO DE LOS FAVORITOS

"Alonso se está tirando a la piscina sin saber qué son las 500 Millas. Con un par de coj..."

La llegada de Alonso a las 500 Millas de Indianápolis ha puesto también el foco en el segundo piloto español que participa en la carrera, Oriol Servía, con opciones de victoria

Foto: Oriol Serviá en su box de las 500 Millas. (Foto: Instagram @OriolServia)
Oriol Serviá en su box de las 500 Millas. (Foto: Instagram @OriolServia)

La llegada de Fernando Alonso a las 500 Millas de Indianápolis ha puesto también el foco en el segundo piloto español que participa en la carrera. Sin embargo, Oriol Serviá es un veterano profesional con años de experiencia en la carrera y el automovilismo americano. En la siguiente charla con El Confidencial ofrece con especial énfasis un apasionante acercamiento a la prueba y pone en su contexto la participación de Alonso, además de ser él mismo uno de los grandes favoritos para la victoria.

Pregunta: Oriol Serviá es alguien asentado desde hace muchos años en Estados Unidos, con gran experiencia allí, aunque en España sea menos conocido ¿Cómo es su vida de piloto y se ha labrado su carrera profesional?

Respuesta: Me fui en el 98 pensando que estaría un año, en las Indy Lights, gané el campeonato en el 99, y lo que pensaba que iba a ser un año son ya veinte. Ha sido curioso, he estado en buenísimos equipos, otros no tan buenos, años sin correr, corriendo a medias… Tengo el récord de haber estado en catorce equipos diferentes, nadie lo ha hecho. Es malo porque para tener resultados has de ser consistente, pero ha sido bueno porque significa que cada vez que un equipo tenía presupuesto o la oportunidad me han vuelto a coger. Algo de valor tendrá. Y aquí estoy, con 42 años, en mi novena participación en las 500 Millas, Indianápolis, en el mejor equipo que he tenido nunca.

P: Muchos pilotos europeos muy buenos habéis hecho carrera en Estados Unidos. ¿Cómo es la vida de un piloto profesional? ¿Cómo se gana uno la vida aquí?

R: Cada caso es diferente. Normalmente quien lo consigue hacer tantos años como yo es porque se puede ganar bien la vida. En mi caso, ha habido años buenos y de sequía. Siempre he sido bastante malo viniendo a España a buscar patrocinadores. Quizás ahora sería un buen momento, pero nunca me ocupé lo suficiente. Yo no me puedo quejar de estos años, y tanto los franceses o brasileños que están aquí se han ganado la vida bien.

El piloto catalán Oriol Serviá. (Reuters)
El piloto catalán Oriol Serviá. (Reuters)


P: Como piloto, si tuviera que explicarle al público español o a los aficionados a la Fórmula 1 cómo son las 500 Millas, ¿qué les destacaría de esta prueba?

R: Para empezar, es una carrera que vas de media a 370 km/h: vas a gran velocidad. Y a esta velocidad afectan mucho más cosas que cuando vas despacio, y una de ellas son las turbulencias. Cuando vas tan cerca un piloto de otro, el coche de delante te saca el aire al entrar tú en la curva, y esto es algo muy complicado, porque necesitas ese aire para que se te pegue all suelo tu monoplaza. Pero no es uno, son siete coches delante los que te afectan, y tienes correr mirando mucho hacia delante.

Es una carrera con siete u ocho paradas en boxes que tienen que salir bien para que tengas opciones al final. Hay muchos factores en juego para tener un buen resultado. Es muy excitante por la velocidad, porque vas muy cerca de los otros, y porque hay una parte de estrategia importante, ya que una bandera amarilla puede salir en cualquier momento.

Oriol Serviá junto a Montoya. (Reuters)
Oriol Serviá junto a Montoya. (Reuters)

P: También debe ser impresionante salir a la pista a clasificar, ante 350.000 personas, que te están mirando solo a tí... ¿Qué se siente en esos momentos?

R: He corrido en muchísimas carreras, algunas con poco público, otras con mucho… Pero esta es la única en la que te das cuenta realmente que hay trescientas y pico mil personas ahí fuera. En 2011 lideré muchas vueltas, y cuando hubo una bandera amarilla e iba más despacio, cuando miraba hacia arriba, había tanta gente que parecía que se iba a caer de los balcones. Es una pasada. Aparte de que te tiras dos semanas corriendo, y aunque antes haya mucha gente, el día de la carrera te cambia todo. Porque todo está lleno de gente, es impresionante.

Y le va a pasar a Fernando. Le va a ir gustando, se va a enganchar con lo que es conducir un coche en un óvalo. Dar vueltas solo ya le engancha, porque vas muy rápido, pero cada cambio se nota mucho. Vas muy rápido, aunque todo pasa muy despacio. Pero no va a darse cuenta de la dimensión que tienen las 500 Millas y su energía hasta el momento en que cantan el himno, antes de subirte al coche. Es que aunque no seas americano, es que te cae la lagrimita.... Es su 'Memorial Day Week End', un día muy patriótico, y cuando están 350.000 personas… Es que no se puede explicar.

P: Hablando de Fernando... De todo lo que significa este desafío, de piloto a piloto ¿qué es lo que más le llama la atención sobre la experiencia de Alonso, conociendo como conoce la carrera?

R: Mira, esto es lo que para mí tiene más valor de su decisión: yo sé lo que es esto, porque lo he hecho muchas veces, sé lo que es el proceso de las 500 Millas. Estás diez días en las que ruedas cada día. Y en la situación en la que llega, con un equipo que ha ganado antes, yo sé que lo puede hacer todo bien, y ganar. Pero lo sé porque sé lo que es la carrera. Él no. La gente no sabe lo que son las 500 Millas, ni siquiera Fernando Alonso. Se está tirando a la piscina sin saber. Y sé que le puede salir bien.

[Lea más noticias de las 500 Millas y Fórmula 1]

Aluciné cuando tomó la decisión, porque sé lo que él no sabe. Pues un par de cojones. Y cuando digo un par de cojones no lo digo solo por tirarse a un oval a 350 km/h, se está tirando a algo desconocido sin saber si es una locura, si va a hacer el ridículo o no. Hoy en día, los pilotos de Fórmula 1 del nivel de Fernando, y más de un bicampeón del mundo, no se juegan hacer el ridículo. Y él se la está jugando. Ahí me dije: “Tío, ahora te tengo todavía más respeto”.

P: A todo esto, Oriol Serviá está en la mejor oportunidad de su carrera para ganar las 500 Millas de Indianápolis.

R: Sí, mira, nunca sabes cómo van a ser las cosas. No solo tengo la oportunidad, sino que es además el día que el tío más famoso del mundo del motor trae toda esta atención a la carrera. Estoy en un equipo que ya conozco (Rahal Letterman Lanigan), los dos últimos años ha acabado como mejor equipo Honda. Tienen muy buenos ingenieros. El que ganó el año pasado con Rossi y el equipo Andretti le contrataron como mi ingeniero este invierno. Es una carrera que siempre me ha gustado mucho, se me da bien y creo que la entiendo. Sé lo difícil que es ganar, hay veinte tíos con las mismas posibilidades que yo, pero si hay un año que puedo ganar las 500 Millas es este, en el que estoy mejor preparado. Y encima, es mi carrera doscientos en el campeonato Indycar.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios