A LA CAZA DE MERCEDES Y FERRARI

"A remontar no nos ganan": La 'bestia' Red Bull despierta: coche nuevo y a por el título

Si en Australia rodaban 'en medio de la nada', Red Bull empezó a mostrar credenciales en Baréin. A partir de España, con un chasis nuevo, la filosofía de Adrian Newey puede sorprender a más de uno

Foto: Verstappen y Ricciardo, en el Gran Premio de Baréin. (EFE)
Verstappen y Ricciardo, en el Gran Premio de Baréin. (EFE)

“Aún no es suficiente, pero es cierto que estamos recortando distancias”. Hace un mes, Red Bull se tiraba de los pelos cuando rodaba a dos segundos de la cabeza en el Gran Premio de Australia. A la prohibición de la suspensión activa, una de sus grandes armas, se sumó un chasis inestable que hacía sufrir a sus pilotos en las curvas por primera vez en años. La genialidad de Adrian Newey ya se empezaba a cuestionar mientras Mercedes y Ferrari se escapaban en solitario. Y aunque el panorama haya cambiado poco desde entonces, las sensaciones son algo más alentadoras tras las dos últimas carreras.

Si en China ya acabaron en el podio con Max Verstappen y recortaron el déficit hasta los 1,3 segundos, el fin de semana de Baréin fue incluso más alentador. Daniel Ricciardo acabó a sólo nueve décimas de la pole y hasta llegó a inquietar a los Mercedes en carrera. Aún desde la distancia, ya le han echado el gancho a la batalla por las victorias en apenas un mes. Y a partir de la gira europea, donde competirán con un coche nuevo, hay quien ya les ve en la pugna por el título. ¿Ha vuelto aquel equipo que solía dominar la Fórmula 1?

Chasis nuevo para ganar en verano

Reconocer a tiempo la debilidad del coche puede haber sido clave para ‘ponerse las pilas’ antes de lo que muchos pensaban. “Ahí tenemos que demostrar muchas cosas”, decía Helmut Marko en modo de autocrítica. El primer paso llegará en el Gran Premio de España, con un nuevo chasis “totalmente renovado” para mejorar el agarre en curvas y ajustar una nueva geometría de suspensiones. Y aunque no sea una revolución, todo apunta a un concepto más cercano al perfil de coche ganador que muchos esperaban de Newey en invierno. ¿Rectificará el genio de la aerodinámica?

Es probable que el RB13-'B' mantenga la base de diseño actual, pero con una nueva aerodinámica adaptada al desafío de ganar carreras. Aunque la filosofía de Newey haya sido cuestionada, en el equipo están convencidos de que será todo un éxito en cuanto afinen el tiro. “Mercedes y Ferrari lo han hecho mejor, pero vamos a desarrollar nuestro concepto”, dijo Christian Horner. Newey, reacio a vulnerar sus principios, lleva meses trabajando “día y noche” en unas piezas que pueden dejar con la boca abierta a aquellos que le veían perdido con las nuevas reglas.

“Somos bastante optimistas, vamos a dar un paso adelante”, apunta Helmut Marko, con la vista puesta en dar algún susto a Mercedes en clasificación y conseguir podios hasta antes del parón veraniego. A la vuelta, desde Bélgica hasta Abu Dabi, su enfoque pasará a las victorias. Es un plan ambicioso que sólo funcionará si Renault también se pone al día. Y aunque aún no se hable de caballos, se espera que el fabricante francés introduzca una mejora “muy grande” en Canadá. De ser así, el cóctel de chasis y motor puede ser bastante más explosivo de lo que pensaba Ferrari cuando les tomaban la medida en los test.

¿Demasiado tarde para el título?

La gran incógnita es si la reacción de Red Bull llegará demasiado tarde para luchar por el título. Y aunque Mercedes y Ferrari parezcan dispuestas a aglutinar toda su ventaja en la primera mitad del año, los austriacos no se rinden. “Cuando luchamos por el título con Vettel contra Alonso, estábamos 42 puntos por detrás en el parón veraniego. Y acabamos ganando. Somos los campeones de la remontada”. En una nueva Fórmula 1 donde el desarrollo del coche vuelve a ser importante, hay quien ya espera que Newey saque algunas de sus ‘cartas mágicas’ como en el pasado.

Mientras Red Bull se emplea a fondo en la fábrica, una de sus grandes armas en pista será el buen ritmo del coche a altas temperaturas. Si Verstappen ya conseguía rodar más rápido que Räikkönen en Australia, su mejor tiempo en los Libres 3 de Baréin a casi 40ºC parecía confirmar la tendencia. Y sabiendo que el RB13 mejora su rendimiento cuanto más blandos son los neumáticos, algunas carreras como Mónaco, Canadá y Azerbaiyán -donde se rodará con el ultrablando- pueden hacer brillar su el nuevo chasis. Llegado a ese punto, bastaría con emular sus buenas estrategias de 2016 para optar a algo más que un podio.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Pero aún con piezas del motor del año pasado, Red Bull ya nota un cambio de tendencia. Ricciardo "soñó con la victoria” en Baréin mientras igualaba el ritmo de Hamilton y Verstappen lamentó perder “muchos puntos” por su abandono, quizá en una hipotética lucha con Kimi Räikkönen. “He conseguido presionarle a los mejores”, se sorprendía el holandés. A la vista de la progresión del coche, una declaración así puede dejar de ser noticia en muy pocas carreras. Ahora más que nunca, Red Bull parece una 'bestia' adormecida esperando el momento adecuado para atacar.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios