ESTUDIARON ADELANTARLA A MAÑANA

El GP de China se disputará finalmente el domingo: la FIA no espera más niebla

Una densa capa de niebla ha trastocado los entrenamientos libres, y se temía un panorama similar para el domingo. Es cierto que lloverá, pero no se esperan problemas de visibilidad

Foto: Valtteri Bottas, en los Libres 1 del Gran Premio de China. (EFE)
Valtteri Bottas, en los Libres 1 del Gran Premio de China. (EFE)

La FIA ha decidido mantener la carrera del Gran Premio de China para el próximo domingo, pese a los temores de que las malas condiciones meteorológicas obligaran a adelantarla a la jornada de mañana. La densa niebla alrededor del Circuito Internacional de Shanghái impedía que el helicóptero médico pudiera trasladarse al hospital más cercano en el caso de un accidente, lo cual ha obligado a interrumpir los Libres 1 y cancelar definitivamente los Libres 2. Los equipos habían propuesto un cambio de planes, sabiendo que las precipitaciones del domingo intensificarían el efecto de la niebla, pero la Federación sostiene que la mayor intensidad del viento mejorará la visibilidad, y por tanto la carrera podrá disputarse normalmente.

Los equipos habían propuesto celebrar la carrera justo después de la sesión clasificatoria, y el asunto se ha discutido esta tarde junto a la Federación Internacional durante el 'briefing' de pilotos. Existía el temor real de que el helicóptero no pudiera volar bajo las condiciones que se esperaban para el domingo, y sabiendo que la seguridad es un plano inestimable para la FIA, todo apuntaba a que adelantar la carrera era la única solución posible. Los últimos pronósticos, sin embargo, apuntan a una jornada lluviosa sin tanta niebla como la que cubría el cielo esta mañana. Y con buena visibilidad de por medio, todos coinciden en que no había motivo para modificar los horarios.

"Parece que la previsión dice que las nubes estarán un poco más altas, así que la probabilidad de que el helicóptero pueda aterrizar el domingo será más alta", explica Kevin Magnussen a 'Autosport'. Por su parte, Toto Wolff celebra que la planificación se mantenga intacta, aunque exige explicaciones a la FIA para no repetir la situación de hoy. "Creo que es importante tener estabilidad en el formato, y en vez de correr el sábado, deberíamos entender por qué no hemos podido rodar hoy, por qué el helicóptero no podía aterrizar, y qué hospital hubiéramos cogido en el caso de una emergencia".

Aunque ya no preocupe la niebla, la intensidad de la lluvia será un factor importante. La única experiencia de los nuevos coches en suelo mojado se remonta a los test de Barcelona, donde inundaron la pista de forma artificial para probar los neumáticos de lluvia. Esta mañana, los pilotos rodaban más rápidos que el año pasado con los intermedios, pero la mayor anchura de los Pirelli de 2017 deja tras de sí una estela de agua mucho más extensa para los perseguidores, y por tanto la visibilidad en pista puede ser algo a tener en cuenta si aumenta la intensidad de la lluvia.

¿Por qué la niebla afecta tanto?

Si la fuerte lluvia del viernes ya vaticinaba un fin de semana inestable en el plano meteorológico, las peores sospechas se han confirmado cuando la niebla hacía acto de presencia nada más comenzar la primera sesión de entrenamientos. La situación ha empeorado con el transcurso de las horas y los Libres 2 ni se han disputado. ¿Pero tan densa era la niebla para no poder rodar? El problema no estaba en el circuito, sino en el hospital más cercano. La FIA no inicia ninguna sesión sin asegurarse de que el helicóptero podría aterrizar sin problemas en el centro médico de tener que trasladar a un piloto accidentado. Y aunque en el circuito apenas hubiera niebla, la visibilidad de camino al hospital era mucho peor. Por ello, la cancelación era inevitable.

En los Libres 1, solamente 14 pilotos han marcado una vuelta rápida, y en condiciones de mojado. Max Verstappen ha sido el más rápido, mientras que Fernando Alonso ha finalizado séptimo. Pero ni siquiera con los neumáticos intermedios han podido extraer conclusiones, ya que la niebla ha vuelto a cubrir el circuito apenas media hora después de que empezaran a pisar el asfalto. En la segunda sesión, la FIA ni ha llegado a sacar la bandera verde.

Pero si hay algo positivo son las sorpresas que puede deparar la jornada del sábado. Antes de la clasificación, los pilotos sólo tendrán los 60 minutos de los Libres 3 para adaptarse al circuito y probar los neumáticos. Y en la carrera, cuya fecha está por definir, apenas habrá datos sobre el consumo de combustible o la degradación. Vistas las circunstancias, la niebla puede hacer que el resto del Gran Premio sea caótico e impredecible. Sin apenas información sobre el coche, el talento y la capacidad de improvisación jugarán un papel esencial. Ahí puede estar la esperanza de Alonso y McLaren-Honda.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios