Red Bull busca jugársela a Ferrari sacando un coche nuevo de la chistera

En Renault confían en sus posibilidades para que Red Bull pueda rentabilizar un envidiable método de correlación por el cual en su propia fábrica ya saben cómo funcionará una pieza en pista

Foto: Daniel Ricciardo en acción durante esta pretemporada. (Reuters)
Daniel Ricciardo en acción durante esta pretemporada. (Reuters)

“Estamos probando en el dinamómetro una de las actualizaciones más importantes de rendimiento de nuestro motor, así que ahora el propulsor real está un paso por detrás de lo que estará. Y lo bueno es que no hemos descubierto nada malo por el momento. Creo que estamos quizás superando las expectativas pese a la fiabilidad. Haremos todo lo posible para permitir a Red Bull luchar por el Mundial de Fórmula 1”. En Renault confían en sus posibilidades y en llegar a unos mínimos para que la escudería de Milton Keynes pueda rentabilizar un envidiable método de correlación y diluir las expectativas que ha generado Ferrari en Montmeló.

“Estamos implementando el coche sólo si estamos seguros de que las novedades introducidas previamente están funcionando correctamente”. Helmut Marko, en declaraciones a Auto Motor und Sport, ha dejado al descubierto la confianza plena que tienen en sus datos extraídos a partir del túnel de viento y el simulador. “En nuestra fábrica podemos probar todo, pero estamos nosotros solos (sin saber cómo están los rivales)”, dejando caer en la publicación que cada elemento saben si funciona o no ya en la propia factoría con total seguridad.

“Mil diseños a la semana”

Este nivel de seguridad por parte de Red Bull implica un nivel de desarrollo y evolución muy alto. “Hacemos unos mil diseños a la semana, que siguen un proceso de inspección validación, desarrollo, investigación, que debe estar entregado a tiempo”, señalaba hace un par de años el director técnico del equipo, Alan Peasland, quien contaba para ello con 700 personas en la trastienda. Si en Red Bull son capaces de acercarse al 100% de acierto con sus medios, sin necesidad de saltar a pista, la Fórmula 1 estaría ante un avance relevante hacia la perfección.

Es una carrera, la que se da en las factorías, clave para impulsar al monoplaza en el asfalto. Ahora bien, falta por saber si las ideas que responden como ellos esperan son las buenas y a qué nivel de desarrollo está el resto de los rivales. En los últimos años, Red Bull se ha caracterizado por realizar buenas remontadas durante la temporada -la última fue en 2016, adelantando a Ferrari, y la más famosa en 2012, cuando arrebató el título a Ferrari después del verano (sin test en pista)-. Con estos antecedentes aumenta la credibilidad de las palabras de Marko a la publicación alemana.

Cruzar la meta, lo primero

Ahora bien, en una era híbrida, con tanta influencia del motor en el rendimiento del coche, ¿qué ocurre si Renault falla? Como señalaba en el inicio de este texto Cyril Abiteboul a 'Motorsport', por parte de los franceses esperan dar a Red Bull las herramientas necesarias en cuanto a potencia para luchar por victorias, aunque no se olvida que, lo primero de todo en la carrera inaugural del año es la fiabilidad: “Creemos que tenemos todo bajo control, pero estas unidades de potencia son tan complejas que aún hay que tomar algunas decisiones antes de Australia que afectarán al hecho de que alcancemos la meta o no”.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Con este planteamiento parece que Red Bull es uno de los favoritos y que esta posición se ha debido ver ya en los ocho días de pretemporada. No ha sido así: “No forzamos el motor porque estábamos administrando la distancia y la duración de las distintas partes del motor, que aún están en condiciones críticas. El propulsor real está un paso por detrás de lo que estará”, reconocía el líder de los propulsores 'made in Renault'.

Para Australia, presuntamente, Red Bull competirá sin el motor 'capado' y con las últimas mejoras aerodinámicas que saldrán de la fábrica sin haber sido probadas en pista (el viernes), pero con un alto porcentaje de que serán un acierto. Estas 'amenazas', de cumplirse, no sólo pondrán en apuros el favoritismo de Mercedes, sino que también comprometerán las expectativas levantadas (en pista, no ante la prensa) por la Scuderia durante la pretemporada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios