ENTREVISTA AL PERIODISTA BRITÁNICO MARK HUGHES

"Me encanta Fernando Alonso y la forma en la que juega contigo. Nunca es aburrido"

Mark Hughes es uno de los periodistas más respetados de la Fórmula 1, presente en todos los grandes premios desde 1993, y con una particular visión de este deporte

Foto: El piloto Fernando Alonso en una imagen de archivo. (Gtres)
El piloto Fernando Alonso en una imagen de archivo. (Gtres)

El británico Mark Hughes es uno de los más prestigiosos y respetados periodistas de la Fórmula 1 actual. Con décadas de experiencia en este deporte, es analista de Sky Sports en el presente, editor de la revista Motorsport y colaborador de varios medios. Ha escrito varios libros, entre ellos "Lewis Hamilton. The true Story". En la conversación mantenida con El Confidencial habla de Alonso, Sainz, McLaren, Ferrari y la situación de la F1, entre otros temas, haciendo gala de su capacidad para transmitir y articular extraordinariamente desde la faceta humana a la técnica.

Mark Hughes durante la entrevista.
Mark Hughes durante la entrevista.

Pregunta: ¿Cuando empezó a seguir profesionalmente la Fórmula 1?

Respuesta: Mi primera carrera fue Donington 1993, la famosa carrera de Senna en la lluvia. Antes trabajaba también de probador de coches. Cuando me hice independiente, empecé en la Fórmula 1 y no me he perdido ninguna carrera desde entonces, salvo Malasia 1999.

P: ¿Cómo ha visto evolucionar la F1 desde entonces?

Respuesta: Ha pasado de ser dominada por las tabaqueras a serlo por los fabricantes. Y está constantemente en un estado de estrés, siempre moviéndose, pero es parte de su naturaleza. La gente dice que no es como era antes, pero nunca sido de una manera, porque siempre ha estado cambiando. Este es un deporte que no para.

P: Pero la gente se queja de que esa evolución ha llevado a la falta de sonido, a los pilotos no les gustaban los monoplazas de estos años, del tener que ahorrar…

R: Sí, pero soy optimista con los nuevos propietarios, de que van a hacer los cambios necesarios. Lo más importante para mí han sido los neumáticos, creo que ha sido la forma más equivocada de correr, de que la forma más rápida de ganar una carrera fuera pilotando despacio. Esta fue una de las consecuencias no queridas, la F1 constantemente quiere arreglar una cosa y crea un problema diferente. No hay una visión unificada de lo que deberíamos intentar hacer.

Creo que el fichaje de Ross Brawn ha sido un acierto, está extremadamente cualificado para esta visión global. Espero que sea el comienzo de una nueva dirección que analice dónde queremos ir y que modele todo en torno a ello, en vez de reacciones como la de Pirelli. Como los equipos estaban gastando tanto en la guerra de neumáticos de la época de Michelin, para resolver el problema de los entrenamientos excesivos, llegó el acuerdo con Pirelli con ese concepto de neumático.

Max Verstappen y Lewis Hamilton en Montmeló. (Reuters)
Max Verstappen y Lewis Hamilton en Montmeló. (Reuters)

Y en este mundo siempre hay diferentes facciones luchando unas contra otras. Ahora hay una oportunidad de seguir una dirección. Por ejemplo, el sonido, tiene mucho que ver con la evolución de la industria. Ahora se reconoce que la tecnología híbrida es solo una transición. El futuro a largo plazo es eléctrico o con células de combustible, con coches sin conductor, y esto no tiene nada que ver con las carreras. Ha llegado el momento en que la Fórmula 1 tiene que decir "esto es irrelevante para nosotros", y creo que llegarán motores con más sonido, más dramáticos, para tener más competición más auténtica.

P: Pero esta pugna constante también es parte del ADN de la Fórmula 1…

R: Sí, es por eso por lo que necesitas una persona fuerte, y creo que Ross es la persona adecuada, es como un tanque, no es un instrumento de precisión, pero llega a donde tiene que llegar siempre. Y estoy seguro que lo logrará.

P: ¿Con qué pilotos disfruta desde el punto de vista personal, por su personalidad?

R: Bueno… Me encanta Fernando Alonso. Creo que tiene una personalidad muy colorida, nunca es aburrida. Me encanta la forma en la que juega contigo, nada de lo que dice parece particularmente inflamable cuando lo pone en palabras, pero luego te mira cuando lo dice, sonríe, y ves exactamente lo que dice… Es una personalidad sobresaliente. Me gusta Daniel Ricciardo, su sentido de la diversión, cómo trata absolutamente igual a todo el mundo, ya sea un aficionado, la persona del catering, un periodista, o al jefe del equipo. Me encanta eso de él. Lewis es muy interesante, polifacético, una personalidad fascinante, todo el mundo tiene una opinión sobre él, lo que es algo bueno…

Fernando Alonso durante la cuarta y última jornada de la pretemporada. (EFE)
Fernando Alonso durante la cuarta y última jornada de la pretemporada. (EFE)

P: Usted ha escrito un libro sobre 2007 y la pelea de ambos (Alonso y Hamilton) en McLaren. ¿Qué pasó en aquella famosa carrera de Hungría 2007?

R: Era una cuestión de dos personalidades explosivas que no fueron bien gestionadas. Ron Dennis le dio a Fernando determinadas certezas e impresiones sobre cómo iba a ser el equipo, y Ron subestimó lo competitivo que iba a ser Lewis a ese nivel. Creo que Dennis no estaba en la posición de cumplir las promesas que le había hecho a Fernando. No fue capaz de parar a Lewis, que había llegado al equipo como el piloto número 2. Aquello no fue bien gestionado. Y Ron intentó hacerlo a través de la disciplina, y Fernando y Lewis no son dos personalidades que funcionaran así. Uno se la hacía a uno, luego el otro al otro, aquello fue escalando y explotó.

P: ¿Fue aquella temporada crucial para la carrera de Alonso? Porque salió de un equipo competitivo y no logró engancharse a otro.

R: Sí, sí. Creo que fue un momento de locura utilizar aquel recurso tan tosco (la amenaza de mostrar los correos electrónicos en el contexto del Spygate con Ferrari) que nunca iba a funcionar. Con un momento de reflexión, te hubieras dado cuenta, ¿realmente era una buena idea? Hubiera continuado ganando en 2008, pero las opciones empiezan a reducirse desde entonces. Esa es la parte de su personalidad que le ha hecho daño. No le ha hecho menos competitivo, pero ha hecho de su carrera menos de lo que podía haber sido. Es uno de los más grandes, pero creo que si tuviera que elegir un momento en el que se infligió el mayor daño fue aquel, en Hungría 2007.

P: Usted habla muy bien de Carlos Sainz, ¿qué piensa de él?

R: Carlos es un potencial campeón del mundo. Tiene mucho talento, pero en Toro Rosso Verstappen se llevó los titulares por su juventud y porque batía récords. Carlos solía estar en la sombra, tuvo una desafortunada mala racha de fiabilidad y problemas en los boxes. El año pasado su coche no era muy bueno pero, si veías sus prestaciones, eran increíblemente buenas. Está mejorando constantemente, es uno de esos pilotos que no paran de mejorar desde las categorías inferiores, y la primera vez que se subió a un Fórmula 1 fue más rápido que Sebastian Vettel en el mismo coche (entrenamientos privados en Silverstone). Tiene un control de coche fantástico. Le ves los viernes por la mañana, cuando ataca para ver hasta dónde puede ir y luego corregir, buscando el límite y luego corregir, es así… Ves su coche en ángulos de locos… Es bravo, de buen ver, y hubiera sido interesante para la Fórmula 1 si hubiera estado en un Ferrari.

Carlos Sainz terminó la pretemporada en Montmeló con buen sabor de boca. (Toro Rosso)
Carlos Sainz terminó la pretemporada en Montmeló con buen sabor de boca. (Toro Rosso)

P: ¿Qué está pasando en McLaren ahora?

R: Ahora tiene un estilo de liderazgo completamente diferente al de Ron Dennis, que pudo imponer su estilo cuando tenía éxito. Pero creo que a medida que la naturaleza comercial del deporte ha ido cambiando, con las plataformas multimedia actuales, el marketing ya no va de tener algunos invitados en la pista o en el Paddock Club. Todo se ha hecho mucho más sofisticado, y se negó a entrar en ello. Y mucha gente ha dejado McLaren porque es una personalidad difícil, es muy brillante, cambió la escala de lo que era un equipo de Fórmula 1, esa era su visión, y su intensidad. Pero a la gente la enfadaba por ello, y perdió a mucha gente.

P: ¿Y Ferrari?

R: Es un entorno inflamable (risas). Siempre lo ha sido. Necesita un cortafuegos alrededor para la gente que está dentro. Fue lo que consiguieron Todt, Brawn y Schumacher, y dejaron a la cúpula fuera. Tan pronto como aquello desapareció no fueron sustituidos por la gente del mismo tipo. No es que hubiera nada malo, simplemente eran diferentes roles, y no tenían el mismo poder. Pero la Fórmula 1 es un mundo muy especializado para el comprensión de un alto directivo. Se puede aprender de la propia historia, y no creo que quienes están ahora hayan aprendido de su historia.

P: Usted tiene una comprensión de la parte técnica muy especial, capaz de conocer y traducir esa vertiente tan compleja de la Fórmula 1…

R: Para mí, me encanta de este deporte lo multidimensional que es. Me encanta la competición entre los pilotos, la parte psicológica de la competición, el pilotaje de los coches y sus diferentes técnicas. Me gusta entender por qué un coche es más rápido que otro. Y además, una de las cosas que más me gusta es que aquí hay unas mentes muy brillantes, pregúntales, y cosas que te llevarían muchas vidas entender te las explican.

P: Y con esa comprensión técnica, ¿qué piensa de estos coches nuevos?

R: He estado en la pista en la curva 3 (en Montmeló) y al final de la recta. Visualmente son mucho más dramáticos. Cuando llegaba el Mercedes a más de 300 km/ te preguntabas ¿Cuándo vas a frenar de una vez? Antes no veías esto. La velocidad en la curva 3 es increíble, antes era así. Si habrá mejores carreras, lo dudo. Las medidas para ayudar a que adelantaran los hicieron más lentos y ahora veremos.

Kimi Raikkonen en acción esta pasada semana. (Reuters)
Kimi Raikkonen en acción esta pasada semana. (Reuters)

P: ¿Cómo es la vida de un periodista de Fórmula 1?

R: Se hace normal muy rápidamente el estar constantemente en la carretera. Y cuando estás en casa los fines de semana, a veces parece que no lo estás, tu cabeza está en otra parte. Tu mujer se queja de que no estás ahí, aunque lo intentas. Pero es peor que la alternativa, la de no hacerlo.

P: ¿Este trabajo es una especie de droga entonces?

R: Es una pasión, el poder combinar la pasión con vivir de ello es fantástico. No es una profesión que te vaya hacer rico, pero realmente no me he planteado hacer ninguna otra cosa.

P: ¿Qué es con lo que más disfruta en la Fórmula 1 y con lo que menos?

R: Lo que hablamos antes, el poder conectar con esas mentes tan brillantes y preguntarles cosas, porque la gente brillante te puede explicar las cosas increíblemente complejas de forma que la mente más sencilla puede entenderlas. Y luego, el poder ponerlas en una pantalla para que el lector las entienda, es un proceso que disfruto mucho. E intento explicar muchas cosas que ves a pie de pista y que no se ven en televisión.

¿Y lo que menos? Lo duro que puede ser un domingo por la noche cuando tu cuerpo te pide a gritos que te vayas a dormir, pero no puedes porque tienes que hacer el informe de la carrera, y tienes tanta información…Y el cuerpo te pide dormir. A veces no puedo dormir hasta el lunes por la noche.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios