Quizás sea la gran pregunta  del mercado de fichajes esta temporada: ¿Por qué Luis García Abad, manager de Fernando Alonso, se dejó ver en público con Christian Horner en el paddock de Hungría?  Si la bella Sofía Vergara fuera vista cenando con Brad Pitt, ¿alguien pensaría que las imágenes pasarían desapercibidas? 

El Gran Premio de Bélgica no  cerró ninguna de las cuestiones abiertas en torno a posibles fichajes. No se anunció siquiera el de Daniel Ricciardo con Red Bull, una confirmación que Webber adelantaba este fin de semana por su cuenta, pero que Christian Horner desmentía por la suya. ¿Qué esta pasando en la Fórmula 1 esta temporada? Por su propia naturaleza, el mercado  se mueve tradicionalmente entre rumores, especulaciones, filtraciones interesadas y algunos gramos de verdad. Los protagonistas dosifican la información según sus objetivos particulares, y la prensa se convierte en una teledirigida correa de transmisión. Este año tampoco es la excepción.

Raikkonen lo empezó y Alonso lo terminó

Kimi Raikkonen parece ser el eje público principal sobre el que pivota dicho mercado. Pero que el nombre de Alonso haya entrado en la ecuación, ha dado otra dimensión de grandes implicaciones mediáticas ¿Por qué la discreción personificada que es Luis García Abad, el hombre en la sombra de Alonso, se reunió con Horner ante toda la prensa? Porque un tema es la realidad, y otra la realidad percibida. Según la primera, Alonso quizás nunca haya tenido la intención real de dejar la Scudería. Con la segunda, las interpretaciones se disparan. Aunque Sofía Vergara solo haya quedado a tomar café con su amigo…

Cualquier gestión podría haberse  realizado de forma privada, que es como mejor se realizan estas maniobras. Aunque  Garcia Abad dijera que versaba  sobre Carlos Sainz junior, una reunión con el equipo dominador de la parrilla que cuenta con un asiento libre, en plena 'pájara' de Ferrari, no deja a nadie indiferente. Cabe presumir que se valoraba una previsible tormenta de especulaciones.  Lo que efectivamente ocurrió.

Horner también contribuyó

Entonces, cabe  también pensar que el piloto español quisiera aprovechar la vacante de Webber para sondear el terreno, o que la reunión pública sirviera para zarandear el árbol de Maranello. Porque si sólo se trataba de hablar de Carlos Sainz Junior –como explicó García Abad-, la brecha entre realidad –ninguna intención de dejar Ferrari- y la realidad percibida es enorme. Porque  Horner, con sus insinuaciones y medios silencios, también contribuyó a ello en Hungría.

"Creo que era el momento adecuado, como ya dijimos en Budapest para que, ahora en agosto, con las vacaciones, hubiese muchos rumores y muchos periódicos que vender", explicaba Alonso para desmentir cualquier posibilidad al respecto.  Aunque nadie habría dado pie a los rumores de no ser por la famosa reunión. "En el equipo estamos más unidos que nunca. El (Montezemolo) es el hombre que nos mantiene la cabeza abajo y los pies en la tierra". El matrimonio entre el piloto español y la Scuderia no se antojaba ya tan sólido en Hungría, como el famoso comunicado de la Scuderia reveló ante la sorpresa general. 

"Los contratos están para ser respetados"

Que el propio Flavio Briatore interviniera públicamente días después de Hungría podría dar una pista. "Fernando tiene un contrato, y los contratos están para ser respetados, Alonso nunca ha dicho que se quisiera ir", para recordar que "ellos, (Ferrari) tienen que encontrar el libro de instrucciones en Maranello".  En principio, todo el contexto que rodea a Alonso en Ferrari no invita a pensar en la salida del piloto español. Pero la historia de la Fórmula 1 nos ha enseñado tantos casos donde la lógica saltaba por los aires...

Por tanto, la sombra de Alonso, real o figurada, sigue paseándose a la estela del protagonista más zarandeado en el mercado de fichajes, Kimi Raikkonen, centro de curiosas noticias al llegar a Spa. Previamente, un periódico finlandés desvelaba sus contactos con Ferrari, a la vez que su manager, Steve Robertson, cerraba la puerta a cualquier acuerdo con Red Bull.

La situación ideal para Horner

Sin embargo, al ser preguntando por el finlandés el pasado jueves, inesperadamente Horner se descolgaba con una posición al parecer desconocida para Raikkonen y su equipo, con un "estamos en la afortunada posición donde hay un tremendo interés en el asiento (de Webber) y tenemos tiempo hasta que necesitemos tomas decisiones firmes, así que utilizaremos el tiempo para evaluar", cuando por su lado el finlandés también se quejaba de que "no hemos oído nada de ellos (Red Bull) desde hace tiempo, no es la situación ideal, pero así son las cosas…". En este juego de espejos, resulta evidente que si para alguien la situación sí es ideal, es para el propio Horner.

¿Hay también otros pilotos interesados e interesantes además de Raikkonen en la vacante de Webber? ¿Está Jenson Button, sin contrato firmado todavía en 2014, en las quinielas de Red Bull y Ferrari? Sin olvidar que puede haber segundos espadas (Massa, Hulkenberg, Di Resta…) también a la espera de que los primeros muevan su ficha.

El baile de sillas está en plena ebullición y con la música sonando. ¿Se quedarán todos al final sentados en la que ahora tienen? ¿O alguno incluso perderá la suya hasta para seguir en la Fórmula 1?