tres planes en granada, palencia y jaca

Esquiar en Semana Santa: nieve de día e impresionantes procesiones de noche

Tres espectaculares escapadas para combinar nuestro deporte favorito con la semana de pasión, algo que puede hacerse en pocos lugares del mundo.

Foto: Sierra Nevada, con el Mediterráneo al fondo, un gran destino para Semana Santa (Foto: Sierra Nevada)
Sierra Nevada, con el Mediterráneo al fondo, un gran destino para Semana Santa (Foto: Sierra Nevada)

La Semana Santa se ha retrasado este año en casi en un mes si lo comparamos con las fechas de la pasada temporada. Eso provoca, a los amantes de la nieve, que no puedan elegir entre todos los posibles destinos ya que se encontrarán estaciones que habrán echado el cierre por falta del blanco elemento.

Sin embargo, serán muchos los que quieran apurar los últimos días de esquí del año (si no les hemos convencido con nuestro reportaje sobre esquiar en verano) y estén aún a día de hoy buscando el destino perfecto.

Si el año pasado ofrecíamos un montón de planes para esquiar con niños en Semana Santa, esta vez vamos a mezclar nuestro deporte favorito con destinos especiales en cuanto a las procesiones de estas fechas tan señaladas. Tres planes en tres puntos muy distintos de nuestro país, Granada, Palencia y Jaca, para disfrutar de tres maneras diferentes de una semana muy especial.

[Las 23 fiestas de Semana Santa de Interés Turístico Internacional]

Esquí en Sierra Nevada, emoción en Granada

Que Sierra Nevada es uno de los destinos más emblemáticos de España en Semana Santa no es ningún descubrimiento. De hecho, 2016 se cerró como la mejor Semana Santa de la historia del destino andaluz con más de 100.000 visitantes durante los nueve días que abarcó este periodo. Las magníficas temperaturas que suele haber en esta época del año y la calidad de la nieve (dependiendo, eso sí, de cuándo caiga la Semana Santa en el calendario) hacen que la estación granadina sea una apuesta clara para los amantes de la nieve al final de temporada.

Si, además, le sumamos la posibilidad de disfrutar de una se las Semanas Santas más importantes de toda España, entonces ya no hay discusión posible. A sólo 40 kilómetros, es decir, a menos de una hora en coche de las pistas, Granada acoge con los brazos abiertos a todos aquellos que buscan disfrutar de sus cofradías y hermandades, sus saetas y algunos de los mejores orfebres y bordadores de todo el país.

Aunque en la Plaza de la Catedral se pueden alquilar palcos por 300 euros con derecho hasta a seis sillas, sin duda lo mejor de esta semana Santa es hacerse cada día a la calle y mezclarse con los granadinos. Eso sí, la noche más famosa es la del Miércoles Santo, cuando el Cristo de los Gitanos recorre el Sacromonte, las hogueras se van encendiendo a su paso y artistas anónimos le dedican saetas emocionadas. Hasta que de madrugada se recoge en la Abadía del Sacromonte, el Cristo de los Gitanos habrá recorrido durante horas las estrechas callejuelas de Granada, en muchos casos con la Alhambra iluminada al fondo, un impresionante espectáculo que ningún visitante se puede perder.

Esquí en Alto Campoo y sorpresa en Palencia

Entre Cantabria y la meseta, cerca de Reinosa, Alto Campoo es un destino de nieve complicado para finales de temporada (más en años como éste en el que la nieve no ha abundado en estas tierras). Sin embargo, si el tiempo lo permite y hay nieve en sus pistas, una escapada de Semana Santa es una gran idea para combinarlo con las procesiones de una ciudad tan bella como desconocida: Palencia.

Aunque en Castilla y León casi todas las miradas se fijan en la Semana Santa de Valladolid o Zamora, lo cierto es que Palencia sorprende. Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, la Semana Santa palentina es famosa por su recogimiento, elegancia, sobriedad y silencio. Es curioso que, al contrario de lo que sucede en otras ciudades, en Palencia se invita a todas las cofradías a participar en las 19 procesiones programadas aunque, sin duda, la del Santo Entierro del Viernes Santo es la que convoca a un mayor número de palentinos y visitantes.

Ya en 1585, en el libro de reglas de la Cofradía de San Francisco (predecesora de la actual Cofradía del Santo Sepulcro), se conmina a los hermanos cofrades a procesionar en la tarde del Viernes Santo con motivo del entierro de Cristo. Desde entonces se mantiene esa norma que comienza a media tarde con la función del Descendimiento de Cristo en la Plaza de la Inmaculada. A continuación, desde el interior de la Catedral, sale la comitiva de la procesión del Santo Entierro con hasta 9 representaciones de la pasión de nuestro Señor Jesucristo, de un valor artístico y religioso incalculable, que serán acompañadas durante horas por las calles de la ciudad por miles de personas que guardan el más absoluto de los silencios en un ambiente sobrecogedor.

La Semana Santa de Jaca, un gran destino (Foto: Oficina de Turismo de Jaca)
La Semana Santa de Jaca, un gran destino (Foto: Oficina de Turismo de Jaca)

Esquí en Astún y las procesiones de Jaca

Con la unión de Astún y Candanchú en un solo forfait ya no es necesario romperse la cabeza pensando qué estación estará mejor. En el caso que nos ocupa, tanto Astún como Candanchú están prácticamente a la misma distancia de Jaca para poder desplazarnos después de esquiar a disfrutar de las procesiones de Semana Santa, pero lo cierto es que cuando la temporada de nieve se va acercando a su fin siempre es mejor opción para subir a pistas la zona de Astún, ya que mantiene mejor la nieve que sus vecinos.

Una vez que hacemos en coche los 30 minutos que separan la estación de Jaca y nos hemos preparado para vivir una de las Semanas Santas más espectaculares de todo Aragón, nos uniremos a los jacetanos para hacernos a la calle y disfrutar de la que ya ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Tallas, pasos centenarios y mucha pasión se observa en un pueblo que llena las calles con devoción durante estos días señalados.

Aunque el Viernes Santo salen todas las cofradías de la ciudad en la Procesión del Santo Entierro, el momento más espectacular de toda la semana se vive el Lunes Santo en la Procesión del Encuentro. Comienza a las ocho y media de la tarde y participan la Cofradía de Jesús Nazareno y la Hermandad de la Soledad de Nuestra Señora, además de un grupo de jotas que les acompaña. La primera procesiona desde la Iglesia de Santiago, mientras la segunda sale del Monasterio de las Benedictinas hasta que ambas se encuentran en la Plaza de la Catedral, un instante casi mágico que emociona a todos quienes lo siguen.

Sea cual sea el destino, no olvides que no es lo mismo esquiar en invierno que cuando suben las temperaturas. Por un lado, el estado de la nieve hará que (muy posiblemente) necesites una mayor forma física para deslizarte; además, debes tener cuidado con los rayos del sol, ya que en primavera hacen más daño a los ojos, por lo que las gafas se convierten en un elemento de primera necesidad. Y, por último, las buenas temperaturas que esperamos harán que te sobre más ropa que en invierno, por lo que una mochila para ir guardándolo todo según avance el día no estará de más.

Esquí
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios