por un infarto cerebral

Luto en el esquí español por la muerte del entrenador Israel Planas

"Siempre ha trabajado con absoluta profesionalidad además de tener un trato personal impecable con sus deportistas y con el resto de la federación. Lo echaremos de menos", ha dicho May Peus

Foto: Israel Planas, segundo por la izquierda, posa junto a Lucas Eguibar en la sede del CSD tras el título de la Copa del Mundo del 'rider' vasco.
Israel Planas, segundo por la izquierda, posa junto a Lucas Eguibar en la sede del CSD tras el título de la Copa del Mundo del 'rider' vasco.

La estación de Sierra Nevada, sede de los Mundiales conjuntos de snowboard y freestyle, se tiñó de luto al conocer este viernes la muerte del barcelonés Israel Planas, unas jornadas después de haber logrado su mayor éxito profesional con las medallas en boardercross de snowboard de Lucas Eguibar y Regino Hernández.

Planas, de 41 años, 'técnico estrella' de la federación española (RFEDI), había festejado el domingo la plata en el boardercross individual de Eguibar, 24 horas antes de celebrar otra medalla del mismo metal en la prueba de esa disciplina por equipos, en la que éste compitió junto a Regino. Dos días después, Planas sufrió un infarto cerebral, según precisaron fuentes de la federación española —que a su vez citaban a los padres del técnico—, el jueves, tras haber anunciado previamente que había sido víctima de un infarto.

Este viernes, las mismas fuentes federativas informaron del fallecimiento de su entrenador, noticia que consternó no sólo al snowboard y a las disciplinas de nieve, sino a todo el deporte español. “Isra ha sido un revolucionario y un precursor del snowboard español. Excelente profesional, no podemos más que agradecerle su dedicación durante todos estos años. Siempre ha trabajado con absoluta profesionalidad además de tener un trato personal impecable con sus deportistas y con el resto del equipo de la federación. Lo echaremos de menos. Desde aquí mis condolencias en nombre de la RFEDI a la familia y amigos”, dijo May Peus, presidente de la RFEDI.

El barcelonés, que como 'rider' compitió en pruebas FIS de 'halfpipe' y fue mundialista en gigante en los campeonatos de San Candido'97 (Italia), se había hecho cargo del equipo de boardercross dos temporadas después de Vancouver 2010 (Canadá), donde debutó en Juegos un joven Regino. Planas acabó ese ciclo olímpico con el diploma en Sochi (Rusia) del vasco Eguibar en unos Juegos en los que, además de Regino, también compitió el tercer integrante del 'trío' estelar de la RFEDI, el cántabro Laro Herrero.

'Isra', demostrador (formador de entrenadores) de snowboard y auténtico apasionado de este deporte, era el padre deportivo del equipo. El maestro, el consejero. El técnico que les enseñó casi todo lo que actualmente saben a los deportistas que hicieron vibrar al público español, incluido el rey Felipe VI, durante las pasadas jornadas en los Mundiales de Sierra Nevada. Sólo dos años después del título mundial júnior de Regino en Valmalenco (Italia), 'Luki' repetía oro en esa categoría en los campeonatos de Erzurum (Turquía) de 2013. El mismo año que logró, en Arosa (Suiza), su primer podio en la Copa del Mundo. Una competición en la que el bravo 'rider' donostiarra capturó el Globo de Cristal de ganador dos años después y en la que suma dos triunfos y otros seis podios, el último en Feldberg, donde fue segundo, en febrero.

Todos ellos anotados a la exitosa cuenta de resultados de Israel Planas. Al igual que el diploma olímpico de los Juegos de Sochi, en los que el campeón donostiarra ganó todas las series salvo la semifinal, en la que se cayó, antes de ser de nuevo primero en la 'Final pequeña', que le valió para finalizar séptimo en Rosa Khutor.

Poco después de esos Juegos, Regino se había sumado al festival de podios con un tercer puesto en la estación española de La Molina, sede de una de las pruebas de la Copa del Mundo, en cuya general de 2016 —un año después de ganarla— Eguibar acabó tercero. Sin brillar en exceso en esa competición durante esta temporada, en la que, sin embargo, no hay que olvidar el segundo puesto de 'Luki' y el cuarto de Regino en Feldberg —que sólo por la 'foto finish' no fueron primero y tercero—, Planas logró los mejores resultados de su brillante carrera como técnico en casa, en los Mundiales de Sierra Nevada, donde Lucas hizo historia, con dos platas; y Regino se convirtió en el primer medallista andaluz en un Mundial de invierno.

"Optamos a dos medallas, pero esto es boardercross", anunciaba a 'Efe' y advertía, a la vez, 'Isra', horas antes de capturar el primero de los trofeos; un día después de que Lucas y Regino avisasen con el segundo y el tercer tiempo en la clasificación, dominada por el francés Pierre Vaultier, a la postre claro ganador de la prueba. "Me tiemblan las piernas, algo que nunca me había pasado", decía, emocionado, el día de la primera plata de 'Luki', Planas, que indicó a Efe tras la segunda medalla que estaba "contento", a sólo un año de los Juegos Olímpicos de PyeongChang (Corea del Sur), por dirigir un "equipo joven", al que aún le quedaba "mucho por aprender".

'Isra' ya no les podrá enseñar nada más. Porque este viernes, su corazón dejó de latir. Dejando consternado al deporte español y en estado de profundo 'shock' al mundo del snowboard en España. El próximo fin de semana, la Copa del Mundo se reanuda en Veyssonaz (Suiza). En la estación granadina que corona el majestuoso Pico Veleta sólo queda espacio para el llanto y el dolor. Israel Planas, técnico estrella del snowboard en España y progenitor de una familia deportiva que también integra el 'skiman' (preparador de tablas) italiano Luca Trionte, descansa en paz. Y Sierra Nevada llora.

Esquí

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios