el jugador de los cavs participó en un mítin

El apoyo de LeBron James a Hillary Clinton y el compromiso político en la NBA

El jugador de los Cleveland Cavaliers, que ya había mostrado su apoyo a la candidata demócrata, participó en un mítin celebrado este domingo en Cleveland (Ohio)

Foto: LeBron James fue el encargado de introducir a Hillary Clinton en el mítin de este domingo en Cleveland (Carlos Barria/Reuters)
LeBron James fue el encargado de introducir a Hillary Clinton en el mítin de este domingo en Cleveland (Carlos Barria/Reuters)

El pasado mes de julio, solo una semana después de que Alton Sterling y Philando Castile, dos ciudadanos estadounidenses de raza negra, murieran a manos de la policía, Carmelo Anthony, Chris Paul, Dwyane Wade y LeBron James, cuatro de los jugadores más importantes de la NBA, y los cuatro negros, subieron al escenario de los premios ESPYS e hicieron un llamamiento a toda la comunidad deportiva y también a toda la audiencia para cambiar las cosas. "El sistema está roto", dijo Anthony. "Como deportistas, depende de nosotros hacer más de lo que ya hacemos en nuestras comunidades. No será siempre cómodo, pero es necesario", explicó Wade. "Es hora de mirarnos en el espejo y preguntarnos qué vamos a hacer para que esto cambie", cerró James. Esos cuatro jugadores han mostrado su apoyo a Hillary Clinton para las elecciones presidenciales que se celebran este martes. LeBron James, incluso, participó este domingo en un mítin en Cleveland (Ohio).

James ya había apoyado a Clinton a mediados de octubre con un artículo de opinión publicado en 'Business Insider' y en el 'Akron Beacon-Journal'. En él explicaba que la visión de la candidata demócrata coincide con la suya en temas educativos, un asunto al que el jugador presta mucha atención y recursos. "Solo uno de los candidatos entiende verdaderamente los problemas de un niño de Akron nacido en la pobreza. Y cuando pienso en la clase de políticas e ideas que mi fundación necesita de nuestro gobierno, la elección está clara. Esa candidata es Hillary Clinton", explicó. Cuando llegó a la NBA, LeBron creó la LeBron James Family Foundation, una fundación que da soporte a niños de Akron, su ciudad natal, para que puedan continuar sus estudios. En total, el jugador de los Cavaliers ayuda a 1.100 niños. En el artículo, James también hacía referencia a la violencia que sufre la población afroamericana, un tema sobre el que se ha pronunciado muchas veces, y lanzaba un mensaje a Donald Trump, aunque sin nombrarlo: "Políticas e ideas que nos dividan más no son la solución".

Este domingo, a solo dos días de las elecciones, James llevó un paso más allá su apoyo y participó en el mítin que Clinton dio en Cleveland. El jugador de los Cavaliers fue el encargado de introducir a la candidata demócrata. "Esta mujer de aquí tiene el futuro más brillante para nuestro mundo", dijo ante miles de simpatizantes de Clinton. En el escenario le acompañaba otro jugador de los Cavaliers, JR Smith. Ohio es uno de los estados más importantes. En 2008 y 2012 ganó Barack Obama, pero en estas elecciones es Trump el que parece que se va a llevar la victoria: tiene una ventaja de cinco puntos porcentuales, según la media de encuestas publicada por 'The Washington Post'. La web 'FiveThirtyEight' le da a Trump un 66,5% de ganar el estado.

El apoyo de LeBron James a Hillary Clinton y el compromiso político en la NBA

El peso político de la NBA ha ido creciendo en los últimos años hasta un nivel inimaginable en España. En una liga con el 75% de negros, numerosos jugadores han mostrado de una u otra manera su postura sobre los problemas raciales del país. El pasado mes de julio, Carmelo Anthony también publicó un artículo en 'The Guardian' llamando a la acción, y unas semanas después organizó un foro para tratar el tema. A finales de 2014, varios jugadores, entre ellos LeBron James y Kobe Bryant, vistieron camisetas con el lema 'I can't breathe', la frase que repetía Eric Garner antes de morir a manos de la policía.

La NBA es probablemente la competición más progresista de Estados Unidos, no solo porque así son sus aficionados, sino por sus acciones. En menos de tres años como comisionado, Adam Silver ha tomado dos decisiones de enorme relevancia. La primera fue expulsar a Donald Sterling, propierario de Los Angeles Clippers, por sus comentarios racistas. La segunda, trasladar el 'All Star' 2017 de Charlotte a Nueva Orleans por una ley discriminatoria de Carolina del Norte.

Ninguno de esos gestos protagonizados por jugadores de la NBA o por la propia liga generó tanta polémica como el de Colin Kaepernick, jugador de los San Francisco 49ers de la NFL. El 'quarterback' decidió arrodillarse cuando sonara el himno y mostraran la bandera antes de los partidos. "No me voy a levantar para mostrar orgullo de una bandera de un país que oprime a la gente negra", dijo. Esa postura provocó multitud de críticas, entre ellas la de Trump, que le invitó a buscarse otro país si no le gustaba Estados Unidos. En la NBA, ningún jugador ha llegado a eso, pero varios equipos decidieron escuchar el himno abrazados como símbolo.

Estados Unidos está más polarizado que nunca, y los deportistas no son ajenos a ello. Algunos, como LeBron, van con Clinton. También Stephen Curry. Otros, como Tom Brady, no lo tienen tan claro. Primero dijo que sería genial que ganara el candidato republicano, del que es amigo, pero luego aseguró que eso no significaba que lo apoyara en las elecciones y que no estaba muy puesto en política.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios