La selección española enseñó la matrícula de campeona a Croacia para vencer por 68-40 en el primer partido del Europeo y comenzar con el pie derecho la reconquista de la medalla de oro. El equipo español tuvo que trabajar más de lo que indica el marcador final ante los jugadores croatas y tuvo que hacer una gran defensa ante los muchos errores que cometió en ataque con sólo un 42% de acierto. El poco acierto del rival facilitó el resultado abultado para los de Orenga.

Tras dos minutos de indecisiones, con ambos equipos buscando la mejor puesta a punto (0-0) y la primera canasta, la selección española superó la dureza inicial con la que se empleó la defensa croata y lanzó su primera ofensiva, que dejó diezmada la resistencia croata al acumular un parcial de 12-0 en menos de tres minutos, al pasar de 3-5 a 15-5.

Intensidad defensiva y velocidad en las acciones de ataque fueron las claves para asestar el primer golpe importante a un equipo croata que acusó el castigo y que sólo pudo anotar 9 puntos al final del primer periodo, 24-9. Ni la salida de Ante Tomic, ni los sucesivos cambios que fue introduciendo Jasmin Repesa, el seleccionador croata, pudieron cortar el fluido juego español con 5 de 8 tiros de dos y 3 de 4 triples anotados.

Una vez establecida la cabeza de puente, el equipo español se preparó para seguir el ataque, aunque como era previsible los croatas comenzaron a oponer una seria resistencia. El marcador se frenó en seco y el segundo parcial se resolvió con un exiguo 9-11 favorable a los balcánicos, para un 33-20 al descanso que reflejó la diferencia entre ambos equipos.

Croacia se centró en frenar la velocidad de los españoles, aun a costa de no poder desnivelar la balanza a su favor en estos minutos. Pero cumplió su objetivo. La ventaja de trece puntos puede considerarse un buen bagaje pese a las tres faltas de Rudy y Ricky, que les hicieron abandonar la pista, por precaución, antes de lo deseable.

Pasados los nervios iniciales y marcado el territorio por ambos equipos, Croacia decidió cavar trincheras bajo su aro y aguantar todo lo posible las acometidas de los españoles, que no se mostraron tan eficaces como al comienzo del partido. Los balcánicos endurecieron un poco más el duelo, buscando sacar a los jugadores españoles del partido, pero entonces España decidió sacar la matrícula de campeona en los dos últimos europeos y enseñarla a sus rivales.

Dos canastas seguidas del capitán, de Rudy Fernández, una con adicional, devolvieron la tranquilidad al equipo español, que había visto cómo la ventaja se había reducido por debajo de la decena de puntos, 35-26. Y un 'alley-hoop' un poco más tarde tuvo que ser aplaudido por la ruidosa afición croata.

Con 42-29 a falta de 3 minutos para concluir el tercer periodo, llegó la cuarta falta de Rudy, el máximo anotador en esos momentos con 14 puntos. Salieron Ricky y Calderón, que estaban siendo reservados en el banquillo. España enseñó una zona que había utilizado poco y el marcador volvió a dispararse, 47-29, hasta que Repesa pidió una tregua, tiempo muerto, para intentar reorganizar su vanguardia.

La tercera y discutible falta de Marc Gasol a menos de un segundo para el final y una técnica a Juan Antonio Orenga, el seleccionador español, propiciaron un marcador final del tercer cuarto, 49-37, que dejó abierto el partido.

El equipo español redobló esfuerzos en defensa y cerró todos los caminos hacia su aro, impidiendo la anotación del rival en los primeros cinco minutos del último periodo e infligiendo un parcial de 11-0 a su rival. Con 60-37 en el marcador y poco más de cuatro minutos de juego, España ya se supo vencedora. Y también la afición croata, que abucheó a sus jugadores. Al final, victoria por 28 puntos de diferencia, una victoria importante y necesaria para empezar el Europeo de la mejor de las maneras posibles.

- Ficha técnica:

68 - España
(24+9+16+19): Rudy (15), Calderón (13), Ricky (7), Claver y Gasol (14) -equipo inicial-, Aguilar (2), Rodríguez (5), Rey, San Emeterio (3), Llull (5), Gabriel y Mumbrú (4).

40 - Croacia (9+11+17+3): Bogdanovic (12), Ukic (7), Simon (3), Markota y Zoric (8) -equipo inicial-, Tomic (3), Draper, Saric (4), Rudez (3) y Mario Delas.

Árbitros: Olegs Latisevs (LET), Petar Obradovic (BIH) y Gentian CICI (ALB). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo C de la primera fase del Europeo 2013 disputado en el Arena Celje de esta localidad eslovena ante 3.430 espectadores.