anthony randolph, muy criticado

Los señalados del Real Madrid tras la derrota en la final de la Liga Endesa

El Real Madrid no cerraba una temporada con solo un título desde la primera de Pablo Laso en el banquillo, la 2011-2012. Varios jugadores quedan señalados por su bajo rendimiento

Foto: Anthony Randolph fue una de las grandes decepciones del Real Madrid en la final de la Liga Endesa contra el Valencia. (EFE)
Anthony Randolph fue una de las grandes decepciones del Real Madrid en la final de la Liga Endesa contra el Valencia. (EFE)

El Real Madrid cerró el viernes en Valencia una temporada extraña en la que por momentos pareció poder ganarlo todo de nuevo, pero que acabó de manera bastante parecida a la 2013-2014. Entonces, tras perder la Euroliga contra el Maccabi de Tel Aviv, el equipo se hundió y acabó cayendo en la final de la Liga Endesa contra el FC Barcelona Lassa también por 3-1. Este final quizá no ha tenido el mismo dramatismo que aquel, al que siguió semanas con Pablo Laso en el alambre, pero las consecuencias pueden ser igual de importantes.

"No creo que los ciclos deban medirse por victorias o derrotas, sería muy resultadista", dijo el entrenador tras la derrota contra el Valencia Basket en el cuarto y definitivo partido. "No es mi peor momento como entrenador. Yo paso buenos momentos y malos momentos que no sabéis. He tenido muchos malos momentos y muchos más buenos. No es mi peor momento con el Real Madrid", añadió el técnico, con contrato hasta 2018.

El balance de su ciclo, desde luego, es exitoso, da igual la métrica que se elija. El Madrid ha ganado 13 títulos en seis temporadas y ha maravillado con un estilo de juego que ha enganchado a muchos y que le ha servido para dominar en España e instalarse en la elite europea. Pero la exigencia que se autoimpone el club es muy alta. Para cualquier equipo, cerrar la temporada con un título es un éxito; para los madridistas, en cambio, es una rareza. El último curso con un solo trofeo fue el 2011-2012, el primero de Laso en el banquillo.

'No creo que los ciclos deban medirse por victorias o derrotas, sería muy resultadista', dijo Pablo Laso. (ACB Photo)
'No creo que los ciclos deban medirse por victorias o derrotas, sería muy resultadista', dijo Pablo Laso. (ACB Photo)

Randolph, una final catastrófica

El principal señalado es Anthony Randolph. El pívot estadounidense, fichado el año pasado, llegó al Madrid con fama de ser uno de los mejores jugadores de Europa. No era una fama exagerada, pero no lo es mismo jugar en el Lokomotiv Kuban que en el Real Madrid, donde el protagonismo está más repartido. Randolph fue de los mejores en la Copa del Rey (se mereció tanto el 'MVP' como Sergio Llull), pero ni en la Final Four ni en la final de la ACB rindió a un nivel similar.

Tras ser determinante en semifinales contra Unicaja, su final fue desastrosa: 2,25 puntos y 2,75 rebotes de media en 15 minutos de juego. Su protagonismo fue descendiendo hasta verse adelantado por Felipe Reyes y el Chapu Nocioni en la rotación y jugar solo siete minutos en el cuarto partido. Quitando a Dontaye Draper, que solo ha jugó 20 minutos en 'playoffs', Randolph fue el jugador del Madrid con peor diferencia neto (diferencia entre puntos anotados y puntos encajados por cada 100 posesiones) cuando estuvo en pista, según datos de 'Stats LI'. Con él sobre el parqué, el Madrid fue 5,9 puntos peor que su rival. Sin él, 14,8 puntos mejor.

Llull, demasiado solo

"Nunca me siento solo", dijo Llull el viernes. Quizá no se sienta así, pero es como ha estado muchas veces esta temporada. El Real Madrid ha dependido en exceso de él y él ha respondido casi siempre, pero con eso no basta. Su principal socio en la dirección, Luka Doncic, sufrió un bajón en el tramo final. El otro base, Draper, desapareció de los planes de Laso en el 'playoff'.

El Madrid ha acabado echando mucho de menos a Sergio Rodríguez. Llull ha tenido que asumir no solo la dirección del equipo, también la anotación. Él ha sido la principal referencia exterior del equipo, por momentos la única. Rudy Fernández, que realizó su peor temporada como jugador del Real Madrid, no estuvo a la altura; Jaycee Carroll no ha estado tan regular como en años anteriores; y ni Jeffery Taylor, ni Jonas Maciulis tienen la anotación entre sus principales labores.

El Madrid tiene que decidir qué hacer con Facundo Campazzo (i), en la imagen viendo el tercer partido de la final. (ACB Photo)
El Madrid tiene que decidir qué hacer con Facundo Campazzo (i), en la imagen viendo el tercer partido de la final. (ACB Photo)

Campazzo y algún fichaje más

Más allá de las causas del mal rendimiento del equipo (Laso no quiso analizarlas, aunque sí apuntó al calendario), la final contra el Valencia abre varios interrogantes sobre un equipo que no ha dado la talla. Y en concreto sobre varios jugadores que han estado bastante lejos de lo que se esperaba de ellos. Eso puede provocar un verano bastante movido en las oficinas madridistas. Fue lo que sucedió en 2014, cuando hubo cinco fichajes: Nocioni, Maciulis, Ayón, KC Rivers y Campazzo.

Además de la baja de Nocioni, retirado, Draper y Taylor acaban contrato. El poco probable que el base continúe, pero el alero sueco es de los pocos que sale reforzado de la final. Felipe Reyes también finaliza su vinculación con el club, pero su renovación se da por hecha. Y lo mismo pasa con Randolph. Llull, Doncic, Thompkins, Ayón, Rudy, Maciulis, Carroll, Hunter y Suárez tienen contrato. También se da por segura la vuelta de Facundo Campazzo tras dos años cedido en Murcia. El argentino será el primer refuerzo, pero habrá más: el Real Madrid necesita tapar sus carencias si no quiere que la próxima temporada se le vuelva a hacer muy larga.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios