nuevo logro de una deportista sin apoyos

La dulce soledad de Sandra Corcuera tras ganar su quinto mundial de 'retrorunning'

Este pasado sábado ganó su quinto Mundial en los 10.000 metros de 'retrorunning' -correr hacia atrás-, una especialidad más que minoritaria. Sin apoyos y costeándose todos los gastos

Foto: Sandra Corcuera posa con la medalla de oro ganada en el Mundial de 'retrorunning'
Sandra Corcuera posa con la medalla de oro ganada en el Mundial de 'retrorunning'

Apareció Bruno Hortelano en escena como una exhalación hace unos días. El gran público descubrió entonces al velocista español, prácticamente un anónimo hasta entonces para la mayoría. Portadas, espacios de radio y televisión, innumerables peticiones para entrevistar al joven y pujante talento de la velocidad... No, no le ha sucedido lo mismo a Sandra Corcuera a pesar de haber ganado su quinto título mundial el pasado viernes en Essen (Alemania). Es lo que tiene dedicarse a la práctica de una especialidad que sólo apasiona a un puñado de atletas en todo el mundo. El 'retrorunning' -correr hacia atrás- no es mediático ni parece que vaya a serlo en un futuro cercano, pero la catalana lucha casi en solitario para que en algún momento adquiera un punto de relevancia pública.

"Campeona del Mundo de 10.000metros de @RetroRunning. Dolor y Feliz!". Eso escribía Sandra el pasado viernes después de estampar un nuevo éxito en su hoja de servicios. En su cuenta de Twitter, en el tuit fijado sigue apareciendo esa coletilla de 'busco sponsor', algo habitual en deportistas anónimos como ella. Una atleta que representa a España por su cuenta y sin ayudas. Apoyos, pues los justos. "Por ahora, ninguna", dice en conversación con El Confidencial cuando se le pregunta por las felicitaciones institucionales recibidas. Es lo habitual, está acostumbrada. "Que yo sepa sólo me siguen por Twitter", añade cuestionada por el Consejo Superior de Deportes.

"No sé con quién me puedo comparar", dice pensando en otro deportista español de su perfil que esté logrando tantos éxitos. "Supongo que con alguien que esté dando a conocer un deporte desconocido en nuestro país y que pese a ello, haya obtenido buenos resultados", añade. La red se llenó de felicitaciones, aunque a nivel mediático esta nueva corona mundial tampoco ha tenido excesiva repercusión. Sandra sigue a lo suyo, continuará con su rutina diaria en busca de nuevos objetivos por alcanzar. Un sueño sí tiene, y es que el 'retrorunning' aparezca algún día en el programa de unos Juegos. "Sí, la verdad es que me gustaría. Me dijeron que se presentó su candidatura para los de Londres, pero no salió adelante. Ahora sé que se está impulsando una campaña para intentar llevar la disciplina a los Juegos de Tokyo 2020 como exhibición", explica la atleta.

Sandra Corcuera en acción durante la carrera en la que ganó su quinto Mundial
Sandra Corcuera en acción durante la carrera en la que ganó su quinto Mundial

Fotos y autógrafos

Está más que habituada a labrarse tan exitoso currículum por su cuenta, sin que prácticamente nadie le eche una mano. Recalca que "soy una atleta amateur, que no recibe ingresos, y venir a este Mundial ha salido del bolsillo de mis familiares y amigos". Una cita que ha preparado como si fuera toda una profesional. Para este Mundial, destaca, "llevaba un planning de alimentación y suplementación estricto gracias a la firma 'infiSport' y mi rutina era de entrenar 6-7 días a la semana, haciendo rodajes largos, series o 'fartleks' -ejercicios tanto aeróbicos como anaeróbicos, principalmente de carrera, caracterizados por los cambios de ritmo-. Y mucho trabajo de gimnasio; abdominales, lumbares y técnica de carrera específica". En total, añade, "no dedicaba más de 3 horas diarias al entreno, ya que soy una atleta amateur".

"Nunca me han llamado loca, que yo sepa", dice la campeona española en una especialidad tan minoritaria, aunque destaca que "sí que causaba curiosidad al principio. Pero todas las entrevistas que me han hecho desde 2015, dando a conocer este deporte, han provocado que ahora me animen más en mis objetivos, me pidan autógrafos y se hagan fotos conmigo". Sí, todo un hito estampar una firma en un trozo de papel cuando hablamos de 'retrorunning'. "En este Mundial sí me ha pasado. En mi entorno diario no, pero cuando llegué a Alemania, personas de diversos países americanos, como Cuba, México y República Dominicana, me dijeron que entre los atletas de esos lugares yo era un ejemplo y que en parte les había ayudado a que las instituciones de sus países les financiasen su presencia en este certámen".

2018 puede ser el año de su retirada
2018 puede ser el año de su retirada

La retirada

"Yo no trabajo, soy voluntaria en una asociación de ayuda animal (ACAIMA) y atendemos las necesidades de las colonias de gatos de mi municipio", recuerda para poner en valor su lucha diaria por triunfar en una especialidad casi clandestina. Por fortuna para ella, nueve firmas la suministran de todo para que pueda entrenar y competir sin agobios. "Pero patrocinadores que me paguen los viajes, los fisios o los médicos, no tengo. Y menos para vivir de esto", añade. Son las potentes y activas redes sociales -"las llevo yo", destaca- las que la impulsan para continuar en la lucha. "Me han ayudado mucho para dar a conocer este deporte y, por otra parte, sentir los ánimos de mis seguidores, que se portan muy bien conmigo", enfatiza.

Con la corona de reina bien colocada en la cabeza, recuerda que "quería hacer la media maratón este domingo, que es para lo que había entrenado, pero arrastro desde hace semanas un dolor en la planta de un pie, dolencia que empeoró en la prueba de 10.000 pese a ser conservadora". Pensando ya en el futuro, dice que "mi objetivo para el 2017, si me salía bien este test, era disputar la maratón, pero ya veremos durante el año; todo dependerá de si me encuentro bien y de cómo se desarrollen los entrenamientos". 

"No lo sé exactamente, pero supongo que los atletas que lo practiquen en serio en España o como complemento a sus entrenamientos no deben ser muchos", reconoce, aclarando que "el 2018, cuando se disputará el Mundial de Irlanda, quizás sea el año de mi retirada si me veo capaz de hacer un buen papel, aunque queda muy  lejos". Lo que es seguro es que todavía tiene meses por delante para disfrutar del 'retrorunning', una actividad que en su día "incluyó en sus sesiones de trabajo diario, consiguiendo reducir las lesiones. Además, el entrenamiento de un atleta es más variado y divertido. Y por otra parte, según estudios científicos, quemas el doble de calorías". "Ahora sólo me preocupa disfrutar de lo conseguido", acentúa para acabar. Aunque sea con poca compañía y sin apoyos...

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios