rebajó en dos horas su marca

Kilian Jornet corona el Everest por segunda vez en una semana y rebaja su marca

El la madrugada de este domingo, el montañero catalán volvió a hacer cima en la montaña más alta del mundo. Tardó 17 horas, dos menos que en el intento anterior

Foto: En la imagen, Kilian Jornet. (FOTO: summitsofmylife.com)
En la imagen, Kilian Jornet. (FOTO: summitsofmylife.com)

Killian Jornet colocó su límite un poco más lejos de la mayoría de los mortales. En la madrugada de este domingo alcanzó la cima del Everest sin oxígeno artificial ni cuerdas fijas por segunda vez esta semana. El deportista español tardó 17 horas desde el campo base avanzado (6.500 metros) hasta la cumbre más alta del planeta. Es una marca es dos horas inferior (19h15’) a la que consiguió en su primera ascensión hace unos días. Ahora descansa junto a su compañero Seb Montaz.

"¡Estoy muy emocionado de haber podido hacer cumbre otra vez! Hoy me he encontrado bien aunque hacía mucho viento y me ha costado bastante avanzar. Hacer dos veces cumbre en el Everest en una semana y sin oxígeno creo que establece una nueva línea de posibilidades en alpinismo y estoy muy contento de haberlo podido llevar a cabo", indicó Jornet.

A principios de semana, Kilian Jornet batió el récord de ascenso y descenso del Everest, fijándolo en 38 horas (26 hasta llegar a la cumbre), estableciendo de esta manera el listón del límite del ser humano un poco más alto. El español esperaba completar la hazaña en menos tiempo, aunque batió un registro que databa de agosto de 1986, cuando Erhard Loretan y Jean Troillet realizaron la misma proeza en 34 horas. No conforme, quería batir la marca durante este fin de semana.

Una persona con la capacidad competitiva de Jornet seguro que no estaba del todo satisfecho con el tiempo establecido, en especial desde el Campo Base Avanzado. A partir de esta altitud, su marca no era la mejor. La superaban Hans Kammerlander, en 1996 con 16h 42’, y Christian Stangl, en 2006 con 16h 45’, dos marcas a las que ahora se acercado.

Durante los últimos días hubo dudas sobre la situación de Jornet. No se sabía con seguridad si iba a intentarlo de nuevo. En el equipo del deportista de Salomon no confirmaban este viernes que estuviera subiendo, pero este periódico supo que a lo largo del fin de semana lo haría, como al final sucedió. Es una práctica habitual comunicar las ascensiones y realizaciones una vez finalizadas. Además, podría correrse el riesgo de desmerecer el récord establecido. Son decisiones respetables. Lo que sí es cierto es que la expedición no había abandonado el Campo Base del Everest y que a la temporada de ascensiones le quedaban muy pocos días. Las previsiones meteorológicas avisaban de intensas nevadas a partir de este domingo 28 de mayo. Y por ello Kilian decidió subir a la cima del Everest de nuevo para batir otro récord.

Hubo también versiones contradictorias. Según informó 'climbyoursummit.com', el alpinista español dio marcha atrás. Explicaba esta web especializada que desde el campo base del Everest confirmaban que Kilian Jornet volvería a Katmandú el lunes 29 de mayo y que no realizaría un segundo intento a pesar de los rumores. Aunque también añadía que no existía confirmación oficial. Al final, subió y bajó como nadie antes lo había hecho.

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios