La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

"NI NOS CONOCÍAMOS, NI HABÍAMOS ENTRENADO NUNCA"

El bobsleigh español, en manos de una enfermera y una reponedora

“Me esperaron a la puerta del trabajo y arrancamos para Austria”, así lo cuenta Noemí Pérez, una de las componentes del equipo de bobsleigh que se
Foto: El bobsleigh español, en manos de una enfermera y una reponedora
El bobsleigh español, en manos de una enfermera y una reponedora

“Me esperaron a la puerta del trabajo y arrancamos para Austria”, así lo cuenta Noemí Pérez, una de las componentes del equipo de bobsleigh que se encuentra en Austria disputando la Copa de Europa. Mientras que una tuvo que pedir vacaciones en su trabajo como enfermera para poder acudir a la cita, Bárbara Iglesias tuvo que dejar su puesto de reponedora del Carrefour y todo “en plan locura”. Admiten que no se conocían, lo hicieron en las 25 horas de viaje en furgoneta que tuvieron que recorrer. Una asturiana y la otra gallega, reconocen que se llevan bien, que no tienen problemas en esta aventura que están viviendo: ser las pioneras en el bobsleigh femenino español.

Se han sentado en un bob, así se llama el ‘vehículo’ que las transporta, por casualidad, pero gran parte de la culpa la tuvo Javier Pintado, el que hace ahora las veces de entrenador. Pintado formaba parte del equipo masculino y quería montar uno femenino. Noemí nos cuenta cómo Pintado le pidió embarcarse en esta aventura: “En mi caso, yo entrenaba alta intensidad en el gimnasio con Javi y hacía ejercicios de ‘Crossfit’. Siempre me insistió mucho en esto. Bárbara practicaba deportes de inercia, hacía ‘Ride bike’ y era piloto de carrilanas, fue la elegida para esto”. Esta última nos cuenta cómo fue su experiencia: “Estas cosas sólo se te presentan una vez en la vida y dije ¿qué hago? Y aquí estoy”, comenta ilusionada. 

Ilusión es lo que más transmiten. Cuando llegaron a Austria, no sabían ni cómo subirse a un bob, sólo habían “entrenado el físico”. El miércoles de la semana pasada empezaron a entrenar. Lo de ser las primeras mujeres en atreverse a hacer esto es una “gran responsabilidad” para Bárbara que “tiene muchas ganas de hacerlo bien”. Noemí es un poco más reivindicativa: “Todavía, no nos llegamos a creer que somos pioneras. Aún nos faltan muchas cosas. Por parte de la Federación no tenemos apoyo. Deberían dar la cara por nosotras. Nos gustaría tener un sitio en España para poder entrenar. Todo está un poco en sus manos y no queremos caer en el olvido”, afirma.

La Federación Española les da 600 euros

El equipo de bobsleigh recibe de la Federación 600 euros. Noemí y Bárbara compensan esta falta de recursos como pueden: “Llevamos la indumentaria adecuada,  pero ves a otros equipos con patrocinadores, vestidos de Adidas y nosotras vamos de Quechua. Muchas gente utiliza monos completas o mallas especializadas, las nuestras son las normales de correr y a veces ponemos medias por debajo para no mojarnos tanto. Terminamos empapadas” asegura la asturiana Noemí.  Respeto al ‘bob’, la situación es parecida: “El nuestro es alquilado y se nota mucho. Las carrocerías del resto de participantes están limpias. El de Suiza, por ejemplo, está impecable. Se nota que hay dinero. Los patines (chuchillas) para un Bob cuestan 6.000 euros. Los alemanes tienen seis o siete juegos” afirma.

Apenas han entrenado una semana y los resultados son bastantes positivos: “A la hora de hacer salidas, nosotras no teníamos ni idea y tardábamos sobre siete segundos en salir a unos 20 km/hora. El resto tarda sobre cinco a unos 30. Era la primera vez que nos subíamos a un bob. Los italianos nos han enseñado ya algunas cosas. Entrenando, de 21 participantes, hemos quedado en el puesto 17, no está mal”, recuerda Noemí. 

Entre las anécdotas de los primeros días, cuentan entre risas algunas de las situaciones más graciosas que ya les han sucedido: “La primera vez que nos tiramos por el bob volcamos, pero aunque vuelques tienes que hacer igual el circuito, volcada pero lo tienes que hacer. Llegando al final hay una cuesta hacia arriba. Si vuelcas subes esa cuesta, pero tienes que esperar para bajarte, hasta el punto bajo de frenada, porque si no tu compañera se queda sola en el bob y se balancea hasta que frena. Pues yo cuando llegamos al punto alto, me bajé y dejé a Barbará de un lado a otro. No tenía ni idea de que no me podía bajar y ahí se quedó la pobre. (Risas). Otra cosa que nos ha pasado es que mucha ropa se nos destiñó al lavarla. Como no tenemos uniforme, la tenemos que lavar en el lavabo como podemos y bueno ahí está, desteñida. (Risas). Nos ha resultado muy curioso ver las furgonetas de algunos equipos, como los alemanes, que llegan con una foto enorme de todo el equipo, en una furgoneta nueva y equipada, la nuestra es una de hace 15 años (Risas)”. Pese a todas las dificultades, el humor es la mejor baza para la expedición española. Van sin presión, a pasárselo bien y a probar algo nuevo.

No entienden por qué se llaman España

En Austria está rodeadas de profesionales que no entienden porque llevan el nombre de España: “Lo que más nos dicen es por qué nos llamamos España si no tenemos el respaldo de la Federación española”. Entre los planes de futuro de Bárbara y Noemí está “que la Federación responda, que entremos en sus planes y que nos respalde”. Ambas quieren lo mismo: “Tenemos que seguir adelante como podamos, sabemos que a veces tendremos que renunciar a algunas carreras aunque nos gustaría ir a las que siguen y llegar a los JJOO. Nuestro sueño es ir a una cita olímpica”, aseguran. 

Para sacar recursos venden lotería, aunque reconocen que con “40.000-50.000 euros, más la equipación” tendrían suficiente. Esta cantidad les cubriría los gastos de los viajes y alojamientos para una temporada. El problema cuenta Bárbara es que “ahora no nos ayudan. Javi no para, está todo el día de un lado para otro, se ‘mata’ por esto, pero hay pocas respuestas”.

Para Noemí esta experiencia “es una locura” que espera “que de frutos positivos”. La asturiana reconoce: “Para mí es un sueño estar aquí. Me encanta el deporte, estar entre deportistas, siempre había practicado baloncesto pero se ve que no era mi deporte (Risas)”. Barbará reconoce que “esto es la leche”. El objetivo para ambas: “A corto plazo, conseguir respaldo de la Federación para seguir compitiendo al menos una o dos veces al año. Y también podríamos decir que a corto plazo, ir a los JJOO de 2018 de Pyeongchang en Corea del Sur, porque los de Sochi de Rusia de 2014 ya se nos han escapado”.

Ilusión con el futuro del bobsleigh femenino

Para Javier Pintado, la formación de este equipo es un paso más dentro del club de bobsleigh: “Nos gustaría que se practicase como cualquier otro deporte en España porque tenemos medios para ello. Ya había equipo masculino, en el que yo he participado, y ahora también lo hay femenino”. Pintado valora muy positivamente lo que Noemi y Bárbara han hecho con su presencia en Austria: “Vienen aquí las dos casi sin medios. Su esfuerzo por mejorar día a día es máximo y creo que tienen opciones de futuro. Tienen mucha ilusión y eso es importante para seguir adelante”. 

El que hace de entrenador de Noemi y Bárbara afirma que antes de viajar tenían dos opciones: “Podíamos quejarnos de lo que nos faltaba o echarle valor y tiramos para delante. La Federación Asturiano nos apoyó y en 25 horas nos plantamos en Austria”. Pintado reconoce que los mayores problemas para ellos están en el ámbito económico: “Nos dan 600 euros para todos y sólo las licencias de los que estamos aquí son más de 400. Estamos reclamando más porque creemos que es un deporte que la Federación debería cuidar más. También miramos constantemente cómo está el tema de los sponsors, pero dado que no tenemos una participación continuada se echan atrás. Hemos tenido que renunciar a pruebas masculinas para poder hacer el equipo femenino. No tenemos otra solución, mientras la Federación no nos respalde”, sentencia.

Aunque aún está todo en el aire, Noemi y Bárbara entrenan con más ilusión cada día “bajando los tiempos y afinando un poco las curvas”. Tal y como reconocen han “practicado el mismo circuito mil veces”. A pesar de las dificultades, la experiencia está siendo muy positiva para ambas. Quieren repetirlo e imitar a aquel equipo jamaicano que se plantó en los Juegos Olímpicos de invierno de 1988 celebrados en Calgary y que fueron la gran sensación para los medios de comunicación. Aunque terminaron los últimos, su participación sirvió para dos cosas. La primera, que el país isleño siguiese participando en competiciones de Bobsleigh de forma habitual y con resultados aceptables. Y la segunda, para que Walt Disney se inventase una película sobre aquella participación tan emotiva. La tituló, ‘Elegidos para el triunfo’ y ha logrado convertirse en uno de los clásicos de la productora estadounidense. Noemí y Bárbara han sido las ‘elegidas para el triunfo’ de España, sólo necesitan contar con los medios necesarios para triunfar. 

#2
No tiene sentido. Me parece genial que haya participación española en el deporte, pero seamos realistas y sensatos, dos personas que no se han montado nunca en un cacharrito de estos, y de repente quieren ir a los JJOO, no hombre no! La preparación es necesaria, la técnica, el conocimiento del deporte... Las casas no se empiezan por el tejado, medios si tiene que haberlos que los haya pero para entrenar y poder hacer un papel digno. Es una muestra más de nuestra imagen como país, y aunque se las ve con ganas y esforzándose, no están capacitadas a representar a un país por el mero hecho de que sean las únicas. El dinero de la federación no sobra y tiene que aplicarse allí donde su rendimiento pueda ser mayor.No estoy de acuerdo en que se financie un deporte en su alta competición si antes no hay por lo menos una experiencia en la práctica del mismo.
Ampliar comentario
#1
La película de Disney se llamaba &034;Coolrunners&034;.

Los Jamaicanos llevaron un equipo porque decidieron que eran un país de sprinters y el sprint inicial es fundamental para el bob, el piloto también pero puedes tener un buen piloto y tres bestias pardas que te den un buen arreon inicial y luego sirvan de peso muerto.

Lo que el articulo no deja claro es que son estas chicas, de donde les viene su cualificacion para hacerlo, ganas no le faltan desde luego.

Ampliar comentario