estrenos de cine

'Demonios tus ojos': incesto fatal en tiempos de YouTube

La pasión prohibida de un director de cine por su hermana menor enturbia la nueva película de Pedro Aguilera, un drama erótico sobre la pulsión voyeurística

Foto: 'Demonios tus ojos'.
'Demonios tus ojos'.

El prólogo de 'Demonios tus ojos', tercer largometraje de Pedro Aguilera que toma prestado su título de una canción de Corcobado, presenta al protagonista Oliver como un director de cine un tanto de vuelta de todo. En una secuencia dentro de un vagón de tren que desprende un inquietante punto irreal, vemos al personaje en lo que parece una relación al límite con su novia y le oímos desvelar un pasaje oscuro de su infancia ante un entrevistador con retranca psicoanalítica. Por ello, no nos extraña encontrarlo en la escena siguiente mirando vídeos porno por internet en su casa de Los Ángeles mientras su pareja se ducha. Hasta que topa con uno que altera su compostura: está protagonizado por su hermanastra pequeña, Aurora, a quien hace tiempo que no ve. Oliver se encuentra en un 'impasse' en su carrera cinematográfica así que decide, impulsado por ese vídeo, volver a su casa paterna para saber más de ella.

De regreso al hogar de su infancia, Oliver se interesa por la vida de Aurora como le corresponde a cualquier hermano. Huérfanos de padre, la muchacha vive sola con su madre. Pero no tardamos en descubrir que Oliver ha aprovechado la visita para instalar una cámara oculta en su dormitorio. En su propia residencia, el tipo dispone un proyector que amplifica la imagen en directo del cuarto de Aurora. El cineasta se convierte así en espía clandestino a distancia de la intimidad de su hermana.

'Demonios tus ojos'.
'Demonios tus ojos'.

El agujero a través del cual observa la cámara, la distancia que separa el objetivo de Aurora, a la que nunca vemos desde esta perspectiva en primer plano, la ampliación del encuadre hasta llenar la pared, la oscuridad de la habitación en la que se sumerge el protagonista para contemplar a la chica, el haz de luz que atraviesa el espacio... configuran las características propias de un dispositivo voyeurístico y al mismo tiempo reproducen las condiciones habituales en que se sitúa el espectador cinematográfico. Así, la película se alinea con esos filmes como 'El fotógrafo del pánico' de Michael Powell o varios títulos de Alfred Hitchcock, donde la inquietante pulsión escopófila de un personaje masculino espeja la disposición de un público cuasi obligado a identificarse con ese punto de vista. Aguilera además recurre a una estética de pulcra sofisticación que subraya el atractivo de todo aquello que rodea a Aurora. La protagonista se mueve por unos ambientes pijos y alérgicos a la falta de belleza que sin embargo ocultan sus propias zonas de sombras.

La película se alinea con esos filmes como 'El fotógrafo del pánico' de Michael Powell o varios títulos de Alfred Hitchcock

La sombra del incesto planea sobre esta relación desde el principio, cuando Aurora desconoce por completo que es víctima de una intromisión en su privacidad por parte de su hermano. Cuando ella descubre por fin la cámara, la película avanza un paso más en su exploración de una atracción enfermiza y un vínculo tabú sellado a nivel musical por el 'Sister Europe' de Psychedelic Furs. Y sin embargo, el filme también pierde fuerza justo cuando pretende adentrarse por territorios más oscuros e incómodos: Aurora actuando en su cuarto con la consciencia de que una cámara la espía, Oliver dispuesto a romper otra barrera...

Perillán y Baquero, en 'Demonios tus ojos'.
Perillán y Baquero, en 'Demonios tus ojos'.

Aunque Julio Perillán le otorga una apariencia y una actitud muy convincente al personaje, su perfil como artista maldito y atormentado raya el cliché involuntariamente autoparódico en escenas como aquella en que esnifa coca sobre un volumen de 'Hambre' de Knut Hamsun mientras suena otro turbio tema pospunk. Los secundarios, además, resultan en exceso esquemáticos (la amiga materialista de conversación banal, la madre sobreprotectora y vigilante...), sobre todo en sus diálogos. En cambio, resulta impresionante la interpretación de Ivana Baquero, la protagonista de 'El laberinto del fauno', que aquí deja atrás cualquier atisbo de su niñez para encarnar a esta joven de desbordante sensualidad y cierto aire naíf que se siente atraída y a la vez asustada por la actitud de su hermano.

Ivana Baquero, la protagonista de 'El laberinto del fauno', deja atrás cualquier atisbo de su niñez

Voyeurismo, incesto, 'bondage', porno 'online', porno 'amateur', fiestas oscuras, traiciones sexuales, celos patológicos, pérdida de la inocencia, imágenes invasoras, 'films exploit' de culto... Pedro Aguilera maneja material extremo y sin embargo 'Demonios tus ojos' no llega a convertirse en ese filme transgresor y al límite que apuntaba ser.

Cartel de 'Demonios tus ojos'.
Cartel de 'Demonios tus ojos'.

En la forma en que trata a su hermana, Oliver se acerca más al machista manipulador de turno que se enmascara bajo una apariencia seductora que al personaje atormentado siempre a punto de traspasar la próxima frontera.

Pero en el panorama más bien tibio e inane del cine español, se agradece encontrar una película que entronca con cierta tradición minoritaria pero apasionante en nuestra cinematografía, la que va de Iván Zulueta a Agustí Villaronga pasando por Bigas Luna a la hora de explorar territorios perturbadores donde se abisme la mirada del espectador.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios