SIN DINERO PARA DIGITALIZAR

Cientos de cines españoles abocados al cierre

La cadena Renoir cierra otro complejo incapaz de pagar la obligatoria digitalización / 800 pantallas buscan financiación desesperadamente
Foto: Los Renoir Cuatro Caminos cerraron el 1 de octubre (EFE)
Los Renoir Cuatro Caminos cerraron el 1 de octubre (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

A los cines españoles les crecen los enanos. Por si no tuviesen suficiente con la subida del IVA y la fuga de espectadores, ahora tienen que digitalizar sus salas... o cerrar. La última víctima se llama Renoir Price (Tenerife), que echó el cierre ayer. "El problema del Renoir Price y el Renoir Cuatro Caminos es que sus salas no estaban digitalizadas", cuenta Enrique González Kuhn, portavoz y gerente de la cadena Renoir. "Hay unas 800 pantallas sin digitalizar en España. Aquellas sin acceso a la financiación necesaria", añade.

En efecto, la digitalización se ha convertido es un asunto de vida o  muerte. En unos meses no habrá copias en celuloide en circulación. La digitalización de un cine de cuatro salas cuesta 200.000 euros (50.000 euros por sala, tirando por lo bajo). El 20% de las salas españolas está sin digitalizar.

"Las salas que aún no se han digitalizado tendrán que tomar la decisión de afrontar la inversión (estamos hablando de 50.000  euros por pantalla, y no hay ayudas para esto) o cerrar antes de que se terminen las copias en 35 mm. Es decir, son pantallas que están en riesgo de desaparición dado el alto nivel de la inversión y la crisis que atraviesa el sector: IVA, piratería, descenso de espectadores", aclara Borja de Benito, director de Comunicación y Marketing de la Federación de Cines de España (FECE).

Pontevedra, Tarragona, Jaén, Orihuela, Avilés y Soria se han quedado ya sin salasDe Benito intuye que "muchas" salas se digitalizarán en el último minuto porque "pertenecen a empresas regionales importantes" que ya están "digitalizadas al 75%".  No obstante, el cierre de salas (digitalizadas o no) es constante. Ciudades como Pontevedra (161.000 habitantes), Tarragona (130.000), Jaén (116.000), Orihuela (90.000), Avilés (77.000),  y Soria (40.000) se han quedado sin cines en sus áreas urbanas en los últimos tiempos. 

La cadena Renoir, que llegó a tener 200 pantallas, ha cerrado en los últimos meses sus complejos en Bilbao, Zaragoza, Mallorca y Majadahonda. También han clausurado recientemente dos de sus históricos cines madrileños: Roxy B y Renoir Cuatro Caminos.

Del antiguo imperio Renoir, sólo quedan los cines de Madrid (Princesa, Retiro y Plaza de España) y Barcelona (Floridablanca). De momento, "no peligran", aunque "la venta de entradas da para pagar el alquiler y poco más", cuenta Kuhn, hijo del creador de los Cines Renoir y actual presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho.

A vueltas con el precio

Las apreturas económicas explicarían las reticencias de los exhibidores a bajar los precios pese al éxito de público de la Fiesta del Cine, con entradas a 2,80 euros. González Kuhn vea "inviable" convertir la Fiesta del Cine en espectáculo diario. "El cine a tres euros no es viable. Puede funcionar un día a la semana, pero no nos podemos permitir esos precios el fin de semana, cuando hacemos más recaudación y contamos con un público más o menos fiel".

Resumiendo: día del espectador, sí; locuras, no. En la línea de lo que negocian estos días productores y exhibidores: dos o tres Fiestas del Cine al año y entradas a 3,80 euros los miércoles (día del espectador común).

"La industria tiene que demostrar al espectador que ha tomado nota. Tenemos que ser sensibles a sus reclamaciones. El sector debe dar una respuesta unificada, lanzar el mensaje de que vamos a hacer un esfuerzo colectivo", aclara González Kuhn. 

Mientras llega la acción colectiva, la multiplicación de ofertas parciales es un hecho. La cadena Renoir, por ejemplo, ofrece actualmente la siguiente oferta en su web: "Cada vez que vengas a al cine recibirás un ticket. Con él podrás comprar tu próxima entrada al precio de 5,50 euros". 

Los cines se llevan alrededor de la mitad del precio de la entrada tras descontar impuestos (21% de IVA y 3% de derechos de autor). La diferencia entre cobrar 8 euros y cobrar 3 es muy grande para las salas. El problema es que el espectador no parece querer volver al cine si los precios no bajan. Y sin espectador, no hay recaudación posible. La cuadratura del círculo. O a perro placo todo son pulgas.

 

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC