con la colección 'the vulnerability series'

Trump, el refugiado: un artista sirio dibuja a los líderes mundiales como desplazados

El artista sirio Abdalla Al Omari imagina a los principales líderes políticos como exiliados sirios, luego de que él mismo tuviese que reclamar derecho de asilo en Bélgica tras la guerra en su país

Foto: La obra 'The Queue', perteneciente a la colección 'The Vulnerability Series'. (Abdalla Al Omari)
La obra 'The Queue', perteneciente a la colección 'The Vulnerability Series'. (Abdalla Al Omari)

¿Y si Bashar Al Assad fuese uno de los 5 millones de sirios refugiados? ¿O si David Cameron perteneciese a esa ‘white trash’ sin más preocupaciones que llenar su jarra de cerveza? El artista Abdalla Al Omari (Damasco, 1986) quiso poner a los líderes mundiales en la situación por la que él mismo pasó, creando ‘Las series de la vulnerabilidad’ (‘The Vulnerability Series’, 2016). El autor sirio, con asilo en Bélgica desde que abandonó su país por la guerra, volcó sobre un lienzo la frustración de haber dejado atrás su casa imaginando en él a Trump, Obama o Kim Jong Un como refugiados y sin techo.

[Álbum: Las piezas de la colección: de Trump a Al Assad]

“Quería imaginar cómo todos estos líderes poderosos se verían en nuestros zapatos”, cuenta el autor, que tras su llegada a Bélgica comenzó a crear la serie de piezas que componen la colección. Su pincel empezó a dar forma a un Nicolas Sarkozy desahuciado en la calle, sentado junto a François Hollande. O a un Donald Trump con la mochila al hombro, un niño en brazos y una foto de una familia que ya no le acompaña. La rabia inicial le había llevado a ese punto: “Fue una especie de reacción personal sobre mi historia como alguien desplazado. Quería una dulce venganza pero con arte”.

Y así fue como comenzó a pensar en todos ellos “fuera de su posición de poder”. Al Omari encontró su desahogo dibujando a Al Assad con poco más que un gorro de papel sobre la cabeza, llegando a “sentir pena” por la versión que creó de él. “Me he convencido de que el arma más poderosa que posee la humanidad, más allá de las balas y las bombas, es nuestra memoria colectiva. La vulnerabilidad es un regalo que debemos celebrar”, explica el sirio.

Ver a los líderes mundiales posando como refugiados ya no es solo “una dulce venganza” personal para Al Omari, sino también una forma de apelar al espectador a pensar en la identidad y en el pasado de cada uno de los sirios que se vieron obligados a abandonar el país. “Los medios hablan del número de inmigrantes, pero debemos pensar en quién es esta gente. Cuáles son sus historias personales .Cuando las conoces, conectas con ellas. Creo que todos debemos involucrarnos en la situación política”, argumenta.

Exposición de la colección en la Galería Ayyam, en Dubái.
Exposición de la colección en la Galería Ayyam, en Dubái.

La colección de Al Omari se expone en estos momentos en la Galería Ayyam, en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), donde recientemente presentó su obra el palestino Khaled Jarrar. El artista construyó un muro en medio de la galería para protestar así contra la política migratoria de Donald Trump.

Menos alegórico que su compañero palestino, Al Omari quiso “quitarle el poder” a estos líderes mundiales. “No lo hice por mi o para aliviar mi dolor, sino para devolverles su humanidad y ofrecer al público un vistazo a lo que el poder de la vulnerabilidad puede alcanzar”, señala.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios