publica 'residente'

¿Por qué se separaron Calle 13? Coches de alta gama, egos y vidas separadas

René Pérez, la mitad del dúo latino, vuelve con su primer álbum en solitario. Un disco que llama a la independencia de Puerto Rico y que, aunque no aporta nada nuevo, no rebaja el voltaje

Foto: - El cantante puertorriqueño René Pérez, conocido como 'Residente' (Efe)
- El cantante puertorriqueño René Pérez, conocido como 'Residente' (Efe)

A estas alturas de la de la película, todos sabemos cómo son las ruedas de entrevistas promocionales. Hablamos de estrictos turnos de veinte minutos, con un empleado de la discográfica presente, donde se palpa la tensión si te sales del guion previsto, diseñado para vender la moto del último trabajo. Hacía meses que no pasaba por este simulacro de periodismo, pero la ocasión lo merecía, por la oportunidad de charlar en persona con René Pérez, la mitad de los superventas latinos Calle 13.

El dúo de Puerto Rico logró la hazaña de convertir el reggaeton en un género aceptable en círculos 'cool' gracias a ese pepinazo global titulado 'Atrévete-te-té'. En esta ocasión, René Pérez se mostró tan exhausto por el maratón de prensa como centrado en recitar de carrerilla los argumentos en favor de ‘Residente’, su primer álbum en solitario. Tampoco hacía falta: la mayoría de las canciones se defienden muy bien solas.

Calle 13 soy yo

En realidad, lo que más me interesaba era averiguar por qué se separaron Calle 13, un proyecto que ya emitía signos de agotamiento artístico, pero que se había convertido en una de las marcas más potentes del planeta pop latino. “No hay tanto cambio. Yo voy a seguir cantando el repertorio de Calle 13. Todas las canciones las he escrito yo. El nombre del grupo era mi apodo como rapero en los años de universidad. Me gusta hacer conciertos de dos horas y eso solo es posible esas canciones. La gente piensa que yo cantaba y hacía las letras, pero no es verdad, también aporté producción, estructuras y melodías. Son mis canciones. Las cosas no han cambiado tanto. La diferencia es que antes colaboraba con mi hermano, mientras que ahora colaboro con el mundo”, sentencia. Pocas veces un artista lo ha explicado tan claro: la otra mitad de Calle 13 estaba como podía no haber estado. Era una pieza prescindible para la continuidad de la maquina.

Coches de gama alta, separados

Hace años que circulan historias de testigos directos sobre el pésimo ambiente en la etapa final del grupo. Promotores, compañeros y empleados de festivales españoles, desde Cádiz hasta Aranda de Duero, coincidían en que la relación con Eduardo Cabra Martínez -la otra mitad- estaba tan deteriorada que acudían a los recintos en distintos coches de gama alta. “Mira, bueno, son cosas de logística. Yo siempre me he llevado bien con todo el mundo porque vengo de una familia de nueve hermanos”, contesta Residente.

El argumento no se sostiene. Cualquiera que haya estado en un backstage de festival sabe que los grupos llegan juntos, salvo situaciones de fuerza mayor (un coche por músico sería un caos, además de un gasto excesivo). Además se trata de un grupo que predica la fraternidad y el buen rollo como estilo de vida. Por si queda alguna duda, René remata con otra frase elocuente: “Algo que sí ha cambiado en estos años es que ahora aparezco en los créditos de absolutamente todo lo que hago; antes por ejemplo tenía una idea y la firmaba el director del vídeoclip”, recuerda. ¿Conclusión inevitable? René Peréz se ha cansado de ceder méritos visuales y musicales a los demás. Por eso ahora trabaja en solitario. Es probable que tenga razón, pero suena a final triste para un grupo tan alegre como Calle 13.

Puerto Rico libre

El nuevo álbum se abre con la intro 'ADN', una llamada a la acción en favor de la independencia de Puerto Rico. “La persona que recita el texto es Lin-Manuel Miranda. Me sorprende que aquí nadie le conozca, ya que en Estados Unidos es una celebridad. Actuó en ‘Hamilton’, un musical de Broadway que fueron a ver todos los famosos, desde Eminem hasta Barack Obama. Trata del conflicto de los emigrantes. Hace nueve años, Lin-Manuel y yo descubrimos que éramos primos; ambos somos descendientes de Gilberto Concepción de Gracia, el abogado y escritor que fundó el Partido de la Independencia de Puerto Rico”, explica. Para el rapero boricua, la soberanía total es necesaria por razones de autoestima, económicas y políticas. “No podemos depender de Estados Unidos. No queremos ser esa parte de la pareja que tiene que estar pidiendo dinero y permiso al otro para todo. Ya sabemos que Washington abandona a sus propios estados cuando tienen problemas; pasó con Nueva Orleans, con Detroit y con Michigan. Imagina lo que les puede importar un estado libre asociado”, denuncia.

Polución, Radiohead y chicas desnudas

¿Merece la pena el disco? No aporta nada nuevo, pero tampoco rebaja el voltaje. Hay media docena de canciones que lo tienen todo para arrasar sobre un escenario. Podremos comprobarlo a mediados de julio en Rio Babel, el nuevo festival latino (pero no solo latino) de Madrid. Estamos ante un disco de viajes que pasa por lugares tan distintos como China, Nigeria, Rusia, Tíbet y Ghana. Todo el proceso se ha recogido en un documental titulado 'Residente'. “Escogí China porque quería hablar de sexo en el país más poblado del mundo, pero me impresionó tanto la contaminación que cambié de idea. En principio, quería que una de las canciones la cantara una prostituta de allí, pero acabó haciéndolo una cantante buenísima de un local donde las chicas se desnudan”, recuerda.

Sobre su nuevo espectáculo, comenta que ha prescindido de la sección de metales, que identifica demasiado con la música latina de siempre. “Estoy buscando una atmósfera más oscura”, revela. También tendrá mucho peso la parte audiovisual. “Creo que he dado con una estética personal, aunque me han interesado ideas visuales que vi en conciertos de Radiohead y Sigur Ros”, admite.

Contra Cristobal Colón

La preciosa pieza que cierra el álbum, 'Hijos del cañaveral', ha sido descrita en su país como un himno nacional alternativo a 'La Borinqueña'. “Nuestro himno oficial es una cosa que no sé cómo calificar. Se limita a una exaltar de Cristobal Colón y recordar lo bonitas que son nuestras playas”. Lo que buscaba Pérez era algo que las clases populares pudieran cantar con alegría y orgullo. “Tenemos muchas canciones mejores que se podrían considerar himnos nacionales, pienso en 'Preciosa', de Rafael Hernández. La mayoría de la gente cree que es de Marc Anthony, ya que su versión es mucho más famosa, hasta el punto de que Anthony también parece pensar que la compuso él”. (Risas).

El compromiso de Residente no es solo con la soberanía de su país, sino con el de toda America Latina. De hecho, se está convirtiendo en el sucesor natural de su amigo Rubén Blades, un icono cultural del continente. En la última campaña electoral estadounidense, Bernie Sanders le concedió una entrevista para hablar de emigración, política exterior y cultura. Sintonizaron de maravilla. “Estados Unidos perdió la oportunidad de tener el mejor presidente de su historia, tanto para ellos como para el resto del mundo. Sanders tenía más posibilidades que Clinton de derrotar a Trump”, opina. Merece la pena ver el vídeo del encuentro donde Sanders reconoce el imperialismo estadounidense, criticando la doctrina Monroe y el militarismo de Henry Kissinger, Premio Nobel de la Paz, además de amigo y asesor de Hillary Clinton durante su etapa como Secretaria de Estado. Pocos músicos latinos podrían hacer dignamente el papel de portavoz de los de abajo que realiza Residente.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios