entrevista

Robert Kaplan: "Los populismos son un fenómeno temporal"

Putin, Trump, la crisis de la globalización. Al habla con un maestro del periodismo geopolítico

Foto: El escritor Robert Kaplan
El escritor Robert Kaplan
Autor
Tags
Tiempo de lectura6 min

Periodista, viajero, analista geopolítico, el estadounidense Robert Kaplan (Nueva York, 1952) es un cúmulo de sabiduría sobre la política internacional actual, la Historia de Europa y cómo ejercen sus diversas fuerzas los países. Ayer estuvo en Madrid presentando la reedición de ‘Rumbo a Tartaria’ (Malpaso) y su último libro, ‘A la sombra de Europa’ (Malpaso) sobre la nueva Rumanía, su cultura y su política –país que conoce bien desde que lo visitara en los ochenta durante el comunismo de Ceaucescu- y al hablar fue como si desplegara un tablero de Risk sobre la mesa con sus dos obsesiones enfrentadas: los EEUU de Donald Trump y la Rusia de Vladimir Putin. Y, por supuesto, qué puede pasar con todos nosotros con ambos líderes en el campo de batalla.

Putin es un líder autoritario, serio y organizado; Trump es un narcisista que en realidad no piensa mucho en lo que hace

Porque Kaplan tiene bien estudiados a los dos. Los definió rápido: “Putin es un líder autoritario, serio y organizado; Trump es un narcisista que en realidad no piensa mucho en lo que hace”. Y ante esta perspectiva, tan poco halagüeña, ¿qué queda? “Bueno, hasta ahora la política de Rusia está siendo mucho más efectiva que la de EEUU, pero habrá que ver, porque la economía rusa ahora está muy debilitada”. Para él el peligro es otro: “El problema es que por primera vez en 75 años, el liderazgo de EEUU empieza a decaer y si deja de ser el líder mundial algunos bienes de tipo público, como la lucha contra el cambio climático, sufrirán. No es fácil imaginarse un mundo sin el liderazgo de EEUU”, afirmó.

Contra Trump y Putin

Portada
Portada

El periodista, que lleva décadas trabajando para la revista 'Athlantic Monthly' y que colabora en medios como el 'Washington Post' y 'The New York Times', dejó bien claro que no le gusta cómo está actuando Trump en la política exterior. Como si al experto le diera vergüenza que su presidente, quien según él salió elegido por los errores de Hillary Clinton y no por ninguna intervención rusa, actuara dando palos de ciegos y desde la mayor de las ignorancias. “Trump ha cometido un error enorme con China al retirarse del Tratado Comercial con el Pacífico. Le está dando una oportunidad enorme. Y después nombra en cargos muy importantes a familiares que no tienen ni la mayor idea mientras que en China sí hay personas muy preparadas en este aspecto”, resaltó. Faltó poco para que le brotara la bilis cuando apareció el tema de Siria y el reciente bombardeo con gases venenosos a la población al recordar que Trump se había mostrado muy laxo con la intervención. “Que no diga nada hace daño”, apostilló. Precisamente, horas después Trump señaló que estaría dispuesto a cambiar su postura.

Pero si fue duro con el presidente norteamericano no menos lo fue con Putin. Es bien conocida la crítica que Kaplan siempre ha ejercido contra Rusia, y principalmente, durante la era de la Unión Soviética. En la mayoría de sus libros, como 'La anarquía que viene' o 'Gruñidos imperiales', es transparente su acicate hacia el imperio ruso. Y hoy en día no duda en señalar que es un régimen en el que prima “la corrupción, el crimen organizado y la subversión”. Ante esto, ¿algo de qué preocuparse en Europa después de casos como el de Ucrania? “La amenaza rusa es real, pero digamos que es ambigua, pero esa es la estrategia de Putin. Los países bálticos, sin embargo, sí están amenazados”, manifestó.

Un periodista político y cultural

Además de su pasión por la geopolítica, Kaplan es un extraordinario narrador de la historia europea a través de sus viajes por el continente. Casi como lo hacían los antiguos viajeros. Sus libros, como 'A la sombra de Europa', son profusos en datos sobre los reinados, las batallas, los paisajes, los edificios que se construyeron y por qué. Este último libro, de hecho, es una magnífica guía para viajar por el país rumano y entender cómo es la Rumanía actual –“allí no hay tanta nostalgia del comunismo con en otras zonas” y de dónde viene – “El régimen de Ceaucescu fue uno de los más duros, casi como el de Corea del Norte. Por eso hay un gran deseo por formar parte de la Unión Europea y no hay tanta simpatía hacia Putin”. Y, de paso, aligerar la presencia rusa, tan cercana a sus fronteras, según él mismo señala en el libro.

“Al viajar, el periodista tiene que poner mucha atención a la geografía. Es clave para entender muchos acontecimientos”, recomendó como regla magistral. Y recordó que desde que empezó a escribir estuvo muy influenciado por los viajeros británicos: “Como ellos, me interesaba narrar qué había detrás de las noticias que aparecían en los periódicos. No te puedes quedar en la superficie y eso significa visitar los museos de las ciudades, los diferentes paisajes… Y también leer mucha filosofía política, que es algo que hice desde el principio”.

A la globalización no se la puede parar, pero causa división, porque a unos les beneficia a y otros no. Por eso surgen los populismos

En este sentido, Kaplan lamentó que en la narración periodística se haya perdido este interés por la multidisciplinaridad. “Ahora lo que hay son especialistas en diferentes áreas, pero a mí siempre me ha interesado una panorámica más filosófica, como hacían los periodistas en los años cincuenta. Ahora, en el siglo XXI, hay muy pocos”, insistió. Y para él, las razones se encuentran en una pérdida de la autoridad de la Academia, de lo intelectual. “En Estados Unidos la Academia se ha destruido. Antes tenías a periodistas que podían combinarte todo: política, cultura etc. Durante treinta años he trabajado en una revista en la que, sobre todo, se intentaba educar. El objetivo era informar al público en general, al público medio que aún está interesado en leer”, se quejó.

Por esta razón, y aunque llevaba bastante prisa, a Kaplan podían lanzársele varias preguntas al vuelo: ¿Y con los populismos, qué va a pasar? ¿Y con España? “A la globalización no se la puede parar, pero causa división, porque a unos les beneficia a y otros no. Por eso surgen los populismos, pero creo que son un fenómeno temporal”, resaltó. Sobre España, país que visitó por primera vez en 1971, tranquilidad, aunque haya un Brexit y raros tambores con Gibraltar: “Su punto vulnerable es el norte de África porque tiene una población creciente mientras que en España el crecimiento es cero. Habrá cambios en los próximos 50 años pero no tiene de qué preocuparse. Tiene fronteras cómodas, no como le ocurre a Rumanía”, remató.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios