música

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Seis expertos pop hacen sus apuestas de sucesores para los dioses de la música que nos dejaron

Foto: Músicos, fans e Iman recuerdan a Bowie en el primer aniversario de su muerte
Músicos, fans e Iman recuerdan a Bowie en el primer aniversario de su muerte

Leonard Cohen. David Bowie. Prince. George Michael. Juan Gabriel. El año pasado fue especialmente cruel con los habitantes del Olimpo del pop. ¿Con qué sucesores podemos paliar su ausencia? "De entrada, no incluiría a Cohen en una lista de grandes estrellas pop. E, incluso cuando aún vivían, era difícil pensar que pudiese nacer alguien con el carisma de David Bowie, Juan Gabriel o Prince. Son figuras irrepetibles. George Michael, en cambio, es más clonable. Robbie Williams ha cubierto esa vacante en las horas bajas de Michael. Y con más capacidad de reírse de sí mismo", explica Nando Cruz, periodista musical, colaborador habitual de esta sección.

Coincide Luis Merino, uno de los analistas y ejecutivos con más experiencia y visión de la industria española. "Robbie Williams, sobre un escenario, es lo mejor que tenemos ahora. Se come el mundo. Es una buena opción para seguidores de Freddie Mercury y George Michael", apunta. "Estos grandes músicos no murieron en su mejor momento creativo, pero dejan legados impresionantes. El problema que veo en la música actual es que nos dejan grandes estrellas y no hay muchos recambios. Además, son más tímidos. Hoy la industria discográfica es tan débil que no tiene dinero para invertir en un artista más de dos años y eso es una presión para que vayas a por el éxito seguro, no a buscar innovaciones", explica. Merino añade que debería sumarse a la lista de fallecidos ilustres de 2016 a Gleen Fey, de The Eagles.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

"El pop-rock ha muerto"

Mauro Canut, ejecutivo y asesor discográfico, además de músico y compositor, lo tiene muy claro: "El rock y el pop han muerto. Además, no creo que vuelvan nunca. Por muchas mezclas que se hagan, para un adolescente de hoy el rock es lo que era la polka o el jazz para los que están entre los treinta y los cincuenta. Habrá grupos de rock y pop que tengan éxito, pero no creo que lleguen a ser los referentes que fueron Bowie, Prince, Cohen, George Michael, Juan Gabriel…Al artista que noto con más talla ahora es a Drake. Le veo masivo en todo el mundo, con un estilo propio y contemporáneo, buen compositor y capaz de seguir sacando discos interesantes dentro de quince años".

Merino: "Cuando yo era chaval, nunca tenía dinero para comprar todos los discos que quería. Ahora voy a una tienda y no sé qué comprar porque no hay cosas que me estimulen"Merino, en cambio, registra más opciones: "De lo nuevo, me interesan Muse, Radiohead y de los 'millennials' Bruno Mars, Rihanna y Adele. También tienen cualidades Katy Perry, Maroon 5 y Lady Gaga. A mí me dio pereza ir a ver a Beyoncé a Barcelona, pero luego ves fragmentos por televisión y te das cuenta de que es un espectáculo fantástico, como Las Fallas, aunque no destaque necesariamente por su altura musical. En realidad, la situación se explica bien con este dilema: cuando yo era chaval, nunca tenía dinero para comprar todos los discos que quería. Ahora no es que sea rico, pero cuando voy a una tienda mi problema es que no sé qué comprar porque no hay tantas cosas que me estimulen", lamenta.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Romeo Santos Superestar

Luis Troquel, experto en música popular, además de compositor, escoge a sus candidatos: "No soy muy dado a hacer este tipo de equivalencias, aunque existan casos tan claros que casi asustan: la desparecida Amy Winehouse fue algo así como la Janis Joplin del siglo XXI. Lo más parecido al rol que ocupó Prince en su mejor momento, hoy igual sería Kanye West. Por otro lado, se llegó a decir hasta la saciedad que Prince fue a los ochenta lo mismo que Bowie a los setenta. Hoy no parece haber nada ni nadie que pueda siquiera rozar ese nivel. Parafraseando al genio de Minneapolis : “Nothing compares 2 U”.

Troquel: "Romeo Santos es a la bachata lo que Juan Gabriel fue a la ranchera. Absoluto renovador y figura totémica en toda América"La música azteca, con todas las cosas buenas que sigue dando, no tiene ni por asomo un nuevo Juan Gabriel. Pero, abriendo el abanico a todo el ámbito latino, sí que podría compararse lo que él fue a la música ranchera con lo que hoy es Romeo Santos a la bachata. Absoluto renovador y figura totémica en toda América", asegura. "Las grandes figuras que han fallecido en 2016 se encontraron entre las manos con un lenguaje nuevo y un momento en el que la música pop gozaba de una trascendencia extramusical difícil de repetir. El lugar que ocupan en la historia estas grandes figuras se debe tanto a su talento como a las circunstancias en que pudieron exponerlo", matiza.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Rihanna rebuzna

Patricia Godes, periodista musical de máximo rigor, también entra a cuchillo: "Obviamente, sigue habiendo grandes estrellas, como Beyoncé o Rihanna. Su problema es que no saben cantar. Beyoncé lo confirmó en su actuación para Obama; Rihanna directamente rebuzna. Más que música, ofrecen espectáculo, un 'show' basado en el cabaré, la revista y las fantasías picantes. No me parece mal, especialmente porque está claro que el público lo demanda".

Godes: "Sigue habiendo grandes estrellas, como Beyoncé o Rihanna. Su problema es que no saben cantar. [...] Rihanna directamente rebuzna"¿Echaremos, entonces, de menos a los caídos? "De lo que estoy segura es de que el legado de David Bowie no hace falta defenderlo, se cuida solito. Siempre habrá canciones suyas en películas, anuncios y discotecas. En realidad, no me convence el concepto de recambio. Es una lógica muy de 'babyboomer', la generación que creció con el auge de la industria discográfica y que necesita de manera constante nuevos ídolos que consumir". ¿Qué artistas salva del momento actual? "Lo que pediría al sector es que escuchen a los buenos cantantes. Este año, por ejemplo, lo que más he escuchado ha sido 'The songs we sing along the way', de Gaelynn Lea. Tiene una voz maravillosa y un repertorio precioso. También escucho con frecuencia al brasileño Nelson Ned y a Michel Petrucciani, pianista de jazz francés. Hay que defender la diversidad dentro del sector de la música", propone.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Frenos a la creatividad

Nando Cruz apunta a que las épocas no son comparables: "La concepción del tiempo es muy distinta hoy que hace cuarenta años. Todo es más fugaz y también lo es la duración de las estrellas pop. Por otro lado, el concepto de 'estrella global' es también muy distinto: hoy una estrella global lo es en un sentido más amplio y real, mientras que hace cuatro décadas 'global' apenas significaba Europa y Norteamérica. Lo que sí veo en decadencia es el modelo de estrella global pop blanca. Artistas como Shakira (que un día es más latina y otro más anglo) o Beyoncé (que un día es más negra y otro día lo es menos) son las estrellas globales de hoy.

Merino: "Antes Bowie sacaba dos discos por año sin problema. Los Beatles sacaron catorce discos en diez o doce años. Las cosas han cambiado demasiado"Calan mucho más en el resto del mundo de lo que jamás caló Prince, Springsteen o U2. Y también son de largo recorrido. La colombiana lleva veintidós años de carrera y la de Houston, veinte. Y la longevidad tampoco garantiza el éxito: cuando Prince llevaba dos décadas en activo, su popularidad ya iba cuesta abajo", recuerda. Coincide Luis Merino: "Antes Bowie sacaba dos discos por año sin problema, cuando ahora todo está enfocado al directo y eso te obliga a girar dos años por cada trabajo. Los Beatles sacaron catorce discos en diez o doce años. Las cosas han cambiado demasiado. El nivel de creación de Bowie o Beatles no había discográfica que lo parase. Lo que manda ahora, en cambio, es el espectáculo. La última gira de Alejandro Sanz no es una gira de hacer caja, sino de crear conexión. Llevaba un 'show' caro precisamente para eso, para consolidarse como experiencia en directo", señala.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Peste rockista

Guille Milkyway, de La Casa Azul, rechaza de plano la nostalgia: "Uno de los últimos bastiones en los que se parapeta el viejo 'rockismo' es precisamente la máxima de que solo se hizo buena música en el pasado. Bajo esta idea simplista y, en mi opinión, infantil, se eterniza la idea nostálgica de que 'lo de antes' siempre es mejor que 'lo de ahora'. Es una lacra".

Milkyway: "Es simplista y, en mi opinión, infantil, eternizar la idea nostálgica de que 'lo de antes' siempre es mejor que 'lo de ahora'. Es una lacra"Ejemplos hay a borbotones: "Dylan dijo hace algún tiempo que no había escuchado ningún disco que sonara bien en los últimos veinte años. Cuando entras a Youtube a ver un vídeo musical, si tiene más de quince años ten la seguridad que entre los comentarios de la primera página habrá uno que ponga 'esto sí que era buena música y no la mierda que se hace hoy en día'. El rock ha trascendido como único género 'puro', ahora es transversal a todo estilo y época, siempre que sea del pasado. Contra este dogma mastodóntico, la mera idea de que pueda haber algún músico actual de rock mejor que Bowie te sitúa en una situación inevitablemente comprometida. Y de igual forma, el simple hecho de comentar en un entorno privado que Pablo Alborán podría llegar a ser uno de los grandes de la canción melódica hispana, como Juan Gabriel, te hace parecer gilipollas. Cuantos más años esté en activo Pablo Alborán, más credibilidad irá adquiriendo, al margen de lo que haga, porque somos así. El paso del tiempo por sí solo hará la labor de santificar a los artistas, como en el caso de Alejandro Sanz", recuerda.

Bowie, Prince, George Michael: ¿quién sustituirá a las estrellas caídas del pop?

Milkyway pide atención a los ciclos históricos para no repetir errores: "Cuando Bowie vira hacia la cosa funky y de baile en un momento de su carrera se genera una controversia parecida a cuando Kevin Parker decide que Tame Impala no va a ser solamente un grupo psicodélico. Recuerdo que cuando murió Prince se me ocurrió decir en un programa de radio que Bruno Mars era un digno sucesor. Cuando murió George Michael, dije lo mismo. El motivo por el que tanto los fans de Prince como de George Michael consideran un sacrilegio que se les compare con Bruno Mars es justamente lo que hemos hablado antes. Bruno Mars le gusta a su hija pequeña, que le pide continuamente que ponga ‘Uptown Funk’ o ‘The Lazy Song’ cuando van en coche. ¿Cómo le vas a decir a esa persona que Bruno Mars es el nuevo Prince?".

El truco está en deshacerse de purismos nostálgicos: "Mi hermana tenía posters de Prince en su habitación y le generaba sueños eróticos y uno de mis primeros discos favoritos... diría que uno de los primeros cinco discos que tuve, fue el ‘Make it Big’ de Wham!, que paradójicamente fue mi puerta de entrada a la música negra, con lo blanquitos que eran ellos. En aquella época por gustarme Wham! y saberme todas sus canciones era un poco nenaza a ojos de muchos niños de mi clase. Pero es que, paradójicamente, resulta que hoy en día esos mismos que me consideraban nenaza son los que tildan de sacrilegio decir que Bruno Mars es un digno sucesor de George Michael. Es el 'rockismo' como sistema instaurado", denuncia. "Siguen apareciendo estrellas globales de largo recorrido en todos los estilos: de Calvin Harris a Mark Ronson, de Kendrick Lamar a Kanye West o Frank Ocean, de Coldplay a The Killers, de Beyoncé a Rihanna... Y podríamos seguir hasta hacer una lista de más de cien y quizás doscientos", apuesta.

"Facebook son los nuevos Beatles"

Mauro Canut señala otra mutación crucial: "Para mí lo más importante de estas estrellas es que eran grandes compositores, icónicos, que comenzaron en el 'underground' (quizás George Michael menos) o al menos eran de culto o incluso 'transgresores'. La androginia y el rollo sexual de Bowie y Prince por ejemplo era bastante escandaloso para la época. Luego llegaron al gran público. Hoy las grandes estrellas no suelen componer, comienzan ya desde el 'mainstream', son cero icónicos, etcétera. Hoy se ve a más chicos que se visten como los futbolistas que como las estrellas de la música hombres y mucho menos se ven a muchas chicas vestidas en plan alfombra roja como van las estrellas de la música mujeres".

Canut: "Hoy las grandes estrellas no suelen componer, comienzan ya desde el 'mainstream'; son cero icónicos"De hecho, la tecnología puede haber sustituido a las estrellas de carne y hueso, según Nando Cruz: "No consigo recordar quién dijo eso de que Facebook y Twitter son los nuevos Beatles y Stones. Diría que fue Will.I.Am (Black Eyed Peas), aunque no estoy seguro. Y tal vez no dijo Facebook y Twitter, sino Apple y Microsoft. O iPhone y Android. En cualquier caso, hace treinta años la industria del entretenimiento nos presentaba cantantes que consumíamos a través de una precaria gama de artefactos. Para la industria del entretenimiento, hoy esos aparatos son las verdaderas estrellas y los cantantes, meros contenidos", opina. Otro cambio fundamental llega del mundo de la publicidad: "Hoy pasa una cosa que imagino que antes o después terminará y es que la música que de verdad gusta a la mayoría (el reguetón, el trap y EDM) no tiene buena imagen para las marcas, los medios y los 'enteradillos', con lo cual es muy difícil que estos artistas tengan la difusión y el apoyo de todos esos artistas que nos han dejado", concluye Mauro Canut.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios