Un año gris

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

De Nicolas Winding Refn a Jim Jarmusch y Quentin Tarantino: algunos de los directores que salvan un 2016 no demasiado memorable

Foto: Elle Fanning en 'The Neon Demon'
Elle Fanning en 'The Neon Demon'

Como cantaba Mecano en su mítica 'Un año más', se acerca el fin de año y toca hacer balance, precintar al año desertor con la etiqueta de turno. Ha habido marineros, soldados, solteros, casados, pero 2016 ha sido como la España del último informe PISA —que ni fu, ni fa, ni todo lo contrario—, sin la unanimidad de una obra maestra indiscutible, ni el descubrimiento sorprendente de algún advenedizo, ni la reafirmación incuestionable de un tótem infalible.

Un año relativamente gris en el que ni los festivales han contado con claros favoritos ni la cartelera ha atraído a cantidades ingentes de espectadores hacia una película concreta. Y no hablemos de confluencias. A finales de año, como la memoria es traicionera, es difícil acordarse de aquellas que estrenaron el calendario, allá por ese enero que parece de otra década, pero haciendo un esfuerzo de introspección, aquí va la lista —personal y difícilmente transferible— de las diez mejores películas extranjeras de este año que nos abandona.

10. 'Spotlight'

Un momento de 'Spotlight'
Un momento de 'Spotlight'

¿De qué trata?

En 2001, y con la llegada de un nuevo director al periódico 'Boston Globe', este incita al equipo de investigación a seguir indagando en un caso de pederastia dentro de la Iglesia católica de la ciudad. Lo que en principio iba a resultar ser un reportaje sobre un único sacerdote sospechoso de abusos sexuales a niños acaba siendo un escándalo mayúsculo dentro de la organización, ya que descubren un patrón de actuación con el que las autoridades eclesiásticas tapaban los casos de pederastia. El equipo de investigación del 'Boston Globe' acabó ganando el Pulitzer en 2003.

¿Por qué está en el 'top'?

'Spotlight' fue una de las películas revelación del comienzo del 2016. El filme se aleja de la sensiblería y de la construcción sentimental de los personajes para limitarse a relatar los hechos, de una forma aséptica e informativa. Sin recurrir a artefactos visuales ni un envoltorio llamativo, 'Spotlight' se convierte en un potente 'thriller' de investigación. Además, cuenta con las interpretaciones de Michael Keaton, Mark Ruffalo y Rachel McAdams, que en la simplicidad encuentran la excelencia.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

9. 'Historia de una pasión'

Cynthia Nixon protagoniza 'Historia de una pasión'
Cynthia Nixon protagoniza 'Historia de una pasión'

¿De qué trata?

Emily Dickinson (Cynthia Nixon en la película) fue una mujer incomprendida, totalmente adelantada a su tiempo pero también amputada por su dificultad de conectar a un nivel prosaico con el mundo que la rodeaba. Tras su muerte se convirtió en una de las poetas más importantes de la literatura estadounidense, pero en vida se aisló y permaneció la mayor parte del tiempo encerrada en su casa hasta el día de su muerte, a causa de una nefritis.

¿Por qué está en el 'top'?

Terence Davies. Podría acabar aquí el alegato en favor de la película; pocos cineastas retratan los interiores con una maestría y una estética tal como la del director inglés. Pocos pueden imprimir tanta poesía como la que contiene la obra de Dickinson en cada plano, sin resultar pedante o impostado. Pocos retratan las relaciones familiares y los conflictos del alma como Davies. ¡Oh, y esa elipsis temporal!

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

8. 'Mustang'

Fotograma de 'Mustang'
Fotograma de 'Mustang'

¿De qué trata?

Lale, Nur, Ece, Selma y Sonay son cinco hermanas huérfanas que viven en un pequeño pueblo turco a cargo de su abuela. Cuando un día después de clase deciden ir a jugar a la playa con algunos chicos de su edad, los adultos del pueblo empiezan a mirarlas con recelo, acusándolas de libertinas, y pidiéndole a la abuela que las tenga más controladas. A partir de ahí, dejarán atrás su infancia y las encerrarán en la casa a la espera de que algún hombre de la zona las acepte en matrimonio.

¿Por qué está en el 'top'?

'Mustang' es una película de una belleza melancólica, de esas que encogen el corazón por recordarte lo que podría haber sido y no es, que juega con el contraste de manera sutil y que deja que se cuelen instantes de refrescante verdad a través de la lente. 'Mustang' tiene una luz triste, como de crepúsculo, y unos escenarios que en un tiempo fueron bonitos y de los que ahora queda el poso. Es, como en 'Las vírgenes suicidas', una película de jóvenes que deberían ser felices y estar alegres, pero a las que aquí la tradición, la costumbre y la interpretación radical de la religión han matado prácticamente en vida. Eso sí, siempre rezumando esperanza.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

7. 'Hijo de Saúl'

'El hijo de Saúl'
'El hijo de Saúl'

¿De qué trata la película?

Saul Ausländer (Géza Röhrig), el forastero, como indica su apellido, es un prisionero de origen húngaro encerrado en el campo de concentración de Auschwitz Birkenau durante la Segunda Guerra Mundial. Dentro del campo, su día a día consiste en recoger los cadáveres de los asesinados en las cámaras de gas, meterlos en los hornos crematorios y recoger sus cenizas. Todo cambia cuando Saúl recoge el cuerpo de un chico que, por edad, hubiese podido ser su hijo. Entonces intentará darle un entierro apropiado y, de alguna forma, aunque solo sea simbólica, recuperar la dignidad que los nazis han arrebatado al ser humano.

¿Por qué está en el 'top'?

El director húngaro László Nemes dirige una película que de nuevo se zambulle en el horror del Holocausto, en la degradación de la Humanidad concentrada en los campos de concentración del nazismo, relatando el día a día (al igual que hizo Primo Levi) y la normalización de la ignominia como gesto cotidiano y la necesidad vital de volver a sentirse persona, aunque sea a través de un rito funerario. La película no escatima en crudeza, pero siempre medida, sin convertirla en el espectáculo abyecto que Jacques Rivette detestaba de 'Kapo'. La película ganó el año pasado el Óscar a Mejor película de habla no inglesa, lo que para algunos será un atractivo y, para otros, un repelente.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

6. 'La llegada'

Amy Adams en 'La llegada'
Amy Adams en 'La llegada'

¿De qué trata?

El día en que los extraterrestres deciden aterrizar en la Tierra, una sensación de miedo e incertidumbre atraviesa al orden mundial. ¿Por qué han venido? ¿Qué quieren de nosotros? ¿Vienen en son de paz? La lingüista Louise Banks (Amy Adams) será la elegida para ponerse en contacto con los alienígenas y descifrar su lenguaje.

¿Por qué está en el 'top'?

Primero porque Denis Villeneuve se ha revelado como uno de los directores más consolidados de la última década; como muestra, 'Incendies' (2010), 'Prisioneros' (2013) y 'Enemy' (2013). Con 'La llegada', Villeneuve consigue esculpir una película de ciencia ficción a caballo entre el 'mainstream' de 'Independence Day' y la ciencia ficción de autor, al estilo '2001: una odisea en el espacio'. El filme, basado en un relato corto de Ted Chiang, no se limita a recrear la espectacularidad visual del género, sino que da bastante espacio a las ideas sobre lingüística y la importancia del lenguaje en la comprensión de los conceptos y, por ende, de la realidad que nos rodea.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

5. 'Toni Erdmann'

Un momento de 'Tony Erdmann'
Un momento de 'Tony Erdmann'

¿De qué trata?

Inés (Sandra Hüller) es una mujer moderna, de su tiempo, centrada en una carrera como consultora que le ha llevado a trabajar en Bucarest. Pero no tiene tiempo para mucho más. Ni siquiera para su padre Winfried (Peter Simonischek), que vive en Alemania, y al que no ve demasiado a menudo. Tras la muerte del perro de su padre, este decide ir a visitar a su hija a Bucarest. Después de un par de días de convivencia extraña, Winfried se niega a volver a casa, y con una peluca cutre y una dentadura postiza más cutre comienza a actuar como Toni Erdmann, su 'coach' espiritual, y a seguir a Inés por todas partes, para que se dé cuenta de que tiene que cambiar la manera de enfocar la vida.

¿Por qué está en el 'top'?

'Toni Erdmann' es la "comedia rara" del año. La directora alemana Maren Aden construye una comedia atípica sostenida en un guion sólido y las interpretaciones de sus dos actores protagonistas. Una reflexión sobre los inconvenientes de una vida moderna absorbida por el trabajo, la prisa y el miedo al fracaso, sobre el desquicie de una vida sostenida exclusivamente sobre la persecución del éxito laboral y sobre los obstáculos que se encuentra la mujer moderna al integrarse en un mundo monopolizado por hombres. Una comedia refrescante y original, en la que Aden maneja a la perfección los distintos grados de profundidad en el tratamiento de un existencialismo ácido y descreído.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

4. 'Los odiosos ocho'

Un fotograma de 'Los odiosos ocho'
Un fotograma de 'Los odiosos ocho'

¿De qué trata?

A finales del siglo XIX, el mayor Marquis Warren (Samuel L. Jackson) viaja en su diligencia, en medio de un temporal de nieve, hacia el pueblo de Red Rock, adonde acude para entregar los cadáveres de varios fugitivos por los que el Estado pide una recompensa. A mitad de camino se encuentra con John Ruth (Kurt Russell), otro cazarrecompensas que también quiere cobrar una recompensa, pero por colgar a otra fugitiva, Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh). Cuando el temporal les obligue a hacer un alto en una posada en el camino, los tres se encontrarán con un grupo de peculiares personajes. Pero nada es lo que parece en esa posada y, al estilo de las novelas de Agatha Christie, comenzará un juego de adivinar quién es quién, qué quiere cada uno y quién será el último en morir.

¿Por qué está en el 'top'?

Hace casi un año que se estrenó en la cartelera española, pero la última película de Quentin Tarantino deja un poso duradero. Tarantino se ha sofisticado; ya no es el director 'punk' de 'Reservoir Dogs' (1992) o 'Death Proof' (2007), pero sigue manteniendo su esencia macarra, a pesar de volver a confiar en el wéstern decimonónico. El guion, los diálogos, se mantienen en un altísimo nivel. También las interpretaciones. Y el manejo de la cámara —en especial el bellísimo plano de apertura— y de la fotografía. Una revisión del wéstern que se entremezcla con el suspense del 'thriller whodunit'. Como jugar al Cluedo en vivo, pero con mucha mucha sangre y amplias dosis de mordacidad en 70 milímetros.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

3. 'La juventud'

Michael Caine en 'La juventud'
Michael Caine en 'La juventud'

¿De qué trata?

Fred Ballinger (Michael Caine) es un prestigioso director de orquesta jubilado que todos los años acude a un lujoso hotel balneario en los Alpes, donde se dan cita desde estrellas del rock con problemas de adicciones a instructores de alpinismo y parejas adineradas que no se dirigen la palabra. Todo un bestiario de personalidades extremas.Y entre ellas, se encuentran también su hija (Rachel Weisz), recién salida de un desengaño amoroso, y su mejor amigo (Harvey Keitel), un director de cine venido a menos que mantiene la esperanza de volver a rodar una obra maestra.

¿Por qué está en el 'top'?

No es, ni mucho menos, 'La gran belleza', pero a falta de su genialidad, 'La juventud' es una obra muy digna que mantiene la personalísima línea marca de Paolo Sorrentino. La temática elegida en esta ocasión quizás no acompaña de la misma manera el exceso barroco sorrentiniano: las fiestas privadas en las azoteas romanas son, sin duda, más proclives a una caricatura lisérgica que un balneario en los Alpes. Pero a falta del atractivo de una 'rave' nocturna, Sorrentino consigue transmitir la reflexión sobre el tiempo, el legado, el olvido y la soledad sin abandonar sus códigos.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

2. 'Paterson'

Adam Driver protagoniza 'Paterson'
Adam Driver protagoniza 'Paterson'

¿De qué trata?

Paterson (Adam Driver) es un autobusero que recorre con su línea la ciudad de Paterson (Nueva Jersey) y en su tiempo libre se dedica a componer poesía inspirada en la disección nada mundana de la vida mundana. Inspiración que absorbe de sus charlas de bar, del día a día de su vida conyugal (Golshifteh Farahani interpreta a su mujer), de los recovecos que encuentra la vitalidad, el frescor, para colarse entre las grietas de la rutina. Un alegato a favor de las cosas que se hacen sin pretensiones, por pura pasión o necesidad vital.

¿Por qué está en el 'top'?

Jim Jarmusch ha recibido el aplauso unánime de la crítica con esta oda a la sencillez, a lo extraordinario dentro de lo ordinario, rodada de forma sencilla, buscando la poesía en la estructura y en el fondo, sin recurrir al artificio de la forma. 'Paterson' es una reivindicación de una forma de vida, de una felicidad existencial que puede encontrarse al margen de una complejidad imbricada y de la sabiduría de la observación, sin el peso de la solemnidad y con mucho sentido del humor. El mejor Jarmusch de la mano del mejor Driver.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

1. 'The Neon Demon'

Elle Fanning en un fotograma de 'The Neon Demon'
Elle Fanning en un fotograma de 'The Neon Demon'

¿De qué trata?

Jesse (Elle Fanning) es una joven huérfana que se muda a Los Ángeles para labrarse la vida como modelo. Allí malvive en un motel de carretera regentado por un dueño bastante siniestro (Keanu Reeves) y prepara junto a un fotógrafo 'amateur' (Karl Glusman) sus primeros trabajos fotográficos.

Cuando conozca a Ruby (Jena Malone), una peluquera y maquilladora de moda —que de noche se gana la vida como tanatoesteticista—, se le abrirán las puertas de un mundo de fulgor y hedonismo. Sin embargo, en todo espejo hay un reverso. Y este es oscuro y, a veces, sangriento.

¿Por qué está en el 'top'?

Esta apuesta es tan personal y arriesgada como lo son la propia película y su director. Es una convulsión visceral, un impulso ajeno a un análisis quirúrgico que tenga en cuenta las convenciones críticas. Un flechazo. Con 'Valhalla Rising' (2009), 'Drive' (2011) y 'Solo Dios perdona' (2013), Nicolas Winding Refn ya había escrito a sangre su 'leitmotiv': la perfección casi patológica a nivel sensorial, de puesta en escena, colorimetría, fotografía y música.

Con 'The Neon Demon', que ha entusiasmado tanto como horripilado, Winding Refn no alcanza la cumbre del hiperesteticismo, pero casi, y presenta Los Ángeles como la materialización urbana de la vanidad, la idolatría hacia la juventud y la belleza de una sociedad ensimismada y destructiva. Fanning, por el contrario, encarna la pureza, la naturalidad, lo realmente bello, sin artificios, que acaba envenenada por un entorno envilecido y, no hay que olvidarlo, por sí misma. Una película técnicamente impecable, estéticamente perfecta y —aquí una partidaria del final— 'punk', irreverente y sinvergüenza.

Las 10 mejores películas extranjeras de 2016: modelos sangrientas y autobuseros poetas

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios