entrevista a ms nina

Ms Nina: "Soy una princesa y no una guarra"

Esta joven es una de las pocas españolas que hace reguetón. Alto voltaje, sexo y descaro son las claves de un éxito que reivindica la libertad de las mujeres y ha explotado con 'Chupa, chupa'
Foto: Ms Nina posa en el interior del bar La Mirinda en Malasaña. (Enrique Villarino)
Ms Nina posa en el interior del bar La Mirinda en Malasaña. (Enrique Villarino)

Ms Nina se agacha para posar perreando con unos grafitis de la madrileña plaza del Dos de Mayo de fondo. Se contonea, mira sexi a la cámara y mientras juega con el objetivo cuenta que se liga, y mucho, con el reguetón. A pocos metros, una señora mayor con un andador y un cigarro en la boca contempla la escena y no le quita ojo a la cantante. Tanto que se acerca curiosa cuando acaban las fotos para escanear de cerca a esta joven de 24 años -cumple 25 la semana que viene y no lleva muy bien eso de sumar años, se queja-  y ver qué se está cociendo aquí entre pintadas, medias de rejilla y flashes. Quieren ser más discretas, y no lo consiguen, otras mujeres que miran de reojo a la creadora de 'Chupa, chupa' cuando salen por la puerta de atrás de la conocida como iglesia de las Maravillas. Puro costumbrismo a las doce y media de la mañana.

"Soy una princesa y no una guarra", canta Ms Nina en el que se ha convertido en su gran 'hit' y la ha convertido en una de las figuras del reguetón español hecho por mujeres. Así se define cuando le preguntamos a esta argentina de nacimiento que vive en Motril (Granada) y es una de las pocas cantantes de reguetón del mundo y, claro está, de España. Una nómina de jóvenes, encabezadas por Ivy Queen internacionalmente o las K-Narias en el panorama nacional, que han encontrado en este género musical, descrito hasta la saciedad como de hombres, machista y violento, el cauce para reivindicar la libertad -la sexual también- de las mujeres.

Ms Nina: "Soy una princesa y no una guarra"

"Mi música es feminista, divertida, libre, porque digo lo que quiero, y un poco cani", define refiriéndose sobre todo al estilismo del videoclip de 'Chupa, chupa'. "Mucha gente se me tira al cuello", añade. Alude tanto a esa definición de feminista como a sus letras, que reconoce le procuran no pocos calificativos de 'calienta' o puta. Pero para ella el reguetón, sus letras sexuales y su aire de fiesta son la medicina contra los prejuicios sociales y la forma de hablar sin tapujos de sexo y de lo haga falta. "Por ser chica no todo es rosa, bonito y purpurina, ni tengo que complacerte, ni me tienen que decir 'qué seria estás con lo guapa que eres'. Puedo decir lo que quiera de la vida y del sexo. Y lo que haga es mi problema", subraya rotunda.

Conocida por su faceta como 'net artist', Jorgelina Andrés Torres trabaja como camarera de un restaurante de comida argentina y española en Motril mientras que Ms Nina escala posiciones en el olimpo del reguetón y el 'trap' patrio. Ha participado junto a los chicos de Pxxr Gvng en Perreo 69, colabora con Favi Estrella o con Tomasa del Real. Tras hablar con El Confidencial el pasado miércoles se iba al estudio de grabación con Ak León, le esperan más colaboraciones con El Mini y Faberoa y dos actuaciones en Barcelona y Madrid. Todo grabando en estudios de amigos, con el móvil o como cuadre y, paso a paso, convirtiéndose en una de las figuras de este mundo de hombres.

Ms Nina en el bar La Mirinda de Malasaña (E. Villarino)
Ms Nina en el bar La Mirinda de Malasaña (E. Villarino)

"Siempre me interesó la música. Hace dos años conocí a la Favi cuando vino a España y me propuso grabar una canción en un estudio. Hicimos 'Pesao', que es superfea, y escribimos 'Chupa', pero nunca la sacamos. Hace un año, en la feria Libros Mutantes, vino Chico Sonido, nos conocimos, escribí partes nuevas y la grabamos", dice resumiendo su mayor pelotazo. Un éxito que, asegura, muchos no entienden. "En los comentarios nos dicen guarras porque decimos chupa. ¿Por qué un tipo puede hablar de sexo y si lo dice una tía es una puta? Aunque también hay chicas que me escriben para agradecerme que diga cosas así, que podemos decir lo que queremos. Si el sexo sigue siendo el tabú, dicho por una chica...", deja en suspenso.

"Me quieres de rodilla siempre rezando / eso no me preocupa chico, voy rumbeando, / vacilando, voy bailando con las chicas jugando (...) Quítate la ropa que yo llevo prisa, / sal tú del Facebook y consíguete una vida / que a mí no me importa que tú no me sigas", canta en esta canción que resume como ese momento "en el que vas a casa de un tío, él quiere que se la chupes y le dices que no". "Entonces, me dicen calentona o cosas así. Que digan lo que quieran. Tampoco es algo tan elaborado en plan: '¡qué pensadora es Nina!", dice entre risas a la par que reconoce que es más tímida de lo que puede parecer pero que saca provecho a ese 'flow' que los amigos le alaban.

Porque precisamente así es como entiende Ms Nina el reguetón, como una forma de diversión no exenta de reivindicación femenina. "Puedes decir tonterías sin sentido o cantar 'soy una princesa y no una guarra', es decir, puedo decir lo que quiera pero eso no significa que me vaya a acostar contigo", matiza. Y tira del que para ella es el ejemplo más claro de lo que es el reguetón que hacen ellas: Ivy Queen y su tema 'Yo quiero bailar'. Canta: "Yo quiero bailar, tú quieres sudar / y pegarte a mí, el cuerpo rozar / y yo te digo sí, tú me puedes provocar / eso no quiere decir que pa' la cama voy".

 

"El reguetón me gusta porque es una música divertida perfecta para salir de fiesta. Siempre he escuchado música latina, cumbia, salsa y reguetón. Es la música que oigo para estar alegre y bailar. No es música para escuchar en una iglesia o en una boda. Es para divertirse y reírse. La gente se lo toma demasiado en serio también", subraya. Coincide en la opinión generalizada de que el reguetón es machista y sexista sin matices pero apela también a la responsabilidad de la mujer. "Es machista, sin duda, pero es una cosa de dos. Si uno perrea con otro es porque ambos se dejan. No te obligan a perrear. El reguetón es eso. ¿Quién no perrea al salir de fiesta?", se pregunta. Y se responde entre risas: "Yo cuando salgo me parto bailando". 

 Ms Nina posa en el interior del bar La Mirinda en Malasaña. (Enrique Villarino)
Ms Nina posa en el interior del bar La Mirinda en Malasaña. (Enrique Villarino)

- ¿Y no cree que esas letras machistas pueden influir en la forma de entender el mundo de muchos adolecentes?

- "Creo que es responsabilidad nuestra, de las cantantes y de las mujeres de esta sociedad. Tiene que haber más chicas que digan lo que quieran. Así la gente se irá acostumbrando, aunque sea poco a poco".

Aunque la música empezó siendo un 'hobby' que la acompañaba mientras se enfocaba en el arte, ahora se ha convertido en el centro de la creatividad de esta joven. Sigue realizando 'collages' de estética pop, "muy de la MTV de los noventa" y kawaii, que ya ha expuesto en el Espacio Ananas de Madrid y llevará ahora a Málaga con la Fresh Gallery en una exposición colectiva. También ha diseñado un par de líneas de ropa, pero hoy su prioridad es la música. "Me permite llegar a más gente. Es mucho más directa y el canal en el que más me gusta expresarme, y te libera más que las imágenes", señala.

"Yo no voy a misa / yo prefiero pizza... de salami", canta en 'Salami'. O "yo me vuelvo loca papacito cuando me quitas la ropa / me da igual si miras para otra porque ella y yo no somos la misma cosa / conmigo no se puede comparar, como yo no vas a encontrar / vete a buscar si no quieres inventar, yo no voy a llorar", desliza en 'No eres bueno', que ha hecho junto a otra de esas mujeres invencibles de este mundo de hombres, Favi Estrella. ¿Cómo ve una de sus protagonistas la creciente escena de reguetón española?

"Me gustan artistas como Pxxr Gvng o Los Sugus. Y a nivel de público cada vez hay más escena. Se ve más movimiento, igual que pasa con el 'swagger'". Aun así, reconoce que es necesario que más mujeres hagan reguetón. "Cuantas más seamos y digamos lo que queremos, más se normalizará. No será como en América Latina, pero al menos no llamará la atención. La gente, al principio, siempre odia lo distinto, pero luego les acaba gustando. Eso también ayudará a cambiar esa percepción de que el reguetón es una mierda o que no es música", analiza.

 Ms Nina en Malasaña (E. Villarino)
Ms Nina en Malasaña (E. Villarino)

- ¿Qué les dirías a quienes piensan así?

- "Que es música para pasarlo bien, reírse, salir de fiesta y animarte cuando estás triste. Hay reguetón machista y con letras feas, pero también depende de cómo lo ves y lo escuchas. Yo creo que la mayoría lo hacemos por animarnos y divertirnos. Y, además, no solo hay letras machistas en el reguetón. Las hay en el pop o el rock también. Simplemente la gente está más acostumbrada al pop y al rock en España y el reguetón está entrando ahora, pero en otros países todo es puro reguetón, cumbia, música latina... Y te aseguro que mucho más machista que aquí".

- ¿Crees que hay postureo con esa actitud antireguetón?

- "Sí [afirma alargando la vocal al infinito], pero poco a poco va creciendo el reguetón". Tanto es así que es el género más escuchado en España. Según Spotify, Don Omar, J Balvin, Pitbull y Romeo Santos fueron cuatro de los diez artistas más escuchados el año pasado en nuestro país en esta plataforma. 'Si no te quisiera', de Juan Magán, ostentó el oro a la canción más reproducida (el 35% de reguetón). Hombres dominando, de nuevo, un mundo en el que las mujeres, poco a poco pero cada vez más, levantan la voz para seguir derribando estereotipos perreando. Sexuales o los que sean.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC