La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

el museo incumple los códigos deontológicos

El Thyssen inaugura la muestra de Darío de Regoyos con varios cuadros en venta

“Los cinco están a la venta y tengo más que usted puede ver en la página web que hemos montado para la ocasión”. El periodista ha
Foto: El comisario Juan San Nicolás hablando del paisaje de las redes de Darío de Regoyos, en la anterior sede, en Bilbao. (EFE)
El comisario Juan San Nicolás hablando del paisaje de las redes de Darío de Regoyos, en la anterior sede, en Bilbao. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura8 min

“Los cinco están a la venta y tengo más que usted puede ver en la página web que hemos montado para la ocasión”. El periodista ha llamado a la casa comercial interesándose por los cuadros que acaba de ver en el pase de prensa en el Museo Thyssen-Bornemisza y que, paradójicamente, están vinculados a esa empresa en la misma cartela. Junto al título, la técnica y la fecha aparece el nombre de la casa de compra y venta a la que pertenecen los cuadros: www.artelandia.com

Aunque nunca antes se haya visto de una manera tan descarada en un museo público la opción de compra de unos cuadros expuestos en una muestra temporal, no es una nueva moda museográfica, ni un interés por unir el universo digital con el real a través de un enlace sugerido a la vista pública. Se trata de un reclamo comercial: “Nos dedicamos a vender y comprar. Tendríamos que quedar usted y yo para hablar del precio de los cuadros”, cuenta el responsable de la empresa al periodista que se ha hecho pasar por un coleccionista interesado en lo que acaba de ver. Como si hubiese pasado por una galería de arte comercial y no por un museo mantenido con fondos y financiación pública.

Al menos cinco cuadros de los expuestos se venden en una galería, que hace publicidad en la misma cartela de la pintura en sala. El comisario es quien certificó la autoría de las pinturas antes de que llegaran al Thyssen

El propietario anima a visitar los ejemplos que cuelgan de la galería on-line, pero advierte que le dolería mucho tener que vender los que no están en el museo. Esos, al parecer, están en sus casas y prefieren no venderlos. Da a entender que son piezas capitales. No como los que hay en el Thyssen, se supone. El perfil de Linkedin del dueño explica que su galería está especializada en la crème de la crème del reclamo: “Miquel Barceló, Manolo Valdés, Antoni Tàpies, Antonio Saura, Joan Miró, Pablo Picasso, Eduardo Chillida, Jaume Plensa…”.

Le preguntamos al experto en el eslabón perdido del impresionismo, el postimpresionismo y otros movimientos, cómo es posible que Darío de Regoyos haya sido tan ignorado por los museos de este país. Responde que es un autor que “pintó mucha porquería y muchas obras buenas”, pero que lo bueno no sale al mercado. Con la crisis sólo sale lo que se vende por necesidad. Pero adelanta que la exposición del Thyssen animará las ventas y que hay que adelantarse. Debe tener una ganga, aunque prefiere dar cifras a la cara. Y, preferiblemente, después de todo el alboroto de la inauguración porque tenía, según cuenta, comida con la dirección del museo para celebrarlo.

'El mes de María en Bruselas', 1884
'El mes de María en Bruselas', 1884

Antes de terminar la conversación telefónica ofrece el dato decisivo para animar la compra: “Los certificados son de Juan San Nicolás”. Se refiere a la autentificación, se refiere al valor que el mayor experto en la obra de Darío de Regoyos otorga con su ojo y su firma, se refiere al comisario de la muestra que abre sus puertas en el Thyssen. Así es, la misma persona que ha seleccionado las 100 piezas para la muestra ha ejercido como autentificador de, al menos, cinco de las obras que hay en ella. Habitualmente, los certificados son remunerados. Desconocemos si Juan San Nicolás cobró por afirmar que esos cinco cuadros que están a la venta y cuelgan de las paredes del Thyssen son de Darío de Regoyos. 

El experto ha de mantenerse al margen de la guerra de los intereses económicos que mueven los hilos del mercado del arteEsto se conoce en el mundo del arte como “operación de expertizaje”. “El experto ha de mantenerse al margen de la guerra de los intereses económicos que mueven los hilos del mercado del arte, única manera de proceder con la más fría ecuanimidad en el momento de emitir su veredicto. Su imparcialidad es la que permite aportar soluciones justas a los problemas y conflictos”, explica José Manuel Lluent, en el libro Expolio y fraude en el arte (TREA). En este caso, parece que ese principio de objetividad al margen de los intereses del mercado ha sido vulnerado.

Preguntamos al comisario y autentificador por esa dirección web en las cartelas informativas, porque no habíamos visto nunca una antes en un elemento que se supone es parte de la investigación de la muestra. Juan San Nicolás, que ha dedicado toda su vida al estudio del autor de la España Negra, no sabe explicarlo muy bien, pero señala que es un intercambio comercial, que ellos prestan los cuadros a cambio de hacer publicidad de su web y su negocio en la cartela.

Uno de los cuadros en venta.
Uno de los cuadros en venta.

¿Pero están a la venta? “No, no. Los cuadros son suyos, no están a la venta”, asegura entre convencido y atemorizado el comisario sin saber que más tarde llamaríamos para confirmar que sí lo están. Los cuadros son Convento, valle de Toranzo (1910), Ontaneda (1910), Antigua casa noble (1910), Tibidabo por la mañana (1912) y Una calle en Córdoba (1905). Corresponden a la última parte de la producción de Regoyos, tras decidir abandonar las estampas de la sociedad española más rancia y destructiva. Prefiere retirarse a los paisajes y las estampas amables de pequeño tamaño que encuentra en sus viajes.

Pero Verhaeren, su compañero en el trayecto que hará famoso a Regoyos y que dejan congelado en el libro España Negra, escribe sobre el pintor en 1914: “Se esforzó por pintarnos la España provinciana, silenciosa y sombría. A él le gustaba llamarla España negra. Toda su vida estuvo obsesionado por ella. Incluso cuando se sintió atraído por el impresionismo luminoso, cuando el fuego lánguido de los colores puros sedujo su joven sensibilidad, no pudo desprenderse enteramente de su amada tristeza. A lo sumo lo vistió con colores claros”.  

Los cinco cuadros se ofrecen a la venta en la página web de la galería propietaria de ellos. El comisario calcula que el valor del pintor en el mercado está entre 30.000 y 100.000 euros

Volvamos a nuestros cinco cuadritos en venta, que pueden contemplarse en la muestra temporal del Thyssen: todos se ofrecen en la página web y en su ficha se incluye la referencia al catálogo del Museo de Bellas Artes de Bilbao, primera parada de la retrospectiva dedicada al pintor, con motivo de su fallecimiento. Por ejemplo, de Antigua casa noble: “Reproducido en el catálogo de la exposición Darío de Regoyos. La aventura impresionista, Museo de Bellas Artes de Bilbao, 2013, página 215”.

Esto es fundamental: con esta referencia el valor del cuadro se multiplica; si está en la exposición del museo con mejor colección de Regoyos, es “un Regoyos” valioso. Y así es como el precio de las pinturas se hincha y se hincha. Además, hay que sumarle la del Thyssen. El precio no deja de subir. “Entre 30.000 y 100.000 euros. Es un buen momento para comprar, porque esta exposición es una reivindicación”, estima el comisario que es la cotización actual de la obra del pintor asturiano.

Nos llama la atención el gran número de obras privadas (65) frente a las pertenecientes a museos (35). Juan San Nicolás confirma que hay muy poca obra de Regoyos en instituciones públicas y que la mayoría está en colecciones. Aquí hay ejemplos en la de Villar MirVarez FisaAbelló, BBK, etc.  

'Plaza de Segovia', 1882.
'Plaza de Segovia', 1882.

Lo más grave de esta circunstancia es que agrede varios códigos deontológicos de los museos. Para el que avala el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la función principal de un museo “no es legitimar obras o artistas”. Explica que se entiende como buena práctica, entre tantas otras, “coleccionar y conservar el patrimonio artístico del siglo XX y activar un nuevo patrimonio público de la contemporaneidad”. Subrayemos esos dos verbos: coleccionar y conservar. Por último, advierte que entre las funciones del patronato destaca la defensa de “la autonomía de la dirección del museo frente a injerencias extra-artísticas”. Otro artículo cuestionado.

El código deontológico ICOM dice que los miembros de la profesión museística no deben participar directa o indirectamente en el comercio (compra o venta con ánimo de lucro) de bienes del patrimonio culturalPero el código que rige por encima de todos los códigos nacionales es el del Consejo Internacional de Museos (ICOM), redactado en 2006. Advierte sobre la “política comercial” que “las actividades generadoras de ingresos no deben ir en detrimento de las normas de la institución, ni perjudicar a su público”. Sobre las exposiciones temporales advierte que “deben ser conformes a las misiones, políticas y finalidades declaradas del museo” y “no deben ir en detrimento de la calidad ni la protección y conservación de las colecciones”.

Por otro lado aclara que las colecciones de un museo son una expresión del patrimonio cultural y natural de las comunidades de las que proceden y, por consiguiente, “rebasan las características de la mera propiedad”. El capítulo octavo habla de la profesionalidad de los museos: “Los miembros de la profesión museística deben respetar las normas y leyes establecidas y mantener el honor y la dignidad de su profesión. Deben proteger al público contra toda conducta profesional ilegal o contraria a la deontología”.

El punto relativo a los conflictos de intereses es bien claro al respecto de lo sucedido en el Thyssen: “Los miembros de la profesión museística no deben participar directa o indirectamente en el comercio (compra o venta con ánimo de lucro) de bienes del patrimonio cultural y natural”. No pueden participar de una autentificación, revalorizar el precio de la obra y seleccionarla para una exposición en un museo importante y público, que volverá a tener repercusiones sobre el precio de la misma. Darío de Regoyos vuelve a encontrarse con la España negra. Quizá porque nunca fue de otro color.

El redactor recomienda

#2

Indicar en una cartela de un museo la pertenencia de una obra a una galería de arte no es raro si es la propietaria, pero poner directamente el enlace a una página web es ridiculo, se pone el propietario no su negocio y si no quiere prestar la obra pues la exposición se hace sin ella pero no se acepta cualquier condición.

Lo normal es que se evite que obras expuestas en una exposición de un museo importante se saquen a la venta inmediatamente tras la exposición, pero no tengo claro que se pueda hacer nada a no ser que en el contrato de préstamo se especifique algo.

Sobre lo de que un experto no puede autentificar una obra, pues mire no, de hecho es lo que hacen los expertos y de hecho es para lo que sirven muchas exposiciones, para limpiar el catálogo de la misma y para presentar nuevas obras. Evidentemente hay que tener cuidado, de buscar solo lo mejor para una exposición y evitar obras plémicas, pues el museo da el aval a esa obra. Hace ya muchos años (1989) en una exposición de Fortuny hubo este problema, acusaciones a los comisarios de incluir obras dudosas para favorecer intereses privados. y más recientemente se acusó a M. Mena de certificar un Goya muy dudoso que salio a la venta al poco de terminar una expo en el Prado.

Ampliar comentario
#1

Pero como es posible que el Thyssen se haya prestado a esto!!!

esto huele que apesta... Y no digamos ya lo de artelandia.com.... Parece muy muy profesional, jaja

Ampliar comentario