La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL MERCADO RUSO Y EL ÁRABE SON LOS PRINCIPALES DEMANDANTES DE ESTOS EVENTOS

Cantantes a la carta para los conciertos exclusivos de los nuevos ricos

Desde los años noventa hasta ahora, con crisis o sin ella, se ha producido un cambio sustancial en la forma de consumir lujo: ahora se busca
Foto: Cantantes a la carta para los conciertos exclusivos de los nuevos ricos
Cantantes a la carta para los conciertos exclusivos de los nuevos ricos

Desde los años noventa hasta ahora, con crisis o sin ella, se ha producido un cambio sustancial en la forma de consumir lujo: ahora se busca más disfrutar que poseer. Así, la nueva moda entre los ricos es el ‘consumo emocional’, el de momentos especiales e intransferibles. Y aquí es donde entran en juego los conciertos exclusivos con las estrellas más cotizadas del momento como protagonistas.

Sobre la mesa de negociación se ponen cifras que superan, en muchos casos, el millón de dólares por apenas media hora de espectáculo. Detrás de estos datos se esconden carteras cuyos dueños ya no saben en qué gastar el dinero. Y es que, amenizar una fiesta, una inauguración, un cumpleaños, una boda, con un tocadiscos no es glamuroso. ¿Por qué poner música enlatada cuando se puede disfrutar de una actuación en directo, exclusiva y privada?

El pasado mes de mayo, Shakira puso la banda sonora a los esponsales de Vinita Agarwal, hija del rey del hierro Pramod Agarwal, un multimillonario indio, que pagó una cifra con muchos dígitos para tener a la cantante en exclusiva. La colombiana, escoltada por la seguridad propia más la que dispusieron los organizadores de la boda, fue trasladada en una góndola a Venecia, marco del exclusivo enlace matrimonial.

Con este acto, quedaba abierta la temporada de conciertos exclusivos al alcance de muy pocos bolsillos. Cualquier excusa es buena para hacer una llamada al representante de la discográfica de turno o a un organizador de festejos y hacerse con los servicios de su ídolo y de paso darle un toque de distinción al evento.

El millonario ruso Roman Abramóvich se encuentra entre los más generosos a la hora de desembolsar por sus apetencias musicales. Un millón de libras (algo más de 1,2 millones de euros) pagó en 2008 a Amy Winehouse para que ésta actuara en la gala de apertura, en Moscú, de la galería de arte, The Garage, que dirige su pareja, la modelo Daria Zhukova. La cantante deleitó a los 300 invitados de la pareja durante más de una hora. La construcción de la galería de arte en la que cantó Winehouse, ha sido promovida por Zhukova, en lo que constituye una de las operaciones económicas que hacen a la pareja ser una de las más ricas. Unos meses antes, el dueño del Chelsea, habría regalado a su hija un concierto más light de felicitación de cumpleaños. Para ello contrató a las bandas de electro-punk Klaxons y Cansei de Ser Sexy por 370.000 dólares cada uno.

A la cuenta corriente de Amy Winehouse le sienta bien la ciudad moscovita. Una de sus últimas apariciones fue ante un grupo reducido de empresarios rusos, que no dudaron en pagar 550.000 dólares por la interpretación de varias de sus canciones. En el cheque estaban las rúbricas del empresario Mikhail Prohorov y del presidente de la Asociación Rusa de fútbol, Sergei Kankovym. Ambos declararon a la web Contact Music que “Amy estuvo brillante y hubo muy buena conexión con los invitados. Tiene muchos fans en Rusia y a juzgar por la reacción del público, no decepcionó a nadie con su concierto”.

Y entre rusos anda el juego. Las cantantes Christina Aguilera y Shakira actuaron en Moscú en una velada para un público selecto de nuevos ricos rusos por la que habrían cobrado un millón de dólares cada una, según se hizo eco el diario Komsomolskaya Pravda. El concierto habría sido costeado por uno de los hombres más ricos de la Rusia actual, Suleiman Kerímov, político y propietario de la empresa petrolera Nafta Moskva con ocasión de su 40 cumpleaños. Como maestro de ceremonias, Kerímov contó con el actor Christopher Lambert. La cita reunió a invitados de honor, entre los que estaban Román Abramóvich, o el entonces alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov. No era la primera vez que Kerímov recurría a conciertos exclusivos para animar sus fiestas. En citas anteriores había ofrecido a sus agasajados las voces de Kylie Minogue, Pink, la ex Spice Girl Geri Hallywell o la soprano Sarah Brigtman, entre otros.

Christina Aguilera parece ser la voz imprescindible en una fiesta de cumpleaños rusa. Antes de cantar en la de Kerímov, en 2009,  ya había probado suerte, en 2005, en la del también empresario ruso Andréi Melnichenko, por la que se llevó un millón de dólares por interpretrar tan sólo tres temas. Más caro le salió su onomástica al millonario Telman Islailov. Dos millones de dólares pagó a Jennifer López por un repertorio de cuatro canciones. La cifra inicial era de 1,5 millones, pero como la actuación de la diva se retrasó, a instancias de los anfitriones, empezó a cobrar 200.000 dólares por cada 10 minutos de retraso. Al parecer, fueron los hijos del empresario quienes decidieron agasajarle con este regalo de cumpleaños.

Veinte minutos por 2,5 millones

Despedir el año también permite a los cantantes hacer caja. George Michael habría recibido 2,5 millones de dólares por sólo 20 minutos de actuación en la exclusiva fiesta de fin de año que un oligarca ruso ofreció en Moscú hace un par de años. El empresario, cuya identidad se desconoce, habría fletado un avión para que el artista y sus músicos pudieran volar a la capital rusa. Esos honorarios le hicieron entrar en el top ten de los artistas mejor pagados por los rusos, que son quienes más demandan estas citas exclusivas con las estrellas de la música. En dicho catálogo de cantantes aparece también el nombre de ex miembro de Take That y rey del pop británico Robbie Williams, que se embolsó dos millones de dólares por ofrecer un concierto privado en la Nochebuena de 2008.

No sólo los oligarcas rusos pagan cifras desorbitantes para que las voces de la música, de la talla de Shakira o Beyoncé, actúen en sus fiestas privadas. A la zaga le van los árabes. Como muestra un botón: Las puertas en el mercado árabe las abrió la intérprete del archiconocido tema principal de la película ‘Titanic’, Céline Dion, que actuó para el sultán de Brunei a finales del siglo pasado, quien, según The Sun, pagó en su momento 6 millones de dólares por escuchar su voz en directo en el emirato asiático. Los tiempos han cambiado, la oferta de artistas es ahora mayor y la crisis se ha instalado incluso en los bolsillos de los más poderosos. Por ello, Rihanna, que explota a la perfección su tirón musical, se ha conformado con 500.000 dólares, razón más que poderosa para visitar Abu Dhabi, donde la vocalista despidió 2009 con una actuación en el lujoso hotel Emirates Palace.

En España, más que las excentricidades de unos pocos megalómanos, son las empresas las que incluyen en sus políticas de ‘fidelización’ conciertos de grupos y cantantes superventas sólo para sus empleados. Deutsche Bank sorprendió a propios y extraños en Barcelona, en el Museo Nacional de Arte, en 2007 con un concierto exclusivo para cerca de 600 selectos socios y clientes de la casa. Los protagonistas: los Rolling Stones. Cobraron 5 millones de dólares por este show privado de 80 minutos. Mick Jagger bromeó sobre los asistentes: “Gracias por tenernos aquí. La mejor parte es que ésto está saliendo de sus sueldos”.

Corporación Caixa Galicia fue algo más modesta. En una de sus cenas de Navidad, los directivos decidieron premiar a sus empleados con un concierto de Alaska y Nacho Canut.

Actuaciones sin ética

Muchos son los cantantes que se suman a la práctica de los bolos exclusivos. Con tarifas que superan el millón de dólares por 40 minutos de actuación es difícil decir que no. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que hay que tener cuidado con el escenario que se elige. Los medios especializados en la industria musical de EEUU han desvelado en las últimas semanas el nombre de varios artistas internacionales que se han subido, en los últimos seis años, a los escenarios del clan Gadafi. Y ahora es el turno del arrepentimiento.

Beyoncé, Nelly Furtado, Mariah Carey… son algunos de los artistas a los que les toca entonar el ‘mea culpa’ (por la doble moral americana) por cantar para un dictador. El promotor de estos conciertos no era otro que Muatassim, hijo de Gadafi, quien despidió 2009 con una macrofiesta en la isla caribeña de San Bartolomé, con Beyoncé y Usher como cabezas de cartel. Un año antes fue Mariah Carey quien amenizó las fiestas navideñas de Muatassim.

Tras la revuelta en Libia y la presión internacional sobre la figura de muchos de estos artistas  pretenden devolverle el brillo a su imagen, por lo que están donando los beneficios de aquellos conciertos. “Teniendo en cuenta lo que se sabe de Gadafi y su gobierno, yo creo que hicieron la vista gorda deliberadamente para aceptar el dinero, y no me parece que eso sea ético”, ha criticado David T. Viecelli, agente de Arcade Fire, en una entrevista concedida a la revista Rolling Stone. Jennifer López si pensó en las repercusiones políticas y supo decir no al dictador. La cantante no se dejó engatusar, pese a que pusieron sobre la mesa de negociación dos millones de euros a cambio de sus ritmos trepidantes.

Una constante de este tipo de eventos es el máximo secreto con el que se organizan. Incluso, con frecuencia, quizás para evitar que se pierda el factor sorpresa, se incluyen cláusulas de confidencialidad en los contratos.

#2
Y en Africa 10 millones de personas sobretodo niños a punto de morir de sed y hambre al haberse producido este año una sequía historica.
Cuanto queda para el 22D del 2012, esto tiene que acabar de una manera u otra.
Ampliar comentario
#1
A mí me parece perfecto. Así, mientras esta panda esté ocupada actuando para los millonetis... no estará dándonos el coñazo al resto.
Ampliar comentario