hay que ser cauto en su consumo

¿Es malo comer panga? Las dudas sobre este polémico pescado, resueltas

El debate volvió a abrirse después de que Carrefour anunciara que dejaba de vender este producto por motivos medioambientales

Foto: Un filete de panga (CC)
Un filete de panga (CC)

Hace tiempo que el panga abrió un debate sobre si debería ser consumido o no pero, desde que Carrefour anunció que iba a suspender su venta en Bélgica y en España, este pescado ha vuelto a la actualidad mediática. La cadena de supermercados explicó que su decisión se debía a motivos medioambientales y no de salubridad: "Dadas las dudas que existen sobre el adverso impacto de las granjas de panga en el medio ambiente, hemos decidido dejar de vender este pescado y ya se han suspendido los pedidos", indicaba su comunicado.

[Panga, antibióticos y un problemón global]

El gerente de la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos (Apromar), Javier Ojeda, quiso tranquilizar a la población sobre la suspensión de la venta de panga, una acción que considera “normal” y que comprende por la preocupación de Carrefour en relación a los criterios de “sostenibilidad ambiental y social”. Ojeda también recalcó que la decisión de la multinacional no debe suscitar alarma sobre seguridad alimentaria, "ya que el pescado que se vende en la UE es seguro".

El nombre original de la panga es Pangasius hypophthalmus (CC)
El nombre original de la panga es Pangasius hypophthalmus (CC)

La cadena de origen francés explicó que, aunque la calidad del panga puesto a la venta era "impecable", había dudas sobre los mecanismos de control de las granjas donde se cultiva –la mayoría localizadas en Vietnam– para evitar que los residuos contaminen sus aguas. Casi todos los proveedores en España provienen de Asia, con Vietnam a la cabeza seguido de Indonesia, Tailandia, Bangladesh y Myanmar (antigua Birmania). Las importaciones españolas de panga procedente de Vietnam alcanzaron 23.179 toneladas en 2015 y un valor de 47,6 millones de euros, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Por qué hay que ser cauto con el panga

Aunque los expertos aseguran que los peligros sobre el consumo de panga están infundados, son varias las teorías que afirman que debería dejar de incluirse en nuestra dieta. El motivo es la concentración de metales pesados –como el mercurio– que podría contener este pescado. Esta característica no es causa suficiente como para desechar por completo la panga de los menús porque las cantidades encontradas no son alarmantes, aunque tal y como recuerda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) conviene controlar el consumo para que no sea excesivo.

El ConfidencialEl Confidencial

Puesto que es un pescado de bajo precio y presentación sin demasiadas espinas, el panga es un alimento muy recurrente en los hogares, hospitales, residencias de mayores e incluso comedores escolares. A pesar de este beneficio para el bolsillo –y de tener poca grasa y calorías en su carne–, la OCU revisó en 2010 23 muestras de panga y localizó restos de mercurio y pesticidas dentro de los límites aceptados por la ley: por tanto, la recomendación apunta a que el consumo de este pez no debería ser mayor a una vez por semana.

Consumo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios