según los datos de kantar media

Que tiemble el directo: la mitad de los internautas españoles ve las series 'online'

Los cambios de consumo de contenidos audiovisuales son ya una realidad a nivel mundial. Las nuevas generaciones cada vez optan más por los contenidos bajo demanda en vez del directo

Foto: Fotograma de la serie 'Juego de tronos'.
Fotograma de la serie 'Juego de tronos'.

El 50% de los internautas españoles ya consume las series de televisión a través de la red, según los datos que maneja Kantar Media. En un estudio difundido este lunes, la empresa de medición de audiencias destaca cómo las plataformas tipo Netflix o HBO han logrado hacerse un hueco en el mercado. En España, casi el 80% de los hogares cuenta con acceso a internet, según informa el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

"Este elevado consumo de series de televisión en España ha sido una de las causas de la proliferación de expertos en este formato", señala la compañía. "Estos no solo se caracterizan por tener una personalidad glamurosa y de líder, sino que son en su mayoría jóvenes (20-34 años), solteros, de nivel socio-económico alto, orientados a la calidad y expuestos sobre todo a internet y al cine".

Para muestra, un botón. La pasada madrugada se estrenó en España la séptima temporada de 'Juego de tronos', una de las series más populares del mundo, que solo puede verse en plataformas de pago. Solo durante la noche de su estreno, Kantar Media ha contabilizado un total de 36.527 tuits relacionados, 769 noticias en prensa e internet y, en suma, más de 300 millones de impactos de audiencia. En Estados Unidos, la web de HBO —dueña de la serie— se 'colgó' de la cantidad de personas que se conectaron a la vez para ver el nuevo capítulo.

"Los consumidores demandan cada vez más un servicio de televisión a la carta, ofrecido por estas plataformas y adecuado a sus necesidades, puesto que un 30% de ellos declara utilizar este tipo de servicios para crear sus propios horarios de programas de televisión", señala la compañía. "Datos como estos demuestran que se está produciendo un cambio en cuanto a nuestra forma de ver televisión respecto a años anteriores debido al consumo de internet y las redes sociales".

La llegada de estas plataformas supuso una disrupción en las relaciones que mantenían los consumidores y los creadores de contenidos. Si antes los espectadores estaban sujetos a un horario y un dispositivo determinados, ahora ocurre lo contrario. El espectador es el que decide el cuándo, el cómo y el dónde, una tendencia que se acentúa en los estratos más jóvenes.

Y es que aunque los telespectadores de entre cuatro y 44 años son los que menos televisión en directo consumen, la diferencia es más evidente en los jóvenes de hasta 24 años, según constata un reciente informe de Deloitte titulado 'Televisión en abierto. Contribución a la sociedad española'. Otro estudio, esta vez de Barlovento Comunicación, acredita la fuga de audiencia de las emisiones en directo:

Otra reciente publicación, esta vez firmada por Telefónica, Ymedia y The Cocktail, apunta a que el 51% de los internautas ya paga por servicios de televisión de pago. "El momento actual presenta un panorama de convivencia entre las plataformas IPTV (tipo Movistar +, Vodafone One, Orange TV) y OTT (como Netflix o HBO), ya que la primera muestra un ligero crecimiento frente al año anterior, y las diferentes alternativas de OTT logran alcanzar a un 25% de internautas", señala el estudio presentado el pasado mes de mayo. "Además, un 16% de internautas mantiene pago sobre ambos tipos de plataforma de manera independiente".

El tirón de Netflix en España

Aunque Netflix no hace públicos los datos de suscriptores por países, la CNMC publicó hace unos meses sus propias estimaciones sobre el número de usuarios de esta plataforma en España. En apenas seis meses, Netflix duplicó prácticamente el número de suscriptores, hasta superar el medio millón de usuarios.

Igualmente, cabe destacar el crecimiento de las servicios a la carta de operadores tradicionales como Mediaset o Atresmedia. Además de mantener sus parrillas habituales, los dos gigantes televisivos cuentan con sus propias plataformas (Mitele y Atresplayer, respectivamente) en las que vuelcan sus contenidos para su consumo en diferido.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios